Reunión nacional de la UP: Enfilan el rumbo

0
393
La militancia de la UP en las regiones se entusiasma con la conformación de listas al Congreso. Foto Lara.

Garantías reales para la participación política exige la dirección nacional de la Unión Patriótica (UP)

La militancia de la UP en las regiones se entusiasma con la conformación de listas al Congreso. Foto Lara.
La militancia de la UP en las regiones se entusiasma con la conformación de listas al Congreso. Foto Lara.

Hernán Camacho

Importantes valoraciones de orden político realizaron los miembros de la dirección nacional de Unión Patriótica en Bogotá. Los casi 70 delegados plenos, junto a invitados fraternales, debatieron a lo largo de una jornada los alcances y resultados del V Congreso de esa colectividad. La reunión fue presidida por el ratificado presidente de la UP, Ómer Calderón.

La dirección nacional también tomó decisiones importantes sobre sus iniciativas políticas, las responsabilidades al interior de la organización, la campaña presidencial de Aída Avella y la conformación de listas de colombianos al Congreso de la República bajo las banderas upeístas.

El respaldo al proceso de paz y la apertura de la democracia estrecha del país fueron las líneas trazadas en el encuentro de dirección. Las inquietudes traídas desde las regiones demuestran que no será pasajera la participación política de la militancia, que irá más allá de las elecciones de 2014. “La UP estará en la movilización social, en las reivindicaciones del campesinado, en la demandas por un sistema de salud para los colombianos, transformando la educación pública como un derecho democrático y soberano. Estaremos en las calles junto al pueblo”, concluyeron los delegados.

El encuentro sirvió para revalidar la historia. En 1984, año del nacimiento de la UP, el registro de militantes ascendió a 190.269 colombianos. Cifra que para la época tenía gran valor pues apenas se vislumbraba su participación en el plano electoral y ya irrumpía con fuerza y opción real de poder. Luego del genocidio esa cifra disminuyó, pero no se agotó.

Lo que se pretende hoy, según el secretario general de la UP, Felipe Santos, es lograr duplicar esa cifra de militantes y rebasar con creces cualquier otro tipo de reparo legal a la participación política de las fuerzas de izquierda. “Por ello emprendemos una nueva batalla política en el marco de las elecciones y de las movilizaciones sociales”, dijo.

Y es en las elecciones justamente donde la UP aspira a reencontrar su militancia y sumar nuevas caras a la política colombiana con una bandera intachable: su ética. Ese sello de garantía de la UP obliga, según su dirección, a postular una lista inmaculada de colombianos al parlamento para hacerles frente a los enemigos de la guerra. Demócratas con pretensiones de favorecer las transformaciones de las realidades sociales de Colombia y dar un giro a la apertura democrática son los perfiles que busca convalidar la UP en la primera semana del mes de diciembre, plazo límite para la inscripción de las candidaturas a Cámara y Senado.

Lo que exige la dirección de la UP son garantías. “No podemos repetir situaciones como las del departamento de Arauca donde la constante es que no existan mesas de votación en la ruralidad por cualquier excusa de la Fuerza Pública. Allí esta nuestra votación y eso no lo permitiremos en las elecciones del año venidero”, comentó Ómer Calderón. Para ello exige la UP, en el intercambio que han tenido por estos días con el ministro del Interior Alfonso Gómez Méndez, que las reglas de juego para la UP sean claras.

Para la candidata presidencial Aída Avella las listas al Senado y la Cámara será de lujo. “Queremos que los colombianos disfruten del presupuesto colombiano”, expreso Aída Avella. Tan simple como eso obliga a conformar una “bancada de izquierda con una tarea histórica: darle soluciones a los reclamos de los colombianos en materias que hoy no han tenido una política seria e incluyente; pensión, salud, empleo, educación y la adopción de los eventuales pactos de paz que surjan en La Habana. Para eso necesitamos el concurso de todos los esfuerzos”.