Turquía anuncia acciones contra EI, pero ataca a kurdos y comunistas

0
394
La revolucionaria asesinada, Gunay Ozarslan

Asesinada militante comunista en Estambul por la policía, bombardeadas bases del PKK.

David Moreno

Organizaciones kurdas dieron a conocer un mapa con la ubicación de los campamentos del comunista PKK que han sido bombardeados por Turquía. Se reportan bajas de civiles kurdos en las áreas de Xakûrkê y Xinere. En algunas aldeas, los civiles se han refugiado en cavernas para escapar de las bombas. Los aviones turcos también destruyeron el cementerio de mártires de la guerrilla kurda en la región Martyr Harun.

Por su parte la organización comunista turca Halk Cephesi (Frente Popular) denunció los operativos policiales turcos, en los que fue asesinada la revolucionaria Gunay Ozarslan en el barrio Bagcilar de Estambul.

«Los asesinos y sus medios desde la mañana chillan diciendo que es una operación contra el Estado Islámico (ISIS) y las guerrillas comunistas PKK y DHKP-C. Los medios burgueses mienten y quieren crear un nuevo conflicto sin distinguir el bien del mal. Los asesinos de ISIS son sus criados. Los alimentan, les venden las armas, los curan. Nos cuentan que los cinco mil policías que participan en la operación luchan contra ISIS, pero la sangre que corre en esta operación es la sangre de los revolucionarios», dice Halk Cephesi en un comunicado.

Contexto

Tras un atentado el lunes en la sureña localidad turca de Suruc, donde 32 personas murieron y 104 resultaron heridas, la dirección del país señaló al EI como principal sospechoso y aseguró que tomaría las medidas necesarias contra esa organización y cualquier otra considerada una amenaza.

El ataque, perpetrado contra miembros la Federación de Asociaciones de Juventudes Socialistas, incrementó las tensiones entre el gobierno y la guerrilla kurda y desató una fuerte ola de violencia en esta nación. Fuerzas opositoras y miembros del PKK culparon al gubernamental Partido de Justicia y Desarrollo (AKP) de negligencia y de actuar en complicidad con el EI.

En reiteradas ocasiones, Turquía ha sido acusada de entrenar, financiar y armar a grupos extremistas que operan cerca de la frontera entre este país y Siria.

Luego de lo ocurrido en Suruc, el primer ministro convocó a una reunión de emergencia de su gabinete para analizar el aumento de la seguridad en puntos limítrofes.

De acuerdo con medios de prensa, durante el encuentro se aprobó el inicio de los ataques aéreos contra el EI y la implementación de otras medidas.

Según la versión digital del diario Hurriyet, cazas turcos bombardearon esta mañana posiciones del EI en el norte de Siria, en tanto la policía detuvo a cerca de 300 supuestos miembros de grupos terroristas y simpatizantes de la guerrilla kurda.