jueves, junio 20, 2024
InicioEdición impresaMirador: Campaña degradada

Mirador: Campaña degradada

Ante el peligro uribista, que significaría una catástrofe nacional, no es válido el argumento del “voto útil” por Santos para cerrarle el paso al fascismo. Ninguno de los dos candidatos del establecimiento es solución. El voto útil es por Clara y Aída.

Foto: Globovisión via photopin cc
Foto: Globovisión via photopin cc

Carlos A. Lozano Guillén

El sistema electoral colombiano es de los más corruptos del planeta, propio de una seudodemocracia hecha para favorecer a los candidatos del establecimiento, que se imponen por todos los medios, incluyendo la violencia. Es, entre otras, una de las causas del viejo conflicto social y armado interno.

Sin embargo, la contienda presidencial, que está en marcha hacia la primera vuelta el próximo domingo 25 de mayo, es una campaña degradada, como no se veía en el país en el último tiempo. Los dos principales candidatos del establecimiento, Juan Manuel Santos y Óscar Iván Zuluaga, se han trenzado no en una batalla de ideas, sino en una batalla de insultos, sacándose los trapos al sol de cuanto escándalo ha llegado al interior de sus campañas.

Con el agravante de que, en el colmo del cinismo, los protagonistas de los actos de corrupción, JJ Rendón, Germán Chica, Luis Alfonso Hoyos y el “hacker” nazi Andrés Fernando Sepúlveda, entre otros, trabajaron juntos para las dos campañas de Uribe Vélez, en las que Juan Manuel Santos, Óscar Iván Zuluaga, José Obdulio Gaviria, Pacho Santos y otros personajes de esta fauna derechista estaban unidos en la causa reaccionaria de la “seguridad democrática”.

Ahora J.J. Rendón, en la campaña de Santos, está acusado de recibir 12 millones de dólares de los narcos, honorarios para gestionar el sometimiento a la justicia de algunos de ellos; y el “hacker” Sepúlveda, un nazi que tiene como lema que “me gusta el olor a sangre” y otras perlas similares, está en la campaña de Zuluaga, conspirando contra la paz y haciendo cualquier cantidad de vagabunderías, conocidas por el candidato, por el ex presidente Uribe y el resto del estado mayor fascista del llamado Centro Democrático.

Santos y Uribe se abrieron. Este último lidera la alternativa extremo derechista, con la divisa de que todo vale para imponer sus tesis fascistoides y violentas. Sin duda que si este grupo vence en las elecciones, posibilidad real según las encuestas, llevaría el país a un baño de sangre y abriría la posibilidad, vía constituyente, del regreso del capo mayor a un tercer mandato presidencial. ¡Qué horror!

Con toda razón, después de conocido el video de Semana que salpica a Zuluaga por su evidente relación con el nazi Sepúlveda, las redes sociales se inundaron de pronunciamientos de gente de bien que le exige la renuncia.

En este mar de babas los planteamientos y propuestas programáticas de avanzada de Clara López y Aída Avella quedaron soslayados. Ante el peligro uribista, que significaría una catástrofe nacional, no es válido el argumento del “voto útil” por Santos para cerrarle el paso al fascismo. Ninguno de los dos candidatos del establecimiento es solución. El voto útil es por Clara y Aída.

carloslozanogui@etb.net.co

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

Rodrigo Carvajal en Elefantes blancos en Coyaima
Rodrigo Carvajal en No Más Olé
Rodrigo Carvajal en ¡A hundir el acelerador!
Rodrigo Carvajal en Semana contra el fascismo
Rodrigo Carvajal en Ucrania, ¿Otro Vietnam?
Rodrigo Carvajal en ¿Quién es Claudia Sheinbaum?
Rodrigo Carvajal en Odio y desinformación
Rodrigo Carvajal en La inflación y sus demonios
Rodrigo Carvajal en No cesa la brutalidad sionista
Rodrigo Carvajal en Putin gobernará hasta el 2030
Rodrigo Carvajal en De Bolsonaro a Lula