Multitudinario recibimiento a la candidata presidencial Clara López en Ibagué

0
278

“Todos esos candidatos que han defendido un modelo que no le ha servido bien a Colombia, no son los indicados para conducir en esta etapa que necesita construir fundamento serios para la construcción de la paz y reconciliación de nuestra querida Colombia”, dijo.

P5120940

Nelson Lombana Silva

Multitudinario recibimiento le tributaron los ibaguereños a la candidata presidencial por la alianza Polo Democrático Alternativo – Unión Patriótica, Clara López Obregón, anoche en la plazoleta Darío Echandía, después de la cinco de la tarde, como estaba programado.

Cientos y cientos de ibaguereños venidos de distintos barrios se congregaron allí para escuchar y aplaudir con entusiasmo y esperanza los planteamientos de la aspirante presidencial, cuyas elecciones en la primera vuelta se realizarán el próximo 25 de mayo.

La intervención de la candidata presidencial fue corta y contundente. Comenzó criticando seriamente la gestión del presidente Juan Manuel Santos Calderón. “Treinta millones de colombianos –dijo– estamos convencidos de que Colombia va por un mal camino. Nos sentimos mal gobernados, no sentimos que el gobierno nos represente, carecen de legitimidad muchas autoridades y no le reconocemos la capacidad de sacar al país del hueco donde lo han metido”.

Educación pública universitaria gratuita propuso Clara López: “Colombia tiene la posibilidad de garantizarle a todos los muchachos de Colombia la universidad pública con gratuidad integral que les permita su título universitario para dedicarse a construir esta patria querida que todos llevamos en el corazón”, señaló.

Un nuevo modelo económico

A hacer un gobierno con justicia social se compromete Clara López con los colombianos desde Ibagué: “Colombia sí puede arrancar por un buen camino. Ese buen camino significa que el gobierno sea para todos los colombianos y no, como hasta ahora, para unos pocos. Nuestro compromiso con la gente del Tolima, con las mujeres de Ibagué, es enrumbar a nuestro país por un camino de justicia social. Colombia por un buen camino es una Colombia que las madres cabeza de familia no tengan que hacerlo solas, que tengan la mano protectora del Estado para ayudarlas a cuidar sus hijos, mientras salen a trabajar”.

Criticó a los gobiernos neoliberales que se han empleado a fondo en la implementación de los leoninos Tratados de Libre Comercio (TLC): “No podemos reelegir a los gobiernos que nos han conducido por el camino de importar todo de lo que somos capaces de producir”, dijo, y agregó: “Tienen quebrado al campo, tienen en proceso de desindustrialización a todo el país. ¿En dónde está el trabajo? Si cada empresa que se quiebra licencia a los trabajadores, si cada cosecha que se mal vende acaba con el trabajo en el campo”.

La dirigente nacional de izquierda propuso un modelo distinto al neoliberalismo: “Claro que necesitamos un nuevo modelo de desarrollo que retome el sendero del pensamiento económico nacional, destierre de estas tierras ese modelo económico importado de Washington y nos permita tener herramienta de política para un modelo colombiano a la colombiana que se dedique a darle trabajo absolutamente a todos los jóvenes, a todos los adultos, que uno no sea viejo a los 40 años, sino que pueda tener un salario decente para levantar familia, apoyar la comunidad y a hacer grande a este país”.

Acabar con las Empresas Prestadoras de Salud (EPS) y hacer que la salud sea un derecho, no una vulgar mercancía, propuso Clara López Obregón, en su vibrante intervención: “Una Colombia por buen camino no puede entregarle la salud a unos mercachifles; nosotros necesitamos recuperar la administración del sistema de salud para garantizarles el derecho a todos, en hospitales públicos y privados integrados en una red de servicios que garantice el Estado colombiano, sin las EPS intermediarias que están acabando con el ánimo de lucro con ese derecho sagrado del pueblo colombiano”.

PDA-UP, la única alternativa

Dijo que sus competidores en realidad son una misma cosa, provienen de una misma casa y han sido gobierno y no han hecho nada por el bien del país:

“Les quiero decir que es muy difícil pensar que nuestros contendores, cuatro candidatos. Es decir, tres candidatos y una candidata, todos ellos de la misma casa, todos ellos protegidos por el mismo techo, todos ellos que se sientan a comer en la misma mesa, todos ellos que se tapan con la misma cobija, que han estado en todos los gobiernos, que nos han traído ese comercio desigual que está acabando con el trabajo nacional, que nos han privatizado la salud, que nos quieren traer el ánimo de lucro a la educación, todos ellos que cuanto tuvieron el poder en la mano, redujeron las transferencias a los municipios y los departamentos destinados al gasto público y social, salud, educación y agua potable”.

“Todos esos candidatos que han defendido un modelo que no le ha servido bien a Colombia, no son los indicados para conducir en esta etapa que necesita construir fundamento serios para la construcción de la paz y reconciliación de nuestra querida Colombia”.

No nombró a Santos, pero haciendo referencia a su gobierno que pretende atrapar incautos al presentarse supuestamente con el rostro de la paz, como si el país ignorara que fue ministro de guerra del sanguinario Uribe, Clara López Obregón dijo que los únicos candidatos que tienen capacidad, convicción y credibilidad para hacer realidad la paz en Colombia son ella y Aída Avella Esquivel:

“Nosotras, las que representamos la inconformidad nacional, las que tenemos una historia de lucha al lado de los grandes hombres que han dado su vida por este país, solo nosotras que hemos tenido una historia de vida comprometida con las mejores y las más nobles luchas del pueblo colombiano, podemos decir con la cara en alto: A nosotras no nos tiembla la mano para tomar las decisiones que requiere este país, nosotras no nos sonrojamos ante el poder, nosotras sí tenemos la voluntad política necesaria para enrumbar a Colombia por un buen camino”.

“Que no nos vengan con cuentos, que quienes han hecho la guerra sucia la que hace poco tiempo a bala y ahora electoral, ¿cómo van a decir que nos van a garantizar paz? La paz la garantizamos las mujeres consecuentes con los mejores intereses del pueblo colombiano”.

Tenemos que mover montañas

Clara López no pudo ocultar su alegría de ver la ya mítica plazoleta Darío Echandía atiborrado de público entusiasmado. Pidió librar la batalla en medio de la adversidad, incluyendo el fraude tradicional. Se declaró optimista y victoriosa, al decir: “Esta plaza lo llena a uno de emoción. Esta plaza le conmueve a uno el tuétano de la voluntad para mover montañas, y montañas tenemos que mover, que no se quede un voto sin depositar, que no se quede un voto sin cuidar, que sabemos que no hay garantías y sí el fraude tradicional, pero no nos vamos a dejar quitar la victoria que tenemos a mano”.

Criticó las artimañas de las encuestas: “Las encuestas no eligen presidentes. Es el poder de su voto, son las elecciones y la del 25 de mayo va a hacer historia en Colombia”, subrayó.

“Si llegamos a la presidencia, vamos a hacer lo que no han hecho los presidentes en 20 años, vamos a construir la paz, vamos a reconciliar a este país hermoso, vamos a cuidar de nuestros chiquitos y de nuestros ancianos, vamos a recuperar la soberanía y vamos a emprender ese buen camino de Colombia que será la primavera y una verdadera democracia en nuestro país. Arriba la esperanza. El futuro nos pertenece. Viva Colombia… Viva el Tolima grande… Viva la paz”, terminó diciendo la candidata presidencial Clara López Obregón en medio de una prolongada y sentida ovación.