Suspenden de por vida a futbolista griego por hacer saludo nazi

0
885

David Moreno
SemanarioVoz.com

El futbolista griego Giorgos Katidis, del AEK Atenas, fue excluido de por vida de la selección nacional por haber saludado con el brazo en alto al estilo hitleriano, según comunicó hoy la Federación Griega de Fútbol. El incidente se produjo en la victoria del club ateniense por 2-1 ante el Veria FC. El internacional griego festejó en el minuto 84 el gol de la victoria con el brazo extendido.

img-suspendu-a-vie-pour-un-salut-nazi-1363532623_620_400_crop_articles-167801
Giorgos Katidis no tiene cerebro. Y lo demostró en el partido entre el AEK Atenas y Veria (2-1) en la 26ª jornada de la superliga griega.

Autor del gol de la victoria en los últimos minutos del partido, el atacante del AEK creó la polémica al dirigirle un saludo nazi a los hinchas. Una celebración que inmediatamente hizo reaccionar a la Federación griega que suspendió de por vida al joven de 20 años, jugador de la selección nacional.

«La acción del jugador de saludar a los espectadores a la manera nazi es una provocación grave, que insulta a todas las víctimas de las crueldades nazis y hiere el carácter profundamente pacífico y humano del juego», explicó la Federación en un comunicado.

Katidis, ex capitán de la selección sub 19, por su parte, se excusó vía Twitter argumentando que no conocía el significado de su gesto.

El alemán Ewald Lienen, entrenador del AEK, dijo que el jugador no tiene ni idea de política. El martes, Katidis tendrá que justificarse ante su club. El AEK de Atenas fue fundado por griegos desplazados de Constantinopla (actual Estambul), durante la guerra greco-turca, en 1924. Entre sus seguidores la barra más importante, Original 21, es conocida por ser de izquierda y está hermanada con hinchas del Livorno y del Olympique de Marsella, caracterizados antifascistas.

El polémico gesto tiene especial significación por darse el mismo día en que la comunidad judía de Tesalónica conmemora el 70 aniversario de la deportación de judíos de dicha ciudad del norte de Grecia a los campos de exterminio nazis, y se presenta en medio de la agitada política de ese país, donde el partido de extrema derecha Amanecer Dorado ha llegado al Parlamento defendiendo posturas fascistas, y cuenta con cierto apoyo en las hinchadas futbolísticas, particularmente en el grupo Galazia Stratia (Ejército Azul) que acompaña a la selección de Grecia y ha protagonizado hechos violentos contra seguidores extranjeros en varios encuentros deportivos.

Amanecer Dorado publicó en internet una declaración defendiendo el gesto del deportista, asegurando que es un saludo tradicional de la antigua Grecia, muchas veces utilizado por sus militantes. Sin embargo, poco tiempo después el comunicado fue retirado de su portal web.