Legalidad de la usura bancaria

0
521

Gerardo Esteban Vargas*

El 18 de febrero del año en curso, el presidente de Fenalco, Guillermo Botero, elevaba una fuerte crítica a los altos intereses que el sistema financiero cobra a los usuarios que usan tarjeta de crédito.

Protesta contra banca

Asegurando que las personas terminan pagando 13 veces el porcentaje de la inflación cuando pagan con dichas tarjetas; ya que la inflación fue del 2,44% y la tasa máxima de usura bancaria es de 31,13% anual. Ahora, el Banco de la República ha bajado las tasas de interés, es el que presta a entidades financieras al 4% anual, pero el sistema financiero no traspasa esa baja a los tarjetahabientes, por ende ese beneficio económico lo absorben los bancos y no los usuarios.

Al respecto, en enero del año 2011, el ex ministro de Hacienda y Crédito Público, Juan Carlos Echeverry Garzón, pronunciaba una crítica similar, asegurando que existe una ausencia de regulaciones a las entidades financieras, por ello su capacidad de abuso con los usuarios de créditos. Adicionalmente señalaba que las tarifas bancarias en el país son extremadamente altas, ya que por transacción en su momento se cobraban hasta siete dólares.

Ahora, el sector financiero obtuvo utilidades por 39,7 billones de pesos en el año 2012. En esas utilidades está incluido el manejo de las cuentas de los afiliados a los fondos de pensiones y cesantías, con un monto de utilidad por 18,8 billones de pesos. El Banco de Bogotá fue la entidad que mayor utilidad obtuvo con 1,3 billones de pesos, seguido por Bancolombia con una cifra de 1,2 billones de pesos.

Bancos contra pueblos[1. cadtm.org/Bancos-contra-pueblos]

Una cifra de estas es extremadamente exagerada; comparada con la obtención dada gracias al paro o pelea por dos meses de los más de 48 mil funcionarios públicos y judiciales de una de las tres ramas del poder, por la nivelación salarial prometida hace 20 años y que culmina con un ajuste de 1,2 billones para distribuir en cinco años. Cuántos banqueros se distribuyen la utilidad de 39,7 billones de pesos en un año.

Ahora, si se compara con otro adefesio mal manejado por los gobiernos oligarcas de turno, pero en obediencia a las políticas de Washington, el pago de la deuda externa a bancos extranjeros dentro del presupuesto del año 2013 absorberá 47 billones de pesos.

Lo que muestra que el solo sector financiero internacional y nacional absorbe casi 87 billones de pesos generados por los trabajadores colombianos. Y por otro lado contrasta radicalmente con los aportes a la educación en el mismo presupuesto con un monto de 24,6 billones de pesos; para la protección social y salud más de 11,5 billones de pesos y pensiones unos 24,9 billones de pesos.

Anular deuda y estatalizar los bancos

Este fenómeno financiero es un entramado estratégico del modelo capitalista neoliberal, como lo anota Eric Toussaint[2. Eric Toussaint, Universidad de Lieja, es presidente del CADTM Bélgica (Comité por la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo, www.cadtm.org) y miembro del Consejo Científico de ATTAC France.]: “En todo el mundo, el Capital se ha lanzado a una ofensiva contra el Trabajo. Es en Europa donde, desde 2008, la ofensiva toma la forma más sistemática comenzando por los países de la periferia. Los bancos (y el capitalismo como sistema), los responsables de la crisis, son sistemáticamente protegidos.

En todas partes, el reembolso de la deuda pública es el pretexto invocado por los gobernantes para justificar una política que ataca los derechos económicos y sociales de la aplastante mayoría de la población. Si los movimientos sociales y, entre ellos, los sindicatos quieren responder victoriosamente a esta ofensiva devastadora, hay que enfrentarse a fondo a la cuestión de la deuda pública a fin de quitar al poder su argumento principal. La anulación de la parte ilegítima de la deuda pública y la expropiación de los bancos para integrarlos en un servicio público del ahorro y del crédito son medidas esenciales en un programa alternativo a la gestión capitalista de la crisis”.

¿Qué alternativas quedan frente a un poder de esta magnitud? La organización y unidad política de las bases sociales. El sector financiero se alimenta de una clase política corrupta en contra de esas mayorías. Donde los gobiernos al servicio de estos particulares utilizan la Fuerza Pública y el terrorismo de estado, entre otras estrategias, para cooptar, comprar o eliminar lo que represente una amenaza a este criminal modelo neoliberal; por ello, estos asuntos económicos no están a la orden día en las mesas del diálogo por la paz.

Es la movilización de la población en conjunto la que conduce al triunfo, tal como lo mostró la revolución islandesa (2008-2011), donde llevaron a los banqueros y a los políticos causantes de la crisis a la cárcel, ahora su historia es contada de otra manera con una nueva Constitución.

* Economista Investigador del Centro de Estudios e Investigaciones Sociales (CEIS).