martes, junio 25, 2024
InicioUncategorizedLula: desafíos y apuestas

Lula: desafíos y apuestas

El primer día de gobierno, el presidente de Brasil revocó la privatización de ocho empresas estatales, entre las que estaba Petrobras, luego, contuvo de manera efectiva el golpe de la derecha

José del Río

Para valorar adecuadamente la importancia del triunfo de Luiz Inácio Lula da Silva es necesario tener en cuenta la importancia de la economía del Brasil a nivel mundial. Según datos del Banco Mundial y el Banco de Desarrollo de América Latina, este país es el cuarto mayor productor agrícola a nivel del orbe. El más importante productor de café, caña de azúcar y cítricos y el segundo productor de soya, aves de corral y vacunos.

gran pobreza y grandes desigualdades regionales: la región noreste presenta un 44,8 por ciento de pobreza y un 14,7 por ciento de pobreza extrema. En cambio, al sur la pobreza extrema es de 2,9 y al sureste 3,8.

Los pequeños propietarios agrarios representan el 85 por ciento, generan el 70 por ciento de la producción de alimentos y emplean el 75 por ciento de la mano de obra agrícola. En las regiones del sur, el sureste y centro-oeste se concentra la agricultura empresarial que produce fundamentalmente para la exportación. Brasil es el país de Suramérica que menos ha crecido desde el 2010, año en que Lula dejó la presidencia. Según el Banco Mundial su producto interno bruto per cápita aumentó solo un 3,7 por ciento en diez años.

Las promesas de Lula

En su discurso de posesión, Lula hizo una descripción del estado en que recibió el país: “El diagnóstico que recibimos del gobierno de transición es desastroso. Vaciaron los recursos de salud, desmontaron la educación, la cultura, la ciencia y la tecnología, destruyeron la protección del medio ambiente. Saquearon los recursos del país para satisfacer la codicia de los rentistas y accionistas privados de las grandes empresas”.

Ante esta situación de precariedad extrema Lula se comprometió durante el ejercicio de su presidencia a recuperar la economía del país, “hoy en terribles ruinas con una situación de desastre social y económico”. Concluyó: “Hubo una destrucción del Estado en nombre de supuestas libertades individuales”.  “Prometo mantener, -dijo-, defender y cumplir la Constitución, observar las leyes, promover el bien general del pueblo brasileño, sustentar la unión, la integridad y la independencia de Brasil.”

La prensa brasileña y la prensa de Chile y Argentina destacaron el contenido del discurso de posesión de Lula da Silva, estos periódicos reprodujeron la siguiente frase: “Ninguna nación se ha levantado, ni puede levantarse sobre la miseria de su pueblo. Este compromiso empieza por garantizar un Programa Bolsa Familia renovado, más fuerte y más justo para atender a los que más lo necesitan.”

Contra la política de armar la población

En los dos primeros días de su mandato mediante decreto, suspendió la concesión de nuevas licencias para cazadores y coleccionistas civiles de armas, para evitar los efectos de la política de Jair Bolsonaro de armar la población con lo cual había incrementado en más de un millón de armas poseídas por la población civil.

La protección de la Amazonía

En vista que durante la administración de Bolsonaro la destrucción de la Amazonía creció un 75 por ciento, Lula creó una Comisión Interministerial Permanente de Prevención y Control de la Desforestación, además, ordenó reactivar el Fondo Amazonía, fundado en el 2008, para promover donaciones destinadas a las inversiones de preservación de la flora. Este Fondo estaba congelado desde el 2019 por los desencuentros entre los gobiernos de Noruega y Alemania, principales donantes, con la administración de Bolsonaro.

El primer día de acción gubernamental Lula revocó la privatización de ocho empresas estatales, entre las cuales se cuentan Petrobras, y Correos. Además, el Presidente decidió revisar las decisiones de confidencialidad sobre documentos de la administración pública, lo cual le resta transparencia a la gestión gubernamental.

