“El Gobierno no tiene voluntad”: Fecode

0
123
Así permanecen miles de colegios en todo el país por la negativa gubernamental. Foto J.C.H.

Las negociaciones fueron suspendidas temporalmente, el cese de actividades continúa, se prepara la toma de Bogotá por parte de 50 mil educadores y caminatas desde todo el país hasta la capital. Los docentes están decididos a que esta vez no les hagan conejo

Juan Carlos Hurtado Fonseca
@aurelianolatino

Cuando el país esperaba un anuncio que lograra que más de 330 mil profesores retornaran a sus labores y más de nueve millones de estudiantes a sus clases, los representantes del magisterio y del Gobierno nacional dijeron que aún no tenían acuerdos.

Luego de una discusión que se prolongó por más de 21 horas, el pasado 4 de mayo, el Gobierno se levantó de la mesa y la Federación Colombiana de Educadores (Fecode) hizo un llamado al presidente de la República, Juan Manuel Santos, para que asumiera directamente en la comisión negociadora, con soluciones concretas a sus peticiones.

El punto que no ha permitido avanzar es la nivelación salarial. Según Fecode, la comisión del Gobierno integrada por el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas; la ministra de Educación, Gina Parody; el ministro del Trabajo, Luis Eduardo Garzón; y sus asesores, se mantiene en una actitud férrea, con un 12%, aunque solo asegura el 10%; el resto está condicionado a factores externos como el crecimiento de los ingresos corrientes de la nación para los años 2016 y 2017.

“La propuesta inicial de Fecode se basa en el estudio que sustenta un 28% de diferencia salarial. Ante la postura inmóvil del Gobierno, bajó a un 20% y finalmente, un 16%, con la posibilidad de cerrar la brecha y mostrar voluntad. No obstante, el Gobierno no se movió de su posición. El punto que seguía en la agenda eran los criterios de ascenso y reubicación salarial para los maestros del estatuto 1278. El Gobierno llevó una propuesta, que en la práctica tendrá las mismas consecuencias de la derrotada evaluación de competencias. Como estos planteamientos no responden a las necesidades del magisterio colombiano, no fue posible llegar a acuerdos”, explicó la Federación sobre las posturas en la mesa.

Otros puntos

Según Pedro Arango, del ejecutivo nacional de Fecode, el Gobierno mantuvo su propuesta de evaluación-sanción y rechazó la de los maestros para realizar evaluaciones diagnósticas formativas que ubiquen las fallas y se puedan diseñar planes de mejoramiento. El Gobierno tampoco aceptó la responsabilidad del preescolar y aunque dijo que dispondría de recursos para infraestructura, los docentes dicen que hay que esperar lo que aprueben en el Plan Nacional de Desarrollo.

Ante la falta de propuestas que fueran aceptadas por los docentes, se suspendió la mesa y los maestros fueron a su junta nacional en la que discutieron los pasos a seguir. Al cierre de esta edición, Fecode mantenía la orden de paro nacional indefinido y sus diferentes actividades en ciudades y municipios. El martes radicó ante la Presidencia de la República más de millón de firmas, que se han recogido para solicitarle a Juan Manuel Santos designar, en el Ministerio de Educación, a una persona que enfrente la actual crisis.

A partir del miércoles preparan una toma a Bogotá de aproximadamente 50 mil docentes, con permanencia de tres días. Y de no haber acuerdos pronto, la siguiente semana, profesores de todo el país iniciarán caminatas hacia la capital.

Primero de Mayo

En el acto político del Primero de Mayo en Bogotá, antes de la reunión en la Defensoría del Pueblo con los representantes del Gobierno nacional, intervino el presidente de Fecode, Luis Grubert, quien expresó que con dignidad han enfrentado las políticas restrictivas del gobierno de Santos, quien continúa el modelo neoliberal y precariza derechos: “Decimos: en Fecode compartimos que hay que llegar a la paz, la queremos, pero con dignidad, con justicia social”.

Comentó que han analizado lo nefasto del Plan Nacional de Desarrollo y que los conmueve la manera “inhumana” como se niega el derecho a la educación en preescolar a los niños pobres del país: “Niega la gratuidad de la educación, impide que pueda ser de verdad de gratuidad y se convierte en demagogia del gobierno de Santos, que nos obligó ante sus incumplimientos a tomar la decisión de irnos a un paro de carácter nacional indefinido. Aclaramos: ayer se retomaron las conversaciones, aunque la ministra decía que no se sentaba si no levantábamos el paro, nosotros dijimos ‘se va a negociar es en el paro’, no es lo que ella quiera, aquí no hay prepotencias que intimiden a los maestros”.

Según el presidente de la Federación, la contienda que dan tiene una relación directa con la construcción de la paz, porque al no haber aceptación del derecho a la educación, no habrá ambiente para romper la inequidad social: “Esta pelea es por la equidad social, es por la defensa de la educación como derecho”.

Comentó el apoyo y la solidaridad que han tenido de la sociedad en general: “Nos han expresado con sus abrazos, con su cariño, la solidaridad con el movimiento que hoy lideramos. Por eso podemos decir que los maestros de Colombia nos sentimos acompañados de los trabajadores, de los partidos, de los sindicatos, de las centrales, y por eso, en esa fortaleza creemos que vamos avanzando de manera positiva”.

Anotó que lo que piden es que el Gobierno cumpla la ley, que no les haga conejo porque esta vez no lo permitirán. “Cuando la ministra hizo su alocución el primer día del paro salió con dos piedras disparando amenazas, eso enfureció al magisterio, y con verraquera en las calles hemos demostrado que estamos para las que sea. Les avisamos que para el próximo miércoles, si no hay solución, vamos a hacer un campamento con unos 50 mil maestros y vamos a permanecer hasta que haya soluciones. Ese día organizamos la movilización, eso es lo que nos da fuerza para poder exigirle al gobierno que ceda en justicia a nuestras peticiones. No estamos pidiendo que nos regalen nada, lo que estamos pidiendo nos lo merecemos.

“Seguiremos diciéndoles a los partidos, a los trabajadores, a las centrales: gracias por la solidaridad, pero los convocamos a seguir fortaleciendo la unidad para avanzar en derechos, para seguir luchando por la paz, por justicia social que en este país se necesita”, concluyó Luis Grubert.