“POT por decreto entrega la ciudad”

0
215
Marcha del Partido Comunista Colombiano. Foto Prensa Rural

La imposición del POT por decreto viola los principios de la participación comunitaria y entrega la ciudad al servicio de intereses particulares. Declaración del Partido Comunista de Bogotá

Regional Mario Upegui Hurtado

Con la presentación del Proyecto de Acuerdo “Por el cual se adopta la revisión general del Plan de Ordenamiento Territorial de Bogotá D.C”, por parte de la Administración Distrital, proyectado para los próximos 12 años, se generaron grandes expectativas frente a una supuesta construcción colectiva con el proceso de formulación, encaminado a diseñar un modelo de ciudad; reconocedora de derechos y del ordenamiento del territorio con énfasis en el posicionamiento de los intereses de los pobladores del Distrito como sustento de la equidad y la justicia social. Esto se esfumó con la imposición del POT por la Alcaldesa mediante el Decreto 555 del 29 de diciembre del 2021.

En el numeral 2.5 de dicho Decreto, denominado “proceso transversal de participación democrática con incidencia en las decisiones de ordenamiento territorial”, se evidencia la escasa y limitada intervención de procesos sociales y populares, por cuanto los efectos de la pandemia y las medidas restrictivas de la cuarentena con la supuesta “participación virtual” y las acciones de protesta en el marco del Paro Nacional y el estallido social, confrontando con movilización de calle las políticas regresivas del Gobierno Nacional y Distrital, impidieron una real intervención ciudadana.

De igual manera en el numeral 3, referido a la “presentación de revisión general del POT al Concejo Distrital y proceso de participación democrática a instancias de la corporación de representación popular”, corresponde señalar, que posterior a la presentación el 10 de septiembre de 2021 de dicho Proyecto de Acuerdo ante la Corporación Edilicia para su estudio y debate en sesiones extras, se presentaron impedimentos y recusaciones en contra de los concejales que hacían parte de la comisión y se desconoció las propuestas e iniciativas presentadas por la bancada de oposición de la Colombia Humana – Unión patriótica, cerrándose los tiempos para la discusión del POT en el Concejo Distrital.

El POT debe estar concebido para planear y ordenar los territorios a partir de las formas y usos del suelo y la operatividad de los servicios a las comunidades como función y responsabilidad estatal que propugnen por el resarcimiento de los derechos ciudadanos y no como continuidad del modelo neoliberal peñalosista de ciudad mercancía, que favorece la extracción de plusvalías y de rentas del suelo a precios especulativos por parte de grandes firmas de constructores, empresas inmobiliarias y capital financiero, como finalmente quedó estipulado con los grandes negocios con la venta de la tierra, la construcción de vivienda suntuosa y de mega proyectos viales como las troncales del Transmilenio y el metro elevado afectando de esta manera la diversidad ecológica.

En la disputa por un modelo de ciudad democrática procurábamos la inclusión y participación directa de procesos sociales excluidos, en el diseño de la hoja de ruta y desarrollo de la ciudad integrando dinámicas de construcción urbano – rurales en relación con enfoques de modelos territoriales y reconocimiento de derechos.

Planteamos un Plan de Ordenamiento Territorial democrático que privilegie el reconocimiento de derechos básicos y fundamentales que permita superar los índices de desigualdad por encima de intereses mezquinos (cuyo énfasis es la construcción de grandes obras de infraestructura vial y renovación urbana), el acceso a la vivienda digna, la integración concertada y participativa con los municipios de la región, el desarrollo económico social y urbanístico alternativo, la protección de la estructura ecológica principal, la biodiversidad y el agua.

Frente a la imposición del POT y al autoritarismo de la Alcaldesa Claudia López, nos sumamos al llamado de adelantar acciones jurídicas, demandando la expedición del POT por Decreto al carecer de una consulta, participación directa y concertación con la ciudadanía. También, contribuiremos en la organización de la protesta callejera que manifieste el rechazo a este POT y su aplicación hacia el futuro. Seguiremos la lucha por un POT de carácter democrático.