Una agenda latinoamericana

La prensa argentina destaca la identidad de las políticas de este país y Brasil para promover la integración bilateral y regional. Se debe tener en cuenta que Argentina tiene en Brasil su principal aliado comercial.  Una expresión de esta identidad es el hecho de que el 23 de enero Lula da Silva se reencontrará en Buenos Aires con Alberto Fernández en donde dialogarán sobre la comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac).

Al respecto el presidente Lula en su discurso de posesión expresó: “Nuestro protagonismo se concretará en el retorno de la integración latinoamericana mediante el Mercosur, la revitalización de la Unasur y las demás instancias de articulación soberana de nuestra región”. Es necesario destacar que el diálogo sobre Mercosur debe contemplar la posibilidad de que Bolivia ingrese en esta alianza, igual que el regreso de Venezuela.

Lula expresó su identidad con las propuestas de Gustavo Petro de analizar críticamente las políticas antidrogas para buscar alternativas ante el fracaso de esas estrategias. Además, dada la importancia económica y la posición estratégica del Brasil en relación con la Amazonía y la aceptación del mandatario brasilero de las propuestas de Gustavo Petro sobre esta región, se dan todas las condiciones para que se revierta la acelerada desforestación del pulmón del mundo en los últimos años.

Debelada la asonada golpista

El día 8 de enero los seguidores de Bolsonaro que había levantado unos campamentos frente a las Policía y el Ejército brasilero, invadieron violentamente el Congreso, la Corte Suprema y el Palacio Presidencial, el objetivo era lograr el apoyo del Ejército para deponer al presidente Lula da Silva. El Presidente movilizó las Fuerzas Armadas y la Policía y rápidamente repelieron a los sediciosos bolsonaristas y capturaron un poco más de 2.000, según informaron los noticieros y medios como Folha de Sao Paulo, O Globo y la radio brasilera Perfil.

A las 7 de la noche del domingo 8, los mandatarios de Estados Unidos, de Argentina, Brasil, Colombia, Cuba, Costa Rica, Chile, México y Uruguay habían rechazado el golpe y expresado su apoyo al Presidente Lula da Silva. Los presidentes de Alemania, España, Francia Italia también expresaron su apoyo al mandatario brasilero. Joe Biden expresó “El asalto a la democracia en Brasil. Las instituciones democráticas en Brasil cuentan con todo nuestro apoyo”.

El presidente Lula decretó la intervención Federal en la Seguridad Pública de Brasilia hasta el 31 de enero. “Creemos que hubo falta de seguridad y quiero decirles que todas las personas que hicieron esto serán encontradas y castigadas. La democracia exige que la gente respete las instituciones que se crearon para la democracia”.

El día 9 las autoridades brasileras informaron que habían sido detenidos más de 1.200 asaltantes y habían destruido los campamentos que los sediciosos habían levantado frente al Ejército. Estos detenidos según el artículo 359 del Código Penal establece entre 4 y 12 años de prisión ya que califica como “tentativa de destitución de un gobierno legítimamente electo”.

El Siglo, medio comunista, en un artículo titulado “Brasil. ¿Quiénes organizaron y financiaron la asonada de la extrema derecha?”, señala que grupos financieros, de derecha y extrema derecha habrían planificado y financiado la operación golpista. Por esa razón Lula expresó que investigarán para identificar a quienes planificaron y financiaron los intentos golpistas en Brasilia y subrayó que “todos pagarán con fuerza de ley”. Por otra parte, Lula pidió al Supremo Tribunal Federal que ordene la detención del secretario de Seguridad de Brasilia.

Artículo anterior
Artículo siguiente
RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

Rodrigo Carvajal en Elefantes blancos en Coyaima
Rodrigo Carvajal en No Más Olé
Rodrigo Carvajal en ¡A hundir el acelerador!
Rodrigo Carvajal en Semana contra el fascismo
Rodrigo Carvajal en Ucrania, ¿Otro Vietnam?
Rodrigo Carvajal en ¿Quién es Claudia Sheinbaum?
Rodrigo Carvajal en Odio y desinformación
Rodrigo Carvajal en La inflación y sus demonios
Rodrigo Carvajal en No cesa la brutalidad sionista
Rodrigo Carvajal en Putin gobernará hasta el 2030
Rodrigo Carvajal en De Bolsonaro a Lula