Paro campesino en la Orinoquia

0
470

Las comunidades en torno al Área de Manejo Especial de la Macarena, en los departamentos del Meta y del Guaviare, se movilizan con un pliego de seis puntos

Agencia Prensa Rural

Desde el 15 de noviembre, comunidades de varios municipios del Meta y el norte del Guaviare se movilizan con un pliego de exigencias por la vida, los derechos humanos, el territorio y la paz.

El campesinado, proveniente de localidades como La Macarena, La Uribe, Puerto Rico y Vista Hermosa, protesta por el incumplimiento de los acuerdos pactados con el gobierno nacional y por el recrudecimiento de las violaciones a los derechos humanos.

En la movilización participan algunas organizaciones locales que hacen parte de la Mesa de Unidad Cívico Agraria y Popular del Oriente Colombiano (Mucapoc), quienes formularon un pliego de peticiones dando a conocer sus exigencias.

Cese al fuego y paz

El pliego hace alusión al segundo aniversario del inicio de los diálogos de paz del gobierno nacional y la guerrilla de las FARC en La Habana (Cuba). Al respecto afirman que “estamos convencidos de que los acuerdos en política de desarrollo agrario integral, la participación política integral del conjunto de la sociedad colombiana, el reconocimiento de las víctimas y el desarrollo de una política integral para el tratamiento de cultivos de uso ilícito serán la base para la construcción de una paz con justicia social”.

Sin embargo, reclaman que, pese a las conversaciones de paz, en la región continúan las violaciones a los derechos humanos y las infracciones al Derecho Internacional Humanitario (DIH) en el marco de operaciones de la Fuerza Pública.

En ese sentido, las comunidades llaneras exigen “el cese al fuego bilateral de manera inmediata, a efectos de minimizar el impacto del conflicto armado en la población civil”, así como también “que el Ejército Nacional se abstenga de realizar capturas, allanamientos, registros personales, empadronamientos y demás procedimientos judiciales en contra de campesinos”.

Estos planteamientos hacen parte del primer punto del pliego, titulado “Respeto por los derechos humanos y garantías constitucionales”, en el que también piden que se detenga el reclutamiento de campesinos de la región y se desmonten las estructuras paramilitares.

Justicia

Los puntos 2 y 3 del pliego se refieren a la “Independencia de la Rama Judicial” y a los “Avances frente a investigaciones penales y disciplinarias por violaciones a los derechos humanos”.

En ellos se trata el tema de los montajes judiciales de que han sido víctimas líderes sociales como Húbert Ballesteros y Amanda Vásquez, hoy detenidos y para quienes se exige libertad inmediata.

También se les solicita a la Fiscalía General de la Nación y a la Procuraduría informes sobre las investigaciones a miembros de la Fuerza Pública relacionados con violaciones a los derechos humanos e infracciones al DIH, en particular sobre desaparición forzada y ejecuciones extrajudiciales en Meta y Guaviare.

Desarrollo y participación

El desarrollo social y económico y el respeto al medio ambiente confirman los puntos 4 y 5. En ellos se alude a los cultivos de uso ilícito, reiterando la exigencia de suspender las fumigaciones y erradicaciones forzosas. También denuncian los daños medioambientales causados por empresas nacionales y extranjeras en la región.

El sexto punto del documento plantea el “Reconocimiento político a las organizaciones étnicas, campesinas, sociales y populares de la región”, tema en el que se alude a la participación de la comunidad en el gobierno local. Además se exige el cese de la estigmatización contra líderes sociales y defensores de derechos humanos.

Al cierre de esta edición, esta movilización agraria se dirigía hacia los cascos urbanos de los municipios del suroccidente del departamento del Meta.

Organizaciones de derechos humanos y medios alternativos vienen divulgando la situación de la región a través de las redes sociales con la etiqueta #LaOrinoquíaSeLevanta.