lunes, marzo 4, 2024
InicioVisiónCultural33° Festival Internacional de Poesía de Medellín: Migración de la muerte a...

33° Festival Internacional de Poesía de Medellín: Migración de la muerte a la vida

Del 1 al 15 de julio de 2023, se realizará virtual y presencialmente el encuentro poético más importante del mundo. El espacio es una contribución a la cultura de paz

Redacción Cultural

Con la participación activa de 104 poetas de casi 60 países se realizará una nueva versión del Festival Internacional de Poesía de Medellín con el propósito de disputar la ciudad a las manos de la muerte, del burdo mercantilismo y de la senda pragmática que durante tantos años ha extraviado al pueblo medellinense. En esta oportunidad la cita será por las libertades democráticas, los cambios sociales y la Paz Total.

En total el evento desplegará 93 actividades, siete actos virtuales y 86 presenciales durante las dos semanas de su paso por la ciudad. Nunca un pueblo fue tan sensible, hondo y consciente del valor de la poesía como el nuestro durante los días de este Festival, considerado el mayor del planeta.

Paralelamente se realizará el primer Congreso del Movimiento Poético Mundial con la participación de cerca de 80 delegados entre presenciales y virtuales, en Medellín y en Caracas entre el 13 y el 18 de julio de 2023. El espacio recibirá los informes de los delegados de los diferentes continentes, al mismo tiempo que construirá y redactará un plan estratégico 2023-2028 y elegirá un comité coordinador.

Una historia poética

El Festival surgió y creció como un magno acto de resistencia contra la muerte en una ciudad secuestrada por la violencia y la guerra durante décadas. Por ello mereció el Premio Nobel Alternativo en 2006 y el reconocimiento como patrimonio cultural de la nación.

El Premio Nobel de Literatura Wole Soyinka manifestó sobre la fiesta mundial de la poesía: “Creo que Medellín es único por haber generado un público que literalmente come, bebe y tal vez duerme dentro de la poesía. Pienso que hay que hacer una distinción importante, por el hecho de tener esta relación casi osmótica con la poesía, uno puede observarlo en el rostro de la gente. Yo ya había escuchado de este Festival de otros poetas en Europa, también de mi compatriota Odia Ofeimun, quien estuvo aquí, en Medellín. Cuando regresó me dijo: «no te vayas a perder el próximo episodio»”.

El poeta inglés Adrian Mitchell afirmó acerca del Festival: “Ustedes nos demostraron que el pueblo de Colombia ansía la paz, y que trabajan, por medio de la poesía y de medios no violentos, para terminar el terrible conflicto que desgarra su bello país”.

“El Festival Internacional de Poesía de Medellín es único en el mundo e irremplazable. Me sentí profundamente emocionada por el interés y el fervor por la poesía que manifestaron en forma constante miles de personas durante una decena de días”, manifestó en Medellín Kouméalo Anate, ministra de Cultura de Togo.

Invitados de Colombia y el mundo

A esta 33 versión, el público poético podrá ver, escuchar y compartir con poetas de los cinco continentes. Entre los poetas invitados están los africanos: Mohammed Achaari, de Marruecos, poeta, abogado y periodista, ministro de Cultura de 1998 a 2002; en 2011 obtuvo el premio al libro árabe. Tarek Eltayeb, de Sudán es también novelista, cuentista, dramaturgo, recibió el Premio Elías Canetti, el Gran Premio de Viena y el Gran Premio de Poesía de Rumania de una gran delegación poética de este continente.

De América estarán el colombiano Jotamario Arbeláez, destacado representante y cofundador del movimiento nadaísta, Premio Nacional Instituto Colombiano de Cultura (1985); Premio internacional de poesía Valera Mora, Caracas (2008). Carolyn Forché, de Estados Unidos, poeta, ensayista, periodista, editora, traductora y defensora de los derechos humanos, obtuvo el Premio James Laughlin de la Academia de Poetas Americanos, así como las becas de la Fundación Lannan, de la Fundación Guggenheim y del Fondo Nacional de las Artes y el chileno Mauricio Redolés, poeta y músico, símbolo de la resistencia contra el golpe militar de Pinochet, por lo cual fue encarcelado, en 1975 logró exiliarse en Inglaterra por una década.

La palestina Hanan Awwad es poeta, académica, narradora, investigadora y profesora. Fue asesora cultural del presidente Yasser Arafat ante las Naciones Unidas. Ha recibido el Premio al Mérito, Medalla de honor, invitada especial y presidente del Congreso Internacional de la Paz, Pakistán.

También estarán Neşe Yaşın (Chipre, 1959), poeta, periodista y editora. Ha recibido el Premio Anthias Pierides en 1998, el Premio Pierides 2020 y el Premio de los Ciudadanos Europeos. Janette Ayachi (Reino Unido) es poeta y performer, ha presentado su obra en BBC radio, ganó el premio literario Saltire al Libro de poesía, en 2019.

También estarán en el festival los poetas del continente americano Alex Pausides (Cuba), Alexandra Cretté (Guyana Francesa), Ana María Oviedo Palomares (República Bolivariana de Venezuela), Edwin Madrid (Ecuador, virtual), Enrique Sánchez Hernani (Perú), Hubert Matiúwaà (Nación Mè’phàà, México), Karel Leyva (Cuba), Leonardo Ruiz (República Bolivariana de Venezuela), María Casiraghi (Argentina) y Mario Meléndez (Chile, virtual).

“La poesía, la poesía misma” 

En una famosa entrevista que le hizo la poeta y escritora Angela García al poeta francés Yves Bonnefoy sobre el festival internacional de poesía de Medellín, este pronunció una de las interpretaciones más bellas y profundas que se han hecho del encuentro poético

“En esta inmensa sala, donde se aglomeraban centenares y centenares de jóvenes evidentemente llenos de fervor, animados del deseo de reformar la sociedad, de poner fin a sus injusticias y a sus espantosas violencias, he visto pasar hombres y mujeres que respondían a esta tan hermosa espera con palabras intensamente serias, que eran de la poesía. De ninguna manera, en efecto, se tenía en esta tribuna de aquellos discursos que siguen en la abstracción, por muy generosos que sean, se limitan a las ideas, invadidas ellas mismas, algunas veces, por la ideología. Había cada instante grandes y fuertes imágenes evocando la dramática vida cotidiana de América Latina de una manera sobrecogedora, eran símbolos que hablaban tanto al corazón como al espíritu; y el ritmo unía a todos allí en la noche, diseminados bajo múltiples luces, pero reencontrando todos y todas las esperanzas, la gran esperanza insensata pero irresistible, de que el futuro iba por fin a empezar”.

“La poesía, la poesía misma. La poesía íntimamente asociada a la reflexión y a la acción política, como se debe, y encontrando en esta proximidad, vivida de manera evidentemente libre y atrevida, un aumento de fuerza: Aquel que aporta la conciencia que sabe tomar de su responsabilidad de sus tareas, cuando se tiene también el presentimiento de los poderes, quizá extraordinarios, que yacen en la palabra”.

“Deben aparecer nuevos festivales, mucho mejor que sea en las circunstancias de Medellín, es decir, en las fronteras del mal, en primera línea en el combate contra los fraudes y las injusticias: es ahí que se tiene la más grande necesidad de la poesía. Pero estos encuentros tendrán también la virtud de aproximar estos dos polos que acabo de evocar y que tienen necesidad el uno del otro”.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments