martes, mayo 21, 2024
InicioPaísHistoriaMartin Luther King, gigante de la justicia racial

Martin Luther King, gigante de la justicia racial

“¡Yo tengo el sueño de que mis cuatro hijos pequeños vivirán un día en una nación donde no serán juzgados por el color de su piel…!”

Redacción VOZ

El 15 de enero se conmemoró el nacimiento de Martin Luther King Jr, el soñador, defensor de los derechos humanos, una de las voces más potentes en la lucha contra el racismo en Estados Unidos y el mundo. Galardonado como Nobel de Paz, desafió el sistema que oprimía a los pueblos negros.

Sus discursos siguen resonando en la actualidad, todavía se tiene el sueño de la reivindicación del goce pleno de los derechos de la población negra, de los trabajadores, de las víctimas de las injusticias, todavía la lucha por el respeto de los derechos humanos de la población negra en todo el mundo sigue vigente.

Atlanta y la segregación

Nace en Atlanta, una de las ciudades que entre 1900 y 1920 recibió a los más de 1.5 millones de negros que abandonaron la ruralidad para trabajar en las ciudades, muchos lo llaman la Gran Migración, esto hizo que la clase trabajadora se fortaleciera, sin embargo, todavía existía el sesgo racial. Por lo cual, la Revolución Rusa de 1917 llega como un impacto para toda la clase obrera; A. Phillip Randolph lideró el mayor sindicato negro en su país, La Hermandad de los maleteros de coches para dormir, cuando notaron que la lucha de los obreros también estaba encaminada hacia la terminación de la segregación racial.

La abolición de la esclavitud se dio en 1863 en Estados Unidos, sin embargo, muchas personas todavía tenían el pensamiento de la inferioridad de los negros; pues, no había ningún tipo de contacto entre los blancos y negros, ni en los espacios públicos, el país estaba dividido.

Se adoptaron las leyes Jim Crow, bajo el sistema de “separados pero iguales”, Eduardo Montagut en su análisis de El origen de la segregación racial en los Estados Unidos dice que “la igualdad era inexistente, ya que los blancos recibieron un mejor trato, tuvieron más oportunidades, y las instalaciones reservadas a los mismos siempre fueron mejores. Se segregó en las escuelas, lugares y transporte públicos, y en negocios privados, como los pertenecientes al ramo de la hostelería”.

Años después, King en discursos habló sobre esas leyes: “la segregación racial como una forma de vida no se produjo como resultado natural del odio entre las razas, fue realmente una estratagema política empleada por los intereses emergentes de los Borbones en el Sur para mantener divididas a las masas del sur y la mano de obra del sur la más barata en la tierra”. Así fue como comenzó su lucha por la reivindicación de los derechos de los trabajadores negros, para el desarrollo de la vida de las personas en una sociedad sin exclusión y humillación racial.

Es indudable que, en un entorno de lucha obrera y racial, King creciera con el sueño de los derechos humanos para todas las personas.

El autobús de Montgomery

La historia dice que en los años cincuenta bajo las leyes Jim Crow, la separación de los espacios públicos fue una muestra de la vigencia de la inferioridad de los negros, puesto que, aunque ya no hubiese esclavitud, todavía los negros no podían gozar de un país libre. Había separaciones en los baños, colegios, trenes, tranvías, hospitales y demás.

Una de las personas inolvidables para la lucha por los derechos de los negros fue Rosa Parks. En 1955 se negó a darle su asiento a un pasajero blanco en la sección para negros. Fue arrestada bajo los cargos de “acto civil de desobediencia”, esto condujo a una manifestación de 381 días, donde los afroamericanos no usaron el transporte de Montgomery por la división que había de las sillas.

Uno de los organizadores del boicot a los autobuses fue Martin Luther King, quien había sido nombrado como reverendo en la iglesia Baptista de Dexter Avenue, desde el 5 de diciembre de 1955 hasta el 20 de diciembre de 1956. Los manifestantes exigían que los pasajeros negros ya no estuvieran en la parte de atrás y se acabara la segregación en el sistema de transporte.

Zehra Nur Düz, en su artículo Rosa Parks, la madre del movimiento de los derechos civiles en EEUU, es recordada en el mundo, sostiene que la manifestación es considerada como “la demostración más grande de EE. UU. a favor de los derechos civiles, luego de la II Guerra Mundial. Solo terminó cuando las leyes discriminatorias de Alabama sobre la segregación en los buses fueron eliminadas por la Corte Suprema de EEUU en 1956”.

King, el defensor

La manifestación en los buses de Montgomery llevó a que Martin Luther King fuese reconocido como uno de los líderes del Movimiento de Derechos Civiles, quien junto con Ralph Albernathy organizaron Southern Christian Leadership Conference, SCLC, como un movimiento pacífico pero determinado en la lucha para acabar todo tipo de segregación racial que había en el país.

King fue la fortaleza para que más del 90 por ciento de la población negra apoyara el movimiento, desafió al sistema que invisibilizó a la población negra, recordado como uno de los más importantes defensores de los derechos humanos, marcó una diferencia en la historia de todo el mundo. “La contribución de Martin Luther King Jr. consistió en desestabilizar el poder y en desafiar el statu quo, algo que una estatuilla de porcelana, un pin olímpico o una ley contra la discriminación positiva nunca conseguirán”, comenta Thomas J. Sugrue.

King criticó la desigualdad económica entre los blancos y los negros, en su libro Where Do We Go From Here: Chaos or Community?, donde señala que “no debemos ser ajenos al hecho de que los mayores problemas económicos que enfrenta la comunidad negra solo serán resueltos a través de programas federales que involucren miles de millones de dólares. Un aspecto desafortunado acerca del Black Power es que da prioridad a la raza precisamente en un momento cuando el impacto de la automatización y de otras fuerzas han vuelto la cuestión económica igualmente esencial para negros y blancos… En suma, el problema de los negros no puede ser resuelto a menos que toda la sociedad estadounidense dé un nuevo giro hacia una mayor justicia económica”.

King, un soñador de derechos humanos, convocó diversas manifestaciones para crear una nueva legislación sobre los derechos civiles, una de las más reconocidas fue la marcha en Washington, donde pronunció su más famoso discurso I have a dream.

“No estaremos satisfechos mientras la movilidad básica del negro sea de un gueto pequeño a uno más grande. Nunca estaremos satisfechos mientras a nuestros hijos les sea arrancado su ser y robada su dignidad con carteles que rezan: ‘Solamente para blancos’”.

Martin Luther King Jr. sigue siendo un referente en la lucha contra el racismo en todo el mundo, indudable defensor de los derechos humanos, su legado está en todas las luchas por la igualdad social y racial.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments