La derecha gana elecciones en España pero sale debilitada

0
611
Mariano Rajoy, del Partido Popular, presidente del Gobierno de España desde 2011.

En segundo puesto se posiciona el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), quién obtiene el 22,05%, es decir, 5.357.925 votos y 92 diputados, seguido por Podemos, con el 20,63%, lo que supone 5.011.603 votos y 69 diputados.

Mariano Rajoy, del Partido Popular, presidente del Gobierno de España desde 2011.
Mariano Rajoy, del Partido Popular, presidente del Gobierno de España desde 2011.

La derecha española, representada por el gobernante Partido Popular (PP), volvió a ganar las elecciones generales este domingo 20 de diciembre con el 28,71% de los votos, lo que se traduce en 6.976.177 sufragios y 121 diputados en el Congreso.

En segundo puesto se posiciona el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), quien obtiene el 22,05%, es decir, 5.357.925 votos y 92 diputados, seguido por Podemos, con el 20,63%, lo que supone 5.011.603 votos y 69 diputados.

Por su parte, Ciudadanos (Cs) aglutina un 13,91% (3.380.230 votos) y 40 diputados.

Las formaciones nacionalistas catalanas Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y Democràcia i Llibertat obtienen buenos resultados, con 9 y 8 diputados respectivamente, mientras que el Partido Nacionalista Vasco se hace con 6 representantes.

Unidad Popular-Izquierda Unida resiste al terremoto político de la coaliciones y garantiza 2 diputados con 893.458 votos.

IU-UP, la más perjudicada por la ley electoral

El precio en votos a pagar por ocupar un asiento en el Congreso no es igual para cada formación política debido a la ya de por sí polémica Ley D´Hondt.

Son evidentemente los grupos pequeños los más castigados por la actual ley electoral, sin embargo, en estas elecciones, los resultados han ofrecido un panorama desolador para Izquierda Unida-Unidad Popular. Garzón termina esta noche tras el escrutinio de votos con 2 diputados en el Congreso y se quedaba al borde de lograr el tercero por la provincia de Málaga. La paradoja está en que la coalición triplica en votos a otros partidos como el PNV, que obtiene, en cambio, cuatro escaños más.

En teoría, el objeto de la ley D’Hondt es evitar una fragmentación excesiva en el Parlamento y favorecer la creación de mayorías, sin embargo, su verdadero objetivo es la consolidación de los grandes grupos políticos en detrimento de los que reciben menos atención mediática y por ello, menos conocimiento. Con este sistema y la distribución previa de escaños en circunscripciones, ¿cuántos votos le ha costado a cada formación sentar a un diputado en el Congreso?

PNV: 50.000 votos.
Partido Popular: 58.000 votos.
Partido Socialista: 59.000 votos.
ERC: 65.000 votos.
DL: 69.000 votos.
Podemos: 73.000 votos.
Coalición Canaria: 75.000 votos.
Ciudadanos: 85.000 votos.
Bildu: 108.000 votos.
Unidad Popular-IU: 452.000 votos.

Después de una gran campaña electoral, se percibe el desanimo entre los integrantes de Unidad Popular-Izquierda Unida, los cuales han necesitado casi un millón de votos para meter sólo dos diputados.

El partido de Alberto Garzón vuelve al destierro del que salió cuando Cayo Lara fue candidato a la presidencia del gobierno. Por aquel entonces subió de 2 a 11 diputados, resultado idéntico que consigue ahora pero a la inversa. Sin embargo, sin la sin Ley D´Hondt en estos momentos IU-UP tendría 13 diputados. Es decir, 11 escaños más para IU-UP si cada asiento costara lo mismo y se aplicara el lema “un ciudadano, un voto”.

La República (España)