miércoles, mayo 22, 2024
InicioPaísActualidad“Queremos fortalecer el turismo ecosensible”

“Queremos fortalecer el turismo ecosensible”

Bertha Sánchez, candidata por el Pacto Histórico a la Alcaldía del municipio de La Calera, conversó con VOZ sobre la problemática del territorio y las propuestas progresistas para el pueblo caleruno

Redacción Política

Bertha Neris Sánchez Vásquez es orgullosa de su origen popular. Nació en el campo apartado entre Córdoba y Antioquia. Su padre, un hombre campesino, se trasladó con su familia a Montería para administrar una finca. Por eso, su nombre está registrado en la Perla del Sinú.

Muchos años después llegó a Bogotá gracias a una beca que ganó para cursar Psicología en la Universidad de los Andes. En la prestigiosa institución entendió las profundas brechas sociales. “Los compañeros relatando excéntricos viajes mientras yo pensaba que seguro en mi casa no había nada que comer. Fue un choque profundo”, recuerda.

La universidad despertó su rol de activista y lideresa social. Con el pasar de los años, ya estudiando una maestría en gestión urbana que centró en las diversidades sexuales e identidades de género, volcó su relación con lo rural. Y una vez llegó a La Calera nunca más se fue. Eso ocurrió hace 11 años.

Bertha es feminista. En su defensa por los derechos humanos y de la Madre Tierra se unió a la plataforma Unión Popular La Calera. En ella no solo han participado en ejercicios electorales, sino que han centrado su activismo en defensa del territorio. Por eso, el pueblo los reconoce como el liderazgo colectivo que se manifestó en el estallido social.

Hoy Bertha Sánchez es candidata a la alcaldía de La Calera por el Pacto Histórico. VOZ conversó con ella sobre el municipio, la campaña y las principales propuestas para el pueblo caleruno.

Por un campo agroecológico

¿Por qué ser alcaldesa de la Calera?

-Porque queremos construir un territorio de vida. Desde que yo habito el área rural hay unas quejas enormes y unos problemas que no logran resolverse. Nosotres vemos como a La Calera se la han robado a pedazos. El municipio tiene treinta y dos veredas, pero está desconectado el casco urbano con el rural. El campesinado no tiene vías dignas.

Hay carencia en servicios de salud, porque es un municipio categoría cuatro, es decir, no maneja los recursos en materia social. En salud hay una capacidad de atención para dos mil personas, pero somos un municipio de 35 mil habitantes. Entonces se depende mucho de Bogotá y Sopó. En fin, desde el enfoque que se mire, ya sea cultura, mujeres, población con discapacidad, adulto mayor, etc., significa abandono. Por supuesto, queremos cambiar esa situación.

Usted viene de La Calera rural. ¿Cuáles son las principales demandas que tiene el campesinado del municipio?

-Los domingos son hermosos en la plaza de mercado. Salen a relucir los bellos productos. Pero cuando se indaga de dónde salen, la respuesta es la central de abastos de Bogotá. Y La Calera tiene tierra fértil para producir alimentos. ¿Qué pasa? Ese es el tema, hay muy poca producción. Ahora, hay mucha papa, pero eso también tiene una afectación en términos de páramo y maltrato de los suelos.

Por eso desde el Pacto Histórico La Calera estamos por un campo agroecológico, donde se produzca de manera no tóxica, alimento para la salud y para la vida. Nosotres queremos garantizar soberanía alimentaria, porque allá también hay hambre.

Hay otra dificultad. La Calera es tierra de terratenientes, poca gente con mucha tierra y campesinos con muy poca. ¿Qué proponemos? Hacer pilotajes y buscar ejercicios de cooperativas campesinas. Es el principal reto. Pero estamos convencidas que una articulación con el Gobierno nacional a partir de las alianzas público-comunitarias, son una excelente oportunidad de progreso para el municipio.

Turismo ecosensible

En materia urbana, ¿cuál es la principal problemática?

-En los últimos años se ha priorizado la expansión urbana. El POT con el que estamos trabajando determinó siete zonas de expansión. No es un tema menor. Si se cumplen esos polígonos de crecimiento, el casco urbano tendrá cerca de 60 mil habitantes. ¿Y el saneamiento básico?, ¿y las escuelas?, ¿y los hospitales? No les importa. Para los gobernantes de siempre, lo único prioritario es construir y vender apartamentos, nada más.

Adicional hay un tema gravísimo. Para aprobar ese Plan Básico de Ordenamiento Territorial, PBOT, desaparecieron de la cartografía oficial del municipio muchos nacimientos y quebradas para poder habilitar licencias y demás. Eso produjo una seria afectación de agua.

¿Cómo está el tema de empleo en el territorio?

La mayoría de personas que estamos en edad de trabajar estamos desempleadas y las que trabajan lo hacen la mayoría en Bogotá o fuera del municipio. No se da garantías de derechos dignos. Ahí es donde nosotros decimos que hay unos problemas para resolver, pero hay otros estructurales y coyunturales a los que también hay que prestarle atención.

¿Cuál es la propuesta para repotenciar la economía del municipio?

-Hay que fortalecer las economías locales del municipio, especialmente el turismo ecosensible. Lo pensamos desde el respeto de la armonía con la Madre Tierra, un turismo que le permita a todas las personas disfrutar del territorio y así activamos todas las economías locales. Se fortalece la tienda, las artesanías, los postres, la plaza de mercado, las empresas, los restaurantes y cuánto negocio hay en La Calera.

Articulación territorial

¿Qué opinión tienen de la región metropolitana?

-Nosotras la tenemos muy clara. Decimos no a la región metropolitana como está constituida en este momento porque afecta las autonomías territoriales. De hecho, oficialmente no hacemos parte del proyecto. Es un peligro enorme quedar en manos de un Jorge Rey en Cundinamarca o de gobiernos que van a seguir la línea de Claudia López. Así como está constituida, no hay participación de los territorios. Es necesario que nos articulemos, pero tiene que darse en condiciones equitativas. No queremos dejar en Cundinamarca y Bogotá las decisiones sobre nuestro territorio.

Sobre el plan que le están proponiendo al pueblo caleruno, ¿cuál es el punto en el que más hacen énfasis?

-En nuestro programa de Gobierno el eje fundamental es organizar a La Calera alrededor del agua y el cuidado de la Madre Tierra con justicia socioambiental, muy articulado con el Plan Nacional de Desarrollo ‘Colombia Potencia Mundial de la Vida’.

¿Cuál es la estrategia para ganar?

-La misma de siempre, calle y redes sociales. Algo que nosotras tenemos claro es que debemos confiar en el trabajo que se ha hecho. Es fantástico cuando hablamos con la gente. Lo que estamos haciendo en campaña ya lo hemos venido haciendo hace cinco años. La gente lo ve y lo sabe.

¿Por qué el pueblo caleruno debe votar por el Pacto Histórico el próximo 29 de octubre?

-Nosotros siempre nos ha importado la vida en el municipio y eso es algo que hemos hecho siempre. Estamos listas para gobernar porque es un trabajo colectivo. Por fin tenemos una opción de cambio y no la queremos dejar pasar. Nuestro eslogan de campaña va más allá porque es una frase que nos define. Queremos construir a La Calera como un territorio de vida.

RELATED ARTICLES

SOS Cauca

Inmortal Kurosawa

Most Popular

Recent Comments