domingo, junio 23, 2024
InicioPaísSitionuevo, un pacto desde abajo

Sitionuevo, un pacto desde abajo

Luego de organizarse en una Junta de Acción Comunal, los habitantes del olvidado municipio caribeño han presentado una lista para ganar espacios en el Concejo. La clave fue la unidad

Wilfrido Jiménez Díaz

Luego de la euforia por el triunfo en las urnas el 29 de mayo del 2022 por el hoy presidente Gustavo Petro Urrego, un viento de esperanzas sopla y sopla por cada una de las parcelas en la vereda Los Kilómetros–Caño Clarín, jurisdicción del corregimiento de Palermo en Sitionuevo, Magdalena.

La vereda Los Kilómetros–Caño Clarín la componen casuchas, curranchas y ramadas que usted ve a su izquierda cuando se viene de Ciénaga dejando atrás pueblitos como Puebloviejo, Palmira, La Isla y Tasajera hasta llegar al majestuoso del Caribe, como se le llama al nuevo puente “Pumarejo”, antes de entrar a la ciudad de Barranquilla.

Organización popular

Muchos de sus habitantes, son campesinos lugareños y otros, desplazados por la violencia. Gente humilde, laboriosa, que allí viven del cultivo, especialmente de hortalizas, de la pesca, de la cría de animales domésticos y lo que les da la ciénaga, los caños y el gran río de la Magdalena. Sin embargo, Sitionuevo es un pueblo sumido en el olvido estatal.

Desde ese entonces, empezaron a acariciar la idea de solicitar de los entes gubernamentales lo que por ley les corresponde y que por engaño se lo han negado.

No fue fácil, por la falta de conocimientos, pero después de un año de insistir, se organizaron en una Junta de Acción Comunal, que ya cuentan con reconocimiento oficial y su forma de trabajo comunitario, hoy es ejemplo de organización a nivel regional.

En la unidad

Pero esta comunidad, además de creer en la necesidad de la organización, se convencieron también que sin su participación política, sus aspiraciones redactadas ya en forma de propuestas, no serían alcanzadas.

Exploraron y discutieron posibilidades y en una multitudinaria asamblea eligieron a ocho de sus vecinos para participar por un espacio en el Concejo municipal y creyeron también que no podían ser avalados por los partidos políticos responsables de su olvido, por lo que unánimemente apoyaron las banderas del Pacto Histórico con una lista cerrada, paritaria y en cremallera.

La suerte ya está echada, porque esta comunidad ya se convenció que el poder está en la unidad.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

Rodrigo Carvajal en Elefantes blancos en Coyaima
Rodrigo Carvajal en No Más Olé
Rodrigo Carvajal en ¡A hundir el acelerador!
Rodrigo Carvajal en Semana contra el fascismo
Rodrigo Carvajal en Ucrania, ¿Otro Vietnam?
Rodrigo Carvajal en ¿Quién es Claudia Sheinbaum?
Rodrigo Carvajal en Odio y desinformación
Rodrigo Carvajal en La inflación y sus demonios
Rodrigo Carvajal en No cesa la brutalidad sionista
Rodrigo Carvajal en Putin gobernará hasta el 2030
Rodrigo Carvajal en De Bolsonaro a Lula