Acuerdo humanitario en Arauca

0
368
La regional de la Defensoría del Pueblo recibe a la caravana de ARAUCA

Caravana humanitaria y foro con participación de la comunidad internacional y organizaciones defensoras de los derechos humanos, pretende romper la militarización en la región y superar la crisis que deja cerca de 100 asesinatos

Carolina Tejada

El objetivo de la caravana humanitaria que salió de Bogotá y llegó a la ciudad de Tame el día 21 de marzo, y que culminará con un foro de DDHH, es el de acompañar a la población en el marco de la crisis humanitaria que viven desde inicios de este año y abrir caminos hacia una solución dialogada a la crisis.

Según cifras de las organizaciones de DDHH que impulsan la jornada, desde el 2 de enero han sido asesinadas cerca de 100 personas, de las cuales cinco eran líderes sociales y un firmante del acuerdo de paz, cinco organizaciones sociales y 56 de sus integrantes han sido víctimas de atentado terrorista mediante carro bomba, de las cuales resultaron seis heridos, 2.378 personas desplazadas compuestas por 725 familias, entre las cuales 52 personas son firmantes del acuerdo de paz, docentes amenazados y sin poder impartir clases.

Y un sinnúmero de afectaciones al comercio, cooperativas de transporte entre otras situaciones que ponen en alerta al conjunto de la población.

Este panorama es el que movilizó a varias organizaciones defensoras de los derechos humanos, entre esas al Comité Permanente por la Defensa de los DDHH, CPDH, Comunales, la ONU y de cooperación, así como a la Defensoría del Pueblo en un solo propósito común; instar a un acuerdo humanitario y que se logre la tranquilidad y el bienestar para la población araucana, principalmente en Arauquita, Fortul, Saravena y Tame.

Intervención del CPDH en reunión con defensores de ddhh

Desmilitarización y acuerdo humanitario

Existe una militarización en el departamento, por un lado, por parte del Ejército Nacional, más de 12 mil soldados y fuerza policial, y por otro por fuerzas armadas de grupos irregulares, ELN y disidencias de las FARC, agudizando aún más la situación de seguridad para la población. Existen comunidades confinadas en medio de una constante confrontación de los ejércitos en terreno.

La situación de enero a marzo no ha cambiado. Continúa la preocupación de las organizaciones humanitarias a nivel nacional e internacional, por eso se tomaron la tarea de sumarle a la caravana humanitaria un foro de DDHH. Según comenta Jairo Ramírez, defensor de derechos humanos y quien llegó desde Bogotá con la caravana, se busca “en primer lugar que se levante la desmilitarización de la región, aquí hay 12 mil soldados y entre más presencia de tropas hay, existen más asesinatos de las comunidades. Lo que quiere decir que las tropas están es al cuidado de los intereses de empresas petroleras inglesas y norteamericanas, pero les importa muy poco los intereses de las comunidades”

Por otra parte, se plantea un acuerdo humanitario que implique un cese de hostilidades contra la población civil. Y que debe involucrar la voluntad del gobierno, al Ejército, a la policía, a los grupos alzados en armas que se encuentran en la región”.

Salida a la crisis

Y, por otro lado, la caravana pretende poner de presente la crisis económica y social que existe. Arauca es una de las regiones más ricas en explotación petrolera, en medio de una profunda desigualdad social. Esta ha sido, argumenta el defensor de DDHH, desde hace más de 40 años, aunando en un nuevo ciclo de violencia atizado por el propio gobierno.

En este sentido, expresa Ramírez, lo que se buscan es que “el gobierno reciba a las comunidades, negocie con ellas un plan en lo social, en lo educativo en los temas de salud, para ir superando en el tiempo esta situación de abandono”.

Y, finalmente, se busca que se frente todo tipo de agresión militar contra Venezuela desde el territorio colombiano. Por ello, se pide “una normalización de las relaciones con Venezuela, la normalización de las actividades de cooperación, económicas, como históricamente se han dado para reactivar la economía y generar otro ambiente en la región”. El foro que pretende recoger las inquietudes, denuncias y salidas a la actual crisis por parte de la población, inicia el próximo jueves en la ciudad de Arauca.