domingo, junio 23, 2024
InicioPaísEl Moir para ñeros

El Moir para ñeros

Simón Palacio
@Simonhablando

Con la reciente presentación del movimiento Colombia Soberana, el Moir se ha vuelto a romper en mil pedazos. ¡Que novedad! Y como son unos gomelos, narraremos esta historia a lo ñero.

Desde el principio, este combo ha sido un visaje raro; el Movimiento Obrero Independiente y Revolucionario, Moir, nació al calor de los brincos izquierdistas en los años sesenta y setenta. Facción maoísta del Moec de Antonio Larrota, formó rancho aparte en octubre de 1970.

Hasta ahí, todo copas. Otra sigla más para el guetto, pero el brinco fueron sus tesis políticas. Mientras todo el maoísmo se paraba en la raya con la Guerra Popular Prolongada, el Moir se parchó la tesis más fresa de Mao: la Revolución de Nueva Democracia.

Básicamente la treparon con que la “revolución” sería por etapas, dentro de una praxis legal y en alianza con la “burguesía nacional”, mucha forcha. El jefe de la banda fue Francisco ‘Pacho’ Mosquera, un compa buena onda pero resectario.

Cuando ‘Pacho’ se pailetió en agosto de 1994, se azaró la plaza y el Moir primitivo se rompió. Un combo chimba funda el Partido del Trabajo de Colombia, PTC, fuerza que hoy está en el Pacto Histórico. Por otra parte, el aviso oficial quedó en manos de Héctor Valencia, Gustavo