La Distrital, ejemplo para universidades del país

0
380
Brayam Silva, integrante de la junta directiva de la asamblea constituyente.

“Se propone la elección del rector ciento por ciento por la comunidad, que aumente la representación al Consejo Superior Universitario por parte de los estudiantes y se avance en una apertura democrática para la UD”: Brayan Silva

Brayam Silva, integrante de la junta directiva de la asamblea constituyente.
Brayam Silva, integrante de la junta directiva de la asamblea constituyente.

Carolina Tejada

Después de más de veinte años de movilizaciones, asambleas y paros en donde se exigía una participación democrática de la comunidad que definiera el rumbo de la universidad, este jueves 21 de octubre, se instaló la constituyente para la Universidad Distrital.

Los constituyentes primarios, entre los que se encuentran representados todos los gremios de la comunidad, hablan de un logro histórico, no solo para la Universidad Distrital, sino para la universidad pública colombiana. Estamos construyendo una reforma transformadora desde la misma concepción de universidad pública. “Nuestra universidad debe crecer y llegar a otros sectores sociales de la ciudad, por eso se debe ampliar a unos cien mil estudiantes y ampliar sus campos de estudio, como lo es la medicina, el derecho, la filosofía etc. Y que realmente la comunidad ejerza la autonomía universitaria”, dice Jorge Villamil, representante de la comunidad académica.

También argumenta, que parte de esta exigencia, se debe a que “los consejos superiores se han separado de la comunidad, viven en un nivel muy separado haciendo que la comunidad no participe de las decisiones de la universidad y eso parte por la concepción de la universidad, de democracia”. Para estos dirigentes, es la comunidad en donde se deposita la autonomía universitaria. “Se proyectan en este orden de ideas, la construcción de las escuelas y la asamblea universitaria con una periodicidad de seis u ocho años y sería la única con potestad de cambiar el estatuto, e impedir lo que viene pasando en las universidades, que son un par de miembros del CSU quienes cambian los estatutos a su antojo”.

Proponen el consejo de participación para garantizar la participación de la comunidad, de allí mismo se derivara el consejo electoral, partiendo de la idea de que no sea el CSU quien esté por encima de este organismo, sino que esté el consejo nacional electoral en el sentido de normas y para darle independencia.

Como un elemento de consenso entre el movimiento estudiantil, el profesoral y el trabajador, se propone la asamblea de claustros universitarios, “que se reunirán en cada uno, por ejemplo facultades o proyecto curricular, como formas de participación. También están los organizamos colegiados que son el consejo superior académico, superior y facultad”.

Para este grupo de constituyentes primarios, este proceso cobra gran importancia porque comenzó con una movilización que hizo derogar dos acuerdos, el 08 y el 09, que pretendían eliminar facultades, crear nuevas facultades de manera imprudente y sin contar con la participación de la comunidad, entre otros. Y para dar inicio a este proceso, se dio un escenario de sensibilización con el doctorado de ciencias, luego llegó al de sensibilización por proyectos, facultades y ahora el nivel de consolidación, “que lo hemos terminado hoy para dar inicio al proceso constituyente como tal, y ya tenemos todos los materiales para construir un articulado para ser entregado el cuatro de diciembre”, asegura el docente.

Por su parte Brayam Silva, dirigente estudiantil, que desde hace varios años viene trabajando alrededor de la Asociación Colombiana de Estudiantes Universitarios, ACEU, y que hoy hace parte de la junta directiva de la constituyente, afirma que “este proceso es importante porque parte de la necesidad de una transformación completa para la universidad. En estos últimos cinco años ha sido un esfuerzo inagotable que ha convocado no solo al movimiento estudiantil, organizando los consejos estudiantiles, sino también convocando a los profesores, a los trabajadores para poder facilitar una transformación y que realmente se dé para cambiar la realidad de estos últimos 20 años, en una constituyente de carácter vinculante y que realmente genere un estatuto único para la universidad”.

Comenta que el movimiento estudiantil es realmente el espíritu de este proceso, desde sus inicios movilizó y desarrolló debates y foros con el ánimo de concientizar a la comunidad de esta tarea. “Hemos retroalimentado a toda la comunidad de los avances logrados, realizamos asambleas, y hemos debatido el carácter de este estatuto general. Esos insumos irán dentro del plan de consolidación que es el que iniciamos en este momento. Lo que pretendemos para este nivel constituyente, es avanzar en dos etapas, la primera es la que definirá el estatuto general, con los insumos que se han construido, y la otra es la de sensibilización. Por eso hemos dicho, la constituyente no termina aquí, este proceso sigue hasta el otro año”.

Uno de los elementos que se pretenden ajustar en esta constituyente es “la elección del rector ciento por ciento por la comunidad, que aumente la representación al CSU por parte de los estudiantes y se avance en una apertura democrática para la UD”, asegura Brayam.