Liquidan ingenio Central Tumaco: Trabajadores a la deriva

0
489
Planta de producción del ingenio Central Tumaco. Foto J.C.H.

Según el abogado del sindicato la empresa ha realizado irregularidades en su proceso de liquidación. Los obreros temen que no les paguen todas sus prestaciones como ordenan las normas

Juan Carlos Hurtado Fonseca
@aurelianolatino

Desde hace algunos años se presenta un problema entre los socios del ingenio azucarero Central Tumaco, que redunda en los trabajadores. Los minoritarios -quienes no tienen representación en la administración-, se quejan de no recibir las utilidades apropiadas, aunque son dueños de cinco haciendas que proveen la caña a bajo costo, lo cual tampoco es rentable. Las contradicciones generaron que decidieran la liquidación de la firma desde hace 19 meses, pero no han dejado de producir.

Sin comunicarle al sindicato, solicitaron al Ministerio de Trabajo autorización para cancelar los contratos. El sindicato interpuso algunos recursos y logró que esta no se diera. La Superintendencia ordenó una investigación contra la empresa que produjo un pliego de cargos contra el liquidador.

Central Tumaco pertenece a alrededor de 70 socios, cuenta con 182 trabajadores, 122 de fábrica o mecánicos, personal de campo y 60 del área administrativa. Están vinculados de manera directa, sin embargo hay más de 100 tercerizados a través de contratistas. 122 están sindicalizados en Sintraicañazucol, organización sindical con presencia en este ingenio y ocho más.

Según Iván Darío Llanos, mecánico de mantenimiento en el ingenio azucarero Central Tumaco, integrante de la comisión de reclamos, estos trabajadores cuentan con los salarios más bajos del mercado: “Un mecánico gana entre 32 y 35 mil pesos diarios, y en otros ingenios puede ganar 65 mil”.

Los balances

Los trabajadores piden el derecho al trabajo en condiciones dignas, pues tuvieron acceso a los balances económicos de la empresa y concluyeron que hay una disminución del capital e incremento de las deudas: “Se pasa de unas pérdidas de dos mil millones de pesos en 2013 a 12 mil millones en 2014. Se aumentan los pasivos de nueve mil millones en 2009 a 30 mil millones en 2014. Por eso sabemos que la empresa entrará en una insolvencia económica desconociendo el pago de las acreencias laborales”.

Con este panorama, el sindicato solicita la conservación de los puestos de trabajo y en caso de que la empresa entre en una liquidación forzosa, se paguen todas las deudas con los trabajadores.

“Lo que nos preocupa es que en Central Tumaco todo es por vía de hecho. En el paro de 2005 y 2008 la empresa entró en cese de actividades y esos días no fueron cancelados. Hubo que acudir a la justicia civil para que cuatro años después reconociera esas deudas. Entonces, nos preocupa que según la actual liquidadora si el proceso culmina no serían pagados sueldos a los trabajadores que no estén laborando”, explica Iván Darío Llanos.

El abogado y dirigente sindical, Omar Romero, quien asesora a los trabajadores expresó: “Se espera un pronunciamiento de la Superintendencia de Sociedades con respecto a la autorización para liquidar. El Ministerio de Trabajo ha fallado en dos oportunidades negando el despido de los trabajadores, pero si la Superintendencia autoriza, los trabajadores se verían obligados a defender sus derechos y prestaciones. Seguramente tendrán que utilizar las vías de hecho para presionar una respuesta por parte de los accionistas y la Superintendencia. Desde hace 18 meses están dilatando”.