Palabra itinerante: Des-visados

0
362

Jaime Cedano Roldán

Resulta que vamos a salir del encasillamiento de ciudadanos de tercera, aquellos a quienes tras larguísimas colas , montañas de documentos, cuentas bancarias, pruebas de sangre, certificados notariales y constancias obispales, se nos termina negando la visa para visitar a la esquiva y desamorosa “madre patria”. Profesionales de prestigio, futbolistas, artistas, respetadas amas de casa, cumplidores ciudadanos y hasta hispanistas convencidos sienten la angustiosa depresión de que les hubieran negado la sagrada visa. Pero nadie se explica cómo habrán conseguido tan anhelado documento una impresionante cantidad de carteristas, apartamenteros, traficantes, asaltantes, proxenetas, paramilitares, mafiosos y uribistas. Pero esto va a cambiar, gracias a don Mariano Rajoy, el jefe del gobierno español , quien investido de toda la sin par autoridad intelectual, ética y politica que tiene va a llevar el asunto a la Unión Europea. Gracias a don Mariano las colas en el consulado serán cosa del pasado y las montañas de documentos, extrámboticos asuntos prehistóricos. Bastará solo con mostrar el pasaporte colombiano para viajar al paraíso. Subirse al avión, cruzar el inmenso océano y ser recibidos en Barajas con guirnaldas, besos, abrazos y parabienes. Toda una maravilla. La misma que vivirán los españoles gracias a la propuesta generosa y muy cristiana de la Directora del FMI de reducirles un diecesito por ciento a los flamelicos salarios a los pocos que aún saben que es eso. Que el cielo se conquista con dolor y sacrificios. Aunque el cielo español se compra con dinero. Si tienes medio millón de euros para comprar una mansión, con la escritura te enciman la tarjeta de residencia y parece que esta vía es un lavadero de divisas de alto movimiento. Rajoy, quien está en el abismo más profundo de su credibilidad en España, ofrece mediar para la supresión de las visas mientras que su política de inmigración es de pura guerra a muerte contra la inmigración de bajo standing y lo de muerte no es en sentido literal sino real, de inmigrantes no regularizados que por esta situación administrativa se les expulsa de clínicas y hospitales muriendo en la pura y cochina calle. Un gobierno como el del Partido Popular que tiene una política con trasfondos xenófobos y racistas no está pensando en los ilusionados turistas colombianos. Está pensando en los que pueden comprase multimillonarios apartamentos sin saber de dónde sacaron el dinero. Que lo importante son los sobres y no las formalidades. También en el dinero que las empresas europeas pueden ganar en países como Colombia y Perú gobernados por gente como Santos o como el Ollanta, tan dispuestos a abrir las piernas a la expoliación imperialista. En el 2014 dice Rajoy que llevará el asunto del visado al parlamento europeo. Seguro no tendrá tiempo. Recién ganó las elecciones se le denominó como “Mariano el breve”.

1376242983_0