Gobierno incumple a presos políticos

0
529
Crisis en cárceles colombianas. Foto la web.

Se sigue deteriorando la salud de los presos políticos en cárceles del país, bajo el trato cómplice e inhumano del gobierno nacional y el Inpec

Crisis en cárceles colombianas. Foto la web.
Crisis en cárceles colombianas. Foto la web.

Carolina Tejada

En las cárceles colombianas no ha valido huelga o compromiso público por parte del gobierno nacional para solucionar la problemática interna de reclusos que viven confinados en la más cruenta e inhumana condición; por el contrario, se sigue agudizando la crisis y quienes padecen del aislamiento en celdas de menos de dos metros cuadrados, sin atención médica, ausencia del mínimo vital del agua, entre otros, quedan a la espera de una pronta voluntad del gobierno nacional para aliviar estas condiciones.

Se retoma la huelga de hambre

Presos políticos de las FARC-EP, se encuentran en huelga de hambre desde el lunes 25 de enero. Los guerrilleros denuncian las graves condiciones de salud por las que atraviesan varios presos políticos e igualmente denuncian el incumplimiento de los acuerdos que el pasado mes de noviembre el gobierno nacional hizo públicamente en relación a la atención por medio de unas brigadas de salud para atender las emergencias de la crisis humanitaria en las cárceles del país.

El incumplimiento con las brigadas de salud

Las brigadas de salud son un compromiso que el gobierno nacional ha hecho desde el pasado mes de noviembre con los presos políticos, después de que se llevara a cabo una huelga general en todas las cárceles del país con el fin de presionar el cumplimento del derecho a la salud y a una atención médica a tiempo. Esta exigencia se hace después de que varios presos políticos murieran a causa de la no atención médica en las celdas.

VOZ, dialogó con José Cartagena Quintero, preso político de las FARC-EP, quien se encuentra con varias personas más en huelga de hambre en la penitenciaría Eron-Picota. Según comenta Quintero, quien también se encuentra en graves condiciones de salud, las tutelas que han ganado para exigir el cumplimiento al derecho a la atención en salud, también han sido insuficientes. “Yo tengo dos discos desviados en la columna, gané una tutela para la atención médica, y me han negado este derecho. Con la pasada huelga el gobierno se comprometió hace dos meses con las brigadas de salud y nos ha incumplido. Aquí tenemos compañeros en muy malas condiciones, incluso con leucemia crónica, la única salida que tenemos es irnos a la huelga de hambre”.

Durante la semana que estos presos asumieron la huelga como medida de presión para seguir exigiendo los derechos, varios recurrieron a que se les prestara los primeros auxilios y se les suministrara suero, este derecho también fue negado por parte del Inpec.

Encomiendas retenidas

A pesar de que en algunas cárceles como lo es el caso de la Eron Picota en Bogotá, donde se encuentran personas de diferentes partes del país, está prohibido que las visitas ingresen con algún implemento de aseo o ropa para sus familiares, tampoco existe allí la posibilidad de comprar cualquier utensilio de aseo que permita a los reclusos mantener un ambiente y cuerpos limpios.

Quintero comenta que “como nuestras familias no nos pueden visitar porque viven lejos; nos envían unas encomiendas por Servientrega, estos son el mínimo vital para nosotros. Estas encomiendas han sido retenidas desde el mes de noviembre, y aquí no es posible obtener implementos de aseo, ropa, medicina. Estamos confinados sin ningún derecho”. A segura que hay presos sociales y paramilitares que han anunciado sumarse a la protesta si no se presenta una solución a esta problemática, pues las encomiendas se les han retenido a todos los presos y la crisis carcelaria los toca a todos por igual.