FARC: “Víctimas son sujetos políticos”

0
324
Rueda de prensa de la segunda delegación de víctimas en La Habana.

Un nuevo ciclo de conversaciones deja importantes conclusiones para el país. Las víctimas visitan La Habana y reclaman cese de fuegos

Simón Palacio

“Muestra evidente de que la paz y la reconciliación no tienen marcha atrás, como tampoco la tiene la voluntad unánime de la Mesa de Conversaciones de escuchar a las víctimas y con ellas construir y ofrecer alternativas a su problemática”, fueron las palabras de bienvenida de la delegación de paz de las FARC-EP a propósito de la segunda visita de las víctimas a la mesa de negociación. Un hecho histórico invaluable para el final del conflicto armado.

A su arribo a Cuba las 12 víctimas manifestaron enfáticamente que llegaban allí “sin presiones, con la posibilidad de expresar lo que pensamos”. Y señalaron la necesidad de parar la guerra y concertar un cese bilateral de fuegos que a esta altura del proceso resulta necesario: “Asuman los compromisos necesarios y responsables para que de manera urgente se dé un cese bilateral al fuego y las hostilidades, con el propósito de prevenir nuevos hechos que victimicen a la población colombiana […] La luz de la esperanza como símbolo del compromiso para seguir caminando hacia la paz”, indico uno de sus voceros.

La voz de las víctimas

Reinel Barbosa, víctima de una mina antipersonal y quien hizo parte de la segunda visita, indicó a los medios de comunicación la necesidad de acelerar las conversaciones y terminar pronto el proceso de paz. “No queremos más víctimas. En la medida que no haya un cese bilateral, van a existir más víctimas, por lo tanto necesitamos un cese de hostilidades”. Yéssica Hoyos, abogada y víctima de un crimen de Estado, señaló que el marco de las conversaciones debe ser en adelante un cese de fuegos como única garantía para detener la generación de más víctimas y dialogar de manera más efectiva.

“Siento que hubo una actitud de respeto y de escucha. Expresamos libremente lo que queremos y nos vamos para Colombia con muchas esperanzas y el deseo de construir un país diferente y que sean respetados los derechos humanos”, dijo Marisol Garzón, hermana de Jaime Garzón, asesinado a manos de grupos paramilitares.

Por su parte, Consuelo González de Perdomo, calificó el encuentro como importante porque los actores de uno y otro lado escucharon cada uno de los hechos narrados por cada víctima. “Las FARC han reconocido que sus acciones han causado muchísimo dolor y han expresado su voluntad para hacer todos los esfuerzos que conduzcan a que esos hechos no se repitan en el país”, dijo.

Contra las amenazas

Las delegaciones de paz del Gobierno y las FARC-EP rechazaron las amenazas que se ciernen sobre defensores de derechos humanos y víctimas que han manifestado poner sobre la mesa todo su empeño para alcanzar la paz. Tanto gobierno como insurgencia se pronunciaron a ese respecto. La delegación de paz en cabeza de Humberto De La Calle dijo no permitir que, como en el caso de Ángela Giraldo, hermana del diputado del Valle Francisco Javier Giraldo, se cuestione el carácter de víctimas y que los enemigos del proceso vulneren sus derechos.

En tanto que las FARC-EP alertaron sobre la amenaza de los paramilitares contra víctimas del conflicto y defensores de derechos humanos: “Estas tempestades tienen su origen en aquellos que consideran a las personas que, valiente y abnegadamente, han defendido los derechos humanos de las víctimas y de los colombianos con toda licitud, como integrantes de una estrategia calificada como guerra jurídica”.

Interlocución con todo el país

La insurgencia abogó por encontrar el mecanismo ideal para que no solo las víctimas sino los movimientos sociales del país hagan parte integral del diálogo con esa insurgencia y el gobierno nacional.

“Dentro de esta misma perspectiva queremos reafirmar nuestra disposición de seguir escuchando sus inquietudes e iniciativas sobre la situación de las víctimas, y además sobre el conjunto de los puntos que integran el Acuerdo General de La Habana, asumiendo que la paz es asunto de todos y todas. Pero creyendo, sobre todo, que desde ya los encuentros con las víctimas deben ir alcanzando una dimensión restaurativa que incluye el reconocimiento de su condición de sujetos políticos activos en el proceso de construcción de la Nueva Colombia”, dijo uno de los voceros de la guerrilla.

En ese sentido, Iván Márquez expresó que las víctimas son hoy sujeto político activo y fundamental para la construcción de la Nueva Colombia. y reiteró que estas “no pueden mirarse únicamente como sujeto pasivo de la realidad colombiana, simples destinatarias de asistencia social en el mejor de los casos y de las que habría que compadecerse. No. Ellas deben ser protagonistas también del proceso constituyente que ya se ha iniciado y que deberá conducir a la convocatoria de una Magna Asamblea que dé cuerpo definitivo al tratado de paz”.

Comunicado conjunto

En el comunicado conjunto número 43 las delegaciones de paz de La Habana señalaron la importancia del ciclo 28 saludando la instalación de la subcomisión de género y comunidad LGBTI integrada por cinco miembros por cada delegación. Indicaron que la inclusión de un enfoque de género en ese tipo de procesos no tiene antecedentes en el mundo.

El grupo rebelde resaltó la creación de la subcomisión para darle perspectiva y forma a lo ya acordado: “Estamos cansados de escuchar y ver argumentos y prácticas cosméticas que asumen los asuntos de género y de víctimas como un simple sainete de apariencias tras el que sigue habitando la discriminación. Y esto no se trata simplemente de repartir curules o cargos de representación de manera ‘equilibrada’ entre hombres, mujeres y población LGBTI, sino de redistribuir de manera justa la riqueza en condiciones de democracia verdadera, de tal forma que acabemos definitivamente con la miseria y la desigualdad que subyacen como causa fundamental del conflicto social y de la guerra”.

Desde La Habana se hizo un llamado a las organizaciones de mujeres y de la comunidad LGBTI de Colombia para participar en la subcomisión, haciendo llegar aportes y sugerencias sobre el sentido y los temas a tratar por dicha subcomisión. El próximo ciclo de conversaciones se reactiva el 23 de septiembre.