Primeras protestas del año

0
El Partido Comunista y la Unión Patriótica participaron de las movilizaciones en varias ciudades colombianas.

El domingo 24 de enero, la Plaza de Bolívar de la capital del país se llenó, y aunque en todo el país fueron marchas y concentraciones pacíficas, en Bucaramanga la policía agredió a los manifestantes.

El Partido Comunista y la Unión Patriótica participaron de las movilizaciones en varias ciudades colombianas.
El Partido Comunista y la Unión Patriótica participaron de las movilizaciones en varias ciudades colombianas.

En las principales capitales de departamentos se manifestaron miles de colombianos en la primera gran jornada nacional de protesta contra las políticas económicas del Gobierno Nacional y de algunas ciudades como Bogotá.

El pasado 24 de enero, en la capital del país fueron miles de jóvenes, estudiantes, usuarios de transporte público, profesores, padres de familia y sindicatos, entre otros, quienes rechazaron medidas como la venta de Isagén; los anuncios de venta de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá, ETB; el incremento de 200 pesos en el pasaje de Transmilenio; la anunciada reforma tributaria; la intención de recortar presupuesto para hospitales de Bogotá y el pírrico reajuste al salario mínimo.

La Plaza de Bolívar de la capital del país se llenó, y aunque en todo el país fueron marchas y concentraciones pacíficas, en Bucaramanga la policía agredió a los manifestantes.

La movilización nacional fue la primera de varias que ya se preparan, entre las que está un gran paro nacional. Diferentes organizaciones sociales de índole local, regional y nacional se reúnen desde hace varias semanas para coordinarlo.

Inicialmente hubo desconfianza con la manifestación porque no estaba convocada por organizaciones reconocidas sino por ciudadanos indignados, quienes utilizaron las redes sociales, pero paulatinamente las centrales obreras y algunos partidos políticos se sumaron.

En Bogotá los maestros también protestaron contra los anuncios del alcalde Enrique Peñalosa quien pretende entregar más colegios en concesión, impulsar el programa De cero a siempre en contravía del preescolar de tres grados, y la jornada única sin reajuste salarial y con aumento de la jornada laboral de los educadores.

Los asistentes a las manifestaciones se comprometieron a preparar el paro nacional en rechazo a la política económica del actual gobierno.