La pensión universal garantiza un derecho y acaba un negocio

0
257
En Colombia cerca del 77% de la población en edad de jubilación no tiene derecho a la pensión

La reforma pensional que ha propuesto el candidato presidencial Gustavo Petro es posible, urgente y realizable.

Simón Palacio
@Simonhablando

Tradicionalmente las pensiones en Colombia están por fuera del debate electoral. Es una línea roja que va en contra de los votos y la popularidad. Desde la aparición de los fondos privados de pensiones, el Congreso colombiano se ha dedicado a protegerlos reformando el sistema público de pensiones elevando la edad de jubilación y marchitado a Colpensiones.

El candidato presidencial Gustavo Petro rompió esa tendencia y lanzó su propuesta de reforma pensional que en resumen se trata de fortalecer el sistema público y garantizar los derechos de trabajadores y trabajadoras que no han cotizado pensión o han dejado de hacerlo. “En mi gobierno las colombianas y colombianos tendrán una pensión pública digna que les permita vivir bien su vejez y con mayor tranquilidad. Es hora de que nuestros padres, madres, abuelos y abuelas puedan irse a la cama sin hambre, con el estómago lleno”, señaló Petro.

Fortalecer Colpensiones

Según las últimas cifras reportadas por Colpensiones1, en diciembre de 2020 esta entidad es responsable de 1’424.766 pensionados. Los datos reportados por la Asociación Colombiana de Administradoras de Fondos de Pensiones y de Cesantía, Asofondos2, en noviembre de 2020, las Administradoras de Fondos de Pensiones AFP privadas, reportan que son responsables de 204.926 jubilaciones.

En Colombia, todo el sistema pensional, tanto en los Fondos Privados como en Colpensiones, jubila a 1’629.692 personas. En este sentido, la cobertura pensional efectiva es de 22,62%, según el número la población colombiana, dejando sin garantía del derecho a la pensión a 5.572.858 personas.

Como era de esperarse, la respuesta a la propuesta de Gustavo Petro llegó del gremio que agrupa a los Fondos de Pensiones. Armando Montenegro, presidente de Asofondos, señaló que el sistema público tiene deficiencias insuperables y que la única garantía de pensión para los colombianos es el ahorro individual y que subsidiar cotizaciones es contraproducente.

Armando Montenegro también han señalado que los fondos privados son la mejor opción para 95% de los afiliados. No obstante, entre diciembre de 2019 y diciembre de 2020, según Asofondos, el valor de los fondos de pensiones obligatorias aumentó en 35,2 billones de pesos, pasando de 281,7 billones en diciembre de 2019 a 316,9 billones. Esto representa un crecimiento del 11%.

La cobertura pensional efectiva, sumándolo fondos privados y Colpensiones, se ubicaría en 1.629.692 personas, que corresponde a un 22,63% de las personas en edad de pensión, dejando sin garantía del derecho a la pensión a 5.572.858 personas, es decir el 77,37%. De estas personas a quienes no se le garantiza el derecho a la pensión, los instrumentos asistenciales del Estado absorben a 1.729.358 personas, el 24,01% del total de personas en edad de pensión, con 1’698.000 beneficiarios en Colombia Mayor y 31.358 en BEPS.

Importante señalar los datos de pobreza monetaria extrema antes de la pandemia. En 2019 la pobreza monetaria pasó de 8,2% a 9,6% de 2018 a 2019. En el sector rural, en el mismo periodo, la variación fue de 16,2% a 19,3%, aumentando más de tres puntos porcentuales y en las áreas urbanas pasando de 5,8% a 6,8%. Las personas entre 56 a 65 años tuvieron una incidencia nacional de 5,8% y las mayores de 65 años una incidencia de 6,2%. En cuanto a los centros poblados y rurales dispersos, las personas entre 56 a 65 años tienen una incidencia del 13% y las mayores de 65 años del 13,6%.

Pobres sin derecho a pensión

La pobreza monetaria a nivel nacional se ha ubicado en el último quinquenio en un 35%; para el sector rural (centros poblados y rural disperso) se ubica en 10 puntos más. En las cabeceras municipales la pobreza monetaria llega al 32,3%. A nivel nacional, la pobreza monetaria para las personas entre 56 a 65 años se situó en 23,6% y en las personas mayores de 65 años en un 24,4%.

Según los últimos datos reportados por Colombia Mayor3, para inicio de la década existían más de 1’698.000 beneficiarios del subsidio; por su parte, las últimas cifras reportadas por el programa de Beneficios Económicos, BEPS4, cuentan con 31.358 favorecidos de rentas vitalicias. Es decir, un bono pensional que ya existe y que se convierte en una política asistencial a la vejez, que cubre a 1.729.358 personas.

Por lo tanto, sumando la cobertura del sistema pensional y los programas asistenciales a la población mayor, se atiende a un total de 3’359.050, correspondiente al 46,63% del total de la población en edad de pensión, dejando completamente desprotegidas y sin ninguna prestación a 3’843.500 de personas mayores.

En los fondos privados el 73,93% de los afiliados cotizan de uno a dos salarios mínimos mientras que en Colpensiones es el 88,7%. Entre los afiliados de los dos regímenes, el 78% tendrán una mesada pensional que no puede ser superior a la del salario mínimo.

La reforma necesaria

VOZ conoció la propuesta que viene construyendo la senadora Aída Avella junto con organizaciones de trabajadores, jóvenes y organizaciones sindicales para presentarle al país en la próxima legislatura.

Se pretende establecer la obligatoriedad de la cotización pensional en el sistema público de pensiones, de tal manera que se fortalezca la solidaridad en el sistema y sea manejado por Colpensiones, autorizando a las administradoras de fondos privados de pensiones la administración del ahorro voluntario.

La propuesta alternativa pretende crear un régimen de transición en el cual se establecen cinco años para que todas las personas puedan hacer sus traslados del RAIS al RPM sin ninguna restricción o tomar la decisión de quedarse en el régimen privado. En todo caso no se podrán efectuar nuevas afiliaciones obligatorias a los fondos privados.

El proyecto de ley desea construir un sistema de subsidio a la cotización, completando desde el Estado la cotización parcial que hagan los trabajadores, sobre todo rurales e informales. Además, se crea un sistema de pensión solidario semi contributivo para que, con la ayuda institucional, las personas que han cotizado algo, puedan acceder a la pensión contributiva.

El objetivo final del proyecto es dejarle a Colombia un nuevo sistema de pensión solidario no contributivo con una Pensión Mínima Universal de Vejez que garantice el mínimo vital a las personas mayores de 60 para mujeres y 65 años hombres que no puedan acceder a la pensión.

1 Tomado de https://www.datos.gov.co/Salud-y-Protecci-n-Social/Cantidad-de-pensionados-de-Colpensiones-por-rango-/np5z-haxm
2 Tomado de https://www.asofondos.org.co/estudios-y-cifras/cifras-del-sector/
3 Tomado de https://www.fondodesolidaridadpensional.gov.co/fondo-de-solidaridad/que-es-el-fondo-de-solidaridad-pensional/programas/programa-colombia-mayor.html
4 Tomado de https://www.colpensiones.gov.co/Publicaciones/colpensiones_en_cifras_diciembre_2020