domingo, junio 23, 2024
InicioPaísDerechos humanosWillian del Carmen Trujillo: Periodista silenciado por la injusticia

Willian del Carmen Trujillo: Periodista silenciado por la injusticia

Willian del Carmen Trujillo

En el Catatumbo y en Colombia viene plasmándose una gran problemática con capturas masivas en contra de nuestra población civil y la vulnerabilidad de aquellos campesinos analfabetos.

Willian del Carmen Trujillo

Durante años en la región del Catatumbo no hubo presencia de aquellos gobiernos de turno y solo asisten con la cúpula militar teniendo en claro un solo objetivo y con la presión de altos mandos de dar resultados así sea a costa de inocentes, personas que no tienen que ver con el conflicto armado que lo único que exigen son ayudas constructivas para formar una región, un departamento y un país con progreso en miras de un mañana mejor.

Ya la oleada de falsos positivos, que son muchos, no tan solo se domina con la muerte de inocentes sino que se creó una nueva estrategia de falsos positivos con montajes judiciales por parte del Ejército y Fiscalía; donde el campesino y sus líderes son capturados haciéndolos pasar como guerrilleros o narcotraficantes con un despliegue de inteligencia militar asombroso poniendo armas, droga y falsos desmovilizados a sus víctimas para así reportarlos y judicializarlos como terroristas de grupos al margen de la ley.

¿Cuál es el sentido de esta guerra? ¿Porqué nuestros campesinos? Sabiendo que lo que portan son machetes, azadones, incluso los chispunes que son de caza en sus tierras son decomisados como armas terroristas.

¿Por qué estos montajes judiciales por parte de los «héroes» de Colombia? ¿Será que sí existen? Pero aquí en Colombia tienen que pasar años, muertos, inocentes en su mayoría, para que la verdad se destape, no sé si por temor de nuestra población civil atemorizada por tantas injusticias que han vivido y debido a ello no denuncian ante organizaciones y ONG que defienden los derechos humanos, ni tampoco estos tienen conocimiento de la gran problemática que ha comenzado sin que nadie preste atención o estas siguen silenciadas por vetos políticos o están siendo atemorizadas por dar a conocer una realidad.

Desde este momento denuncio las tantas capturas masivas que se presentan en la región del Catatumbo porque al campesino le tocó bajo constreñimiento proporcionar una gallina y un racimo de plátano o lo llaman por celular a solicitarle algo; todo esto es manipulado y arreglado para utilizarlo como pruebas por parte del Ejército y la Fiscalía para llevarlo ante un juez por el delito de rebelión y financiación del terrorismo y como es analfabeta le hacen firmar documentos de aceptación, sin la presencia de un abogado que en los muchos casos suele ser de oficio, orientando y aconsejando al campesino analfabeta a que acepte y arme un preacuerdo.

Estos abogados también suelen ser manipulados por fiscales. ¿Dónde queda la inocencia de nuestros campesinos? Y así hay muchos ejemplos de procesos falsos que hay en contra de inocentes.

Éstos son los resultados que la cúpula militar y la Fiscalía presentan a la opinión pública divulgando que están dando golpes a la insurgencia y al terrorismo, cuando los verdaderos terroristas y narcotraficantes están libres.

Todo esto se realiza por la presión que el gobierno ejerce y exige en su cúpula militar, montajes judiciales; todo a costa de líderes inocentes que destapan la verdad.

Éste es el caso de su servidor Willian del Carmen Mora Trujillo, periodista, integrante de la Asociación Campesina del Catatumbo (Ascamcat), corresponsal de medios, director y propietario de Catatumbo Estéreo, desplazado, amenazado y vocero de una realidad y verdad en la región del Catatumbo. «No soy un periodista, soy el periodismo secuestrado». Entro en esas capturas masivas hace 269 días en la cárcel Modelo de Cúcuta como sindicado sin realizar audiencia alguna, capturado con nueve personas más y con un montaje judicial del delito de rebelión y financiación al terrorismo. «Las únicas armas de un periodista son los micrófonos en búsqueda de la verdad».

«Quieren apagar los micrófonos que como medio es la voz de un pueblo». Ahora le exijo a la fiscalía: ¿Qué pasa con mi montaje judicial y el de muchos mas? ¿Por qué tengo que pasar tantos meses secuestrado y privado de la libertad cuando poseo muchas pruebas a mi favor? ¿Cuál es el temor de la fiscalía? ¿Por qué no presenta su montaje judicial? «Libertad plena o pena de muerte». Esto solo tiene una respuesta, hay equivocación, mentiras, montajes y la verdad de un inocente impera; les cuesta reconocer un montaje del Ejército en complicidad con la Fiscalía.

Han jugado con la vida y la dignidad de tantos inocentes mas no con la verdad.

Hago el llamado ante autoridades que defienden los derechos humanos, ONG, al Congreso, partidos políticos, sindicatos, asociaciones, fundaciones y a nuestros periodistas que están en contra de la injusticia y los invito sin temores a que denunciemos una olla podrida que sin darnos cuenta ha comenzado a carcomer en la región del Catatumbo, Norte de Santander, Colombia.

@wcatatumbo www.wcatatumbo.blogspot.com Wcatatumbo@gmail.com

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

Rodrigo Carvajal en Elefantes blancos en Coyaima
Rodrigo Carvajal en No Más Olé
Rodrigo Carvajal en ¡A hundir el acelerador!
Rodrigo Carvajal en Semana contra el fascismo
Rodrigo Carvajal en Ucrania, ¿Otro Vietnam?
Rodrigo Carvajal en ¿Quién es Claudia Sheinbaum?
Rodrigo Carvajal en Odio y desinformación
Rodrigo Carvajal en La inflación y sus demonios
Rodrigo Carvajal en No cesa la brutalidad sionista
Rodrigo Carvajal en Putin gobernará hasta el 2030
Rodrigo Carvajal en De Bolsonaro a Lula