Sector minero-energético: Cruzada por alza de salarios

0
348

La defensa del proceso de paz y conseguir condiciones dignas de trabajo, son algunos retos de los sindicatos de esta área

Reunion de dirigentes de Funtraenergetica

Según Funtraener­gé­tica, el año que terminó fue grave en materia laboral para todos los trabajadores que viven del precario salario mínimo. Además, trabajadores del sector minero afrontaron la ilegalidad de las huelgas de los trabajadores de las transnacionales Drummond, Glencore y Dimantec, esta última contratista de Gecolsa, casa representante de Caterpillar; todas ellas se pusieron de acuerdo para romper los movimientos huelguísticos que libraron los trabajadores.

Los patronos en contubernio con el Ministerio del Trabajo se inventaron la maniobra de acudir al esquirolaje para utilizarlo y convocar asambleas, a espalda del sindicato titular del conflicto, procedieron a levantar las huelgas y pedir la ilegalidad de las mismas, inventando causales para poder despedir a los dirigentes y activistas sindicales y eliminar al sindicato clasista para darle paso a los sindicatos patronalistas.

Otra maniobra que inventaron es utilizar las tercerías a través de la subcontratación, para pagarle a los trabajadores calificados salarios por debajo de lo que gana un trabajador calificado de igual rango y de esta manera poner a los trabajadores tercerizados en marcada desigualdad salarial y prestacional.

Por situaciones como las anteriores, Funtraenergética se plantea en 2015 trabajar por la unidad de toda la clase obrera agrupándola en sindicatos fuertes clasistas capaces de hacerle frente a los retos que impone el gran capital y defender inalienables derechos.

Otra tarea importante para el pueblo colombiano y en particular para el movimiento sindical, es luchar por la paz con justicia social apoyando los diálogos para poner fin al conflicto interno armado.

Ante el irrisorio aumento al salario mínimo decretado por el gobierno, Funtraenergética propone una cruzada nacional para que se haga un reajuste serio y generoso al salario mínimo y se lleve a cabo un aumento general de salarios, a la par con la congelación de los precios de obligado consumo popular. También dar la palea por el rescate del recargo nocturno y dominical arrebatado en el gobierno de Uribe Vélez.