Euskal Herria: No a las políticas de excepción. ¡Presos a casa!

0
225
Pello Urizar y Rebeka Ubera, parlamentarios de la coalición soberanista EH Bildu

El Estado quiere vulnerar la ley europea para poder seguir violando los derechos de las personas encarceladas

Pello Urizar y Rebeka Ubera, parlamentarios de la coalición soberanista EH Bildu
Pello Urizar y Rebeka Ubera, parlamentarios de la coalición soberanista EH Bildu

EH Bildu nuevamente tiene que denunciar con contundencia la política penitenciaria por la vulneración profunda y mantenida de los derechos de los presos y presas vascas que supone, vulneración consciente y reiterada que es su columna vertebral.

Política con objetivos asimismo, políticos. Esto ha quedado absolutamente claro con la declaración que realizó ayer el Tribunal Supremo, que confiesa debe adoptar una decisión ad hoc sobre y cito «presos de ETA». El Tribunal precisa de más tiempo para hacer la digestión sobre la decisión que el gobierno le exige que adopte, sobre la decisión arbitraria que éste le insta a adoptar.

No es la primera vez. El Estado español decidió excepcionalizar su propia ley en su aplicación a los presos políticos vascos, para poder prolongar sus castigos, mediante la conocida como «Doctrina Parot». El Tribunal Europeo de Derechos Humanos debió de corregir esa interpretación, ya que violaba derechos fundamentales de los presos. Ahora el Estado español ha decidido directamente vulnerar la ley europea para poder seguir vulnerando derechos de los presos, en concreto su derecho a la libertad.

Ha decidido retorcer la letra y el espíritu de las directivas europeas, haciendo una interpretación perversa, que le permita imponer una cadena perpetua, verdadera voluntad política, no ocultada, del gobierno del PP. Dando la espalda a esta directiva, quieren impedir el acceso a la libertad de 56 personas que tienen ya su condena cumplida. Diseñan ex profeso una ingeniería jurídica excepcional para un colectivo concreto. Lo hacen dinamitando principios de legalidad y de seguridad jurídica, porque están en otra clave: en una estrategia de involución. En una estrategia de venganza. En una estrategia de guerra.

Está más que claro que con esta actitud el estado no cumple siquiera unos estándares democráticos mínimos. Y esto lo tiene que conocer Europa.

El PP está obsesionado con dar un castigo arbitrario a los presos.

Es por eso que un 42% del colectivo de presos políticos se encuentra a 800 Km de Euskal Herria, castigando junto a ellos a sus familiares.

Es por eso que se mantiene en prisión a los presos mayores de 70 años o quienes están enfermos graves o a quienes tienen prácticamente cumplidas sus penas.

El gobierno trata a los presos como rehenes políticos. Por eso lleva de manera desesperada hasta el sus últimos límites la aplicación de medidas especiales, excepcionales, restrictivas de sus derechos.

Actuar a favor de los derechos de los presos, empujar contra esta política penitenciaria criminal es actuar a favor de la paz y la resolución. Seguiremos dando pasos en favor de esta prioridad democrática. No se puede mirar hacia otro lado. Es hora de traer los presos a Euskal Herria, a casa. Hora de plantarse con determinación y dignidad, a políticas de venganza y que alientan el sufrimiento.

Por eso seguiremos trabajando en la activación social, en la movilización de la opinión pública. Es por eso que EH Bildu ha convocado manifestaciones para este sábado, día 20 en Iruñea y Donostia, bajo el lema de «Salbuespen politikarik ez. Presoak etxera».

EH Bildu