sábado, abril 13, 2024
InicioInternacionalNiños palestinos, víctimas del asedio sionista

Niños palestinos, víctimas del asedio sionista

La ocupación israelí ha privado a cientos de menores palestinos de su derecho a asistir a un nuevo año escolar en la Cisjordania ocupada, incluida Jerusalén

Alberto Acevedo

Israel es el único país en el mundo que emplea mecanismos de “justicia” penal militar contra menores de edad. Las medidas punitivas, aplicadas contra niños y niñas palestinas, con frecuencia están acompañadas de violencia y abuso sexual por parte del Ejército israelí. Lo anterior se desprende de un informe de la organización humanitaria Save The Children, después de varios meses de seguimiento y observación del tema sobre el terreno.

De acuerdo al informe, denominado: Injusticia: la experiencia de los niños palestinos en el sistema de detención militar israelí, se estima que, en promedio, cada año son capturados entre 500 y 700 niños palestinos por las tropas de ocupación sionista, y los encierran en prisiones inhumanas, hasta once meses, aunque una cuarta parte de ellos ha permanecido más de un año en prisión.

Precisa el documento que uno de cada tres niños ha sido detenido más de una vez. Una estadística global de la ONG autora del estudio, indica que en los últimos 20 años han sido capturados por el régimen sionista más de diez mil niños, que han ido a parar a prisiones en Israel, lejos de sus familiares, sin acceso a una defensa legal y en muchos casos juzgados en un idioma que los menores en su mayoría no conocen.

Maltratados

Otro aspecto de la investigación se refiere a la forma en que son tratados los menores al momento de la captura. Dice el documento que el 42 por ciento de los niños detenidos fueron heridos con disparos de bala, o golpeados, y algunos de ellos presentan rotura de huesos.

El 65 por ciento de ellos fueron capturados en sus casas de habitación, en horas de la noche, mientras dormían. Los militares invasores torturaron e insultaron al 86 por ciento de los menores puestos en prisión. El 73 por ciento fueron obligados a firmar un documento en hebreo, idioma que no entienden.

Al momento de la captura, los chicos fueron golpeados y trasladados vendados en autobuses con barrotes. Posteriormente sometidos a juicio militar sin las garantías legales mínimas, pues no disponen de un abogado defensor ni tampoco de la asistencia de sus familiares.

El 69 por ciento de los niños detenidos sufrió violencia sexual. Se les obligó a permanecer desnudos mientras eran sometidos a interrogatorio. Al 58 por ciento no les dejaron comunicase con sus familias.

Cifras de este año

La mayoría de quienes han recuperado su libertad presentan huellas de torturas, daño mental y físico, dolores en órganos y músculos. Una parte de ellos no pudo volver a estudiar y presenta dificultades para convivir con la familia y su entorno.

Otros informes, esta vez de las Naciones Unidas y de la Unicef, concuerdan con los puntos de vista de Save The Children. Tales apreciaciones, dadas a conocer por la agencia panárabe Al Mayadeen, dicen que, de enero a julio del presente año, las autoridades israelíes encarcelaron a 570 palestinos menores, de los cuales 29 tienen menos de 12 años de edad. Esta cifra representa un 15 por ciento más que los puestos en prisión en el mismo período de 2022. En este momento, un total de 160 niños palestinos aún permanecen en prisión.

El delito más frecuente del que se acusa a los muchachos detenidos es el de haber arrojado piedras contra soldados israelíes. Como si se reprodujera la parábola de David y Goliat, se castiga la osadía de muchachos imberbes que se atreven a lanzar piedras a uno de los ejércitos más modernos, poderosos y bien dotados del planeta, que cuenta además con armamento nuclear y tecnología con inteligencia artificial. Y semejante delito ha llevado a imponer penas de hasta 20 años de prisión.

No asisten a la escuela

En contraste, esos mismos soldados en sus incursiones diarias sobre territorios palestinos, asesinan a hombres, mujeres, niños y ancianos, y jamás rinden cuentas de sus crímenes.

La ocupación israelí ha privado a cientos de niños palestinos de su derecho a la educación y a asistir a un nuevo año escolar en la Cisjordania ocupada, incluida Jerusalén. Al detenerlos, encarcelarlos y en algunos casos someterlos a arrestos domiciliarios, se les priva de ese derecho, aseguró el Centro Palestino de Estudios sobre Prisioneros, PCPS.

El PCPS informó que la ocupación israelí ha mantenido detenidos y encarcelados al menos a 170 niños palestinos, que son estudiantes de escuelas, y los ha privado de asistir a sus colegios y reunirse con sus compañeros de clase.

El director de PCPS, Riyad Al-Ashqar, precisó que la detención no es el único motivo que impide a los estudiantes palestinos incorporarse al nuevo año escolar, sino también el arresto domiciliario que la ocupación israelí aplica contra ellos, deteniéndolos dentro de sus casas e impidiéndoles conectarse con el exterior.

Explicó que el arresto domiciliario significa retener al niño por la fuerza dentro de su casa después de obligar a sus padres a firmar un compromiso de que su hijo no saldrá de la casa durante el período de confinamiento, y no se le permitirá ir a la escuela, visitar a sus familiares ni jugar con sus compañeros y amigos cerca de su casa.

Artículo anterior
Artículo siguiente
RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments