Partido Obrero Socialista Chileno, 110 años

0
150
Presidente Gabriel Boric y Presidente del PC Chile Guillermo Teillier. Foto página WEB del PCCHILE

José Ramón Llanos

Un martes 4 de junio de 1912 en la ciudad de Iquique, Chile, los obreros Luis Emilio Recabarren, Teresa Flores, Elías Lafertte Gaviño, Nicolás Aguirre Bretón, estos dos últimos trabajaban en el periódico El Despertar de los Trabajadores, fundaron el Partido Obrero Socialista que diez años después se convertiría en el Partido Comunista de Chile

La fundación del Partido Obrero Socialista implicó que estos lideres se separarán del Partido Demócrata porque, como argumentó Recabarren, este partido en los últimos años no defendía los intereses de la clase trabajadora y en la dirigencia del Partido la mayoría eran burgueses, que no expresaban ningún interés por defender a los trabajadores del salitre ni a otros trabajadores tan explotado como aquellos. Reunidos todos los que habían sido convocados aceptaron la propuesta de Emilio de fundar el Partido Obrero Socialista.

En la Asamblea fundacional también participaron Néstor Recabarren, Julio A Redondo, Enrique Salas, Francisco García, Ruperto Gil, José del Carmen Allaga, David Barnes, Ernesto Jorquera, Miguel Carrasco, Juan Álvarez, Luis Figueroa, Carlos Martínez, Ladislao Córdova periodista de El Despertar. “Se eligió una directiva, que quedó formada por Luis Emilio Recabarren, Presidente; Enrique Salas, Vicepresidente; Néstor Recabarren, Secretario; Ruperto Gil, Secretario; David Barnes, Tesorero; E. Aguirre Bretón, delegado”, según anota Lafertte en su libro Vida de un comunista.

En su obra Vida de un Comunista Elías Lafertte explica: “Hicimos una exposición de motivos, un reglamento y un programa mínimo. En la exposición de motivos se establecía que “El fin último de nuestras aspiraciones era la emancipación total de la Humanidad, aboliendo las diferencias de clase hasta conseguir que haya una sola clase de trabajadores, dentro de un régimen en que la producción sea un factor común y común también el goce de los productos”.

Oportunidad de la fundación del Partido Obrero Socialista, POS

El año en que se funda el POS tiene un profundo significado en la historia de la clase obrera chilena, ya que en ese momento los trabajadores empezaban a recuperarse de la sanguinaria matanza ocurrida contra los trabajadores salitreros en huelga, en donde el 21 de diciembre de 1907, en la Escuela de Santa María de Iquique fueron asesinados entre 2200 y 3600 trabajadores quienes laboraban en las salitreras de Tarapacá.

La acción política de esta primera directiva del Partido Socialista Obrero hizo posible que rápidamente el Partido se extendiera a Punta Arenas, Tocopilla, Antofagasta, Taital, Valparaíso, Santiago, Concepción y otras ciudades. Se logró también en el mismo mes de junio que 22 organismos del Partido Demócrata entraran a militar al POS.

Luis Emilo Recabarrenuno de los fundadores del Partido Comunista. Foto de El Siglo Chile

El primer Congreso del POS

El primer Congreso del POS se reunió el primero de mayo de 1915 en el municipio de Valparaíso. Allí se aprobaron una declaración de principios, Programa y Estatuto Orgánico. También se caracterizó a Chile como una “Sociedad injusta y por ello está dividida en dos clases”. Se añadió que el salario que reciben los trabajadores “corresponde a una ínfima parte del producto total del trabajo y sus variaciones son originadas por las necesidades de la industria y la afluencia de productores”.

En este Congreso el partido exigió la creación del Ministerio de Trabajo, normas para el trabajo de mujeres y niños, sobre accidentes del trabajo, la cuestión del retiro y la invalidez y legislación sobre el trabajo agrícola y minero. Ya en esa época los comunistas plantean la igualdad de derechos de la mujer y el hombre, las relaciones autónomas del Estado y la Iglesia y la preponderancia del matrimonio civil ante el religioso. Se propuso también una educación obligatoria, laica y gratuita. Se llamó la atención sobre la necesidad de eliminar de la legislación la pena de muerte.

En los años 20 se produce una cualificación en la historia del movimiento obrero austral, por esa razón, el 2 de enero de 1922 en Rancagua el Partido Obrero Socialista tomó el nombre de Partido Comunista de Chile (PCCH).

El PCCH organizador de la lucha popular

A lo largo del siglo XX tanto la dirección del Partido Comunista como sus militantes contribuyeron al desarrollo de la organización popular hasta el punto que lograron la creación de la Federación Obrera de Chile que con su desarrollo dio origen a la Central Unitaria de Trabajadores. Las luchas juveniles y de las mujeres se potenciaron porque los comunistas participaron efectivamente en la creación de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, la Federación Chilena de Instituciones Femeninas, el Movimiento por Emancipación de la Mujer Chilena, el Frente Nacional de Vivienda y en los inicios de la década del 30, el 5 de septiembre de 1932 se organizaron las Juventudes Comunistas.

Como es conocido según la orientación y táctica leninista los Partidos Comunistas de todo el mundo se empeñan en organizar al pueblo en alianzas que potencien su actividad política. A lo largo del siglo XX el Partido Comunista contribuyó a consolidar procesos unitarios por eso participó en el Frente Popular, el Frente del Pueblo, el Frente de acción Popular y la Unidad Popular, esta última cuya luchas reivindicativas y unitarias hicieron posible que Salvador Allende ganara las elecciones en 1970. Como se sabe en 1973 cambió dramáticamente la historia de Chile y del PCCH.

Celebración de los 110 años

Celebración de 110 años del PCCHILE en Teatro Caupolicán. Foto Página WEB PCCHILE

En momentos que el PCCH recuerda los 110 años de su fundación se vive una euforia democrática en el país. El acto celebratorio de los 110 años de historia del Partido Comunistas se hizo en el Teatro Caupolicán. Allí toda la militancia y amigos saludaron los 110 años de lucha del Partido Comunista de Chile coreando la consigna ¡Siempre demócratas, nunca corruptos! Rancagua es una ciudad que tiene un gran valor simbólico en la historia del Partido Comunista Chileno, porque fue allí donde tomo el Partido el nombre actual. También porque en el Sindicato Seguel y Mina situados en esta ciudad se iniciaron las movilizaciones que culminaron en la nacionalización del cobre. Fue Rancagua también la ciudad que se atrevió en mayo del 81 y del 83 declarar las primeras huelgas contra Pinochet. En los 90s desde allí partieron las movilizaciones de los contratistas.

Discurso de Teillier

Al inicio del discurso del presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier en el Teatro Caupolicán expresó: “Es para nosotros una gran satisfacción contar, en este acto de aniversario 110 de nuestro partido con la presencia y representaciones de un amplio y diverso arco de Partidos progresistas y democráticos que van desde la izquierda al centro político. Y contar al mismo tiempo, con la presencia relevante de centenares de dirigentas y dirigentes representativos del movimiento social”

“Permítanme afirmar desde nuestra larga experiencia, de 110 años en la historia independiente de Chile, que este es un momento crucial, porque nunca antes la soberanía popular había sido tan vinculante, tan participativa y decisiva en la instalación de un proceso constituyente, en su redacción y en lo que esperamos sea la aprobación de la Nueva Constitución para Chile.

Sin lugar a dudas, en este acto, están, en gran parte, presentes las representaciones sociales y políticas que tienen la principal responsabilidad de llevar adelante la campaña para alcanzar el Apruebo en el plebiscito del 4 de septiembre.

Por ello, la invitación del partido Comunista, a todos y todas es, a mantener muy en alto la cohesión y la voluntad de desarrollar a mayor nivel la unidad, los acuerdos y la acción conjunta, para este propósito, incluyendo a partidos que no son de gobierno. Porque no hay caminos intermedios”.