Impunidad total en violencia contra menores

0
128
Foto Daniel Ocampo, en Flickr

UTL Aída Avella

En Colombia se celebró el día de la niñez la última semana del mes de abril. Está remembranza se oficializó desde el año 1999, en esa ocasión se hizo un homenaje a las niñas y niños del país y se destacó la importancia de sus derechos.

También en la Constitución Política de Colombia en su artículo 44: «Son derechos fundamentales de los niños: la vida, la integridad física, la salud y la seguridad social, la alimentación equilibrada, su nombre y nacionalidad, tener una familia y no ser separados de ella, el cuidado y amor, la educación y la cultura, la recreación y la libre expresión de su opinión. Serán protegidos contra toda forma de abandono, violencia física o moral, secuestro, venta, abuso sexual, explotación laboral o económica y trabajos riesgosos. Gozarán también de los demás derechos consagrados en la Constitución, en las leyes y en los tratados internacionales ratificados por Colombia. La familia, la sociedad y el Estado tienen la obligación de asistir y proteger al niño para garantizar su desarrollo armónico e integral y el ejercicio pleno de sus derechos. Cualquier persona puede exigir de la autoridad competente su cumplimiento y la sanción de los infractores. Los derechos de los niños prevalecen sobre los derechos de los demás”

A pesar de que la niñez son sujetos de especial protección y derecho, desde temprana edad, la violencia sexual y la violencia intrafamiliar son de los principales flagelos que enfrentan las niñas, niños y adolescentes en el país. De acuerdo con la Defensoría del Pueblo para finales del año 2021, esta entidad atendió 46.257 casos por delitos cometidos contra menores de edad, relacionados con violencia sexual contra menores de 14 años que representa un 34,1%, por acceso carnal contra menores de 14 años (con el 23,7%) y por inasistencia alimentaria que ocupó el tercer lugar con un 16,1%. Estas fueron las principales vulneraciones que las niñas, niños y adolescentes sufrieron en el último año.

Las mujeres menores de edad, son quienes están más expuestas. De acuerdo con cifras de Sisma Mujer, durante el año 2021 las niñas y adolescentes menores de edad fueron el 80,47% de los casos registrados por violencia sexual en el país. En este año, se registraron 8.726 casos de presuntos delitos sexuales contra mujeres menores, entre los 12 y 17 años de edad, mientras que 4.503 casos aproximadamente se concentraron en menores entre los 6 a 11 años. De acuerdo con el boletín los principales agresores son integrantes de las familias de los menores, el 78,82% de los casos de violencia sexual ocurrieron al interior de sus viviendas.

Otro flagelo sobre los menores de edad se debe a la violencia intrafamiliar, en el caso de las mujeres menores de edad. De acuerdo a Sisma Mujer, se reportaron un total de 2.636 casos de violencia intrafamiliar que fueron ejercidas principalmente por el padre o padrastro de las menores.

Ahora bien, sobre la situación de los feminicidios en lo corrido de este año se registraron 86 casos, las víctimas mujeres, niñas y adolescentes, este delito sigue en aumento año tras año.

Esta realidad no debe ser normalizada al interior de nuestra sociedad pues dista de ser el entorno adecuado para que nuestra niñez y los adolescentes crezcan y se desarrollen en un ambiente sano libre de violencia. La prevención oportuna, pedagógica y efectiva, en los  colegios, los jardines y en los hogares puede mitigar los efectos de esta problemática.

Es vital orientar la política de infancia y adolescencia para que desde las instituciones se garanticen los derechos fundamentales de los menores de edad; además de realizar una fuerte inversión social que responda a las necesidades en materia de acceso a la educación, salud, vivienda digna, servicios básicos, alimentación, recreación y derecho a una atención preferentes en caso de peligro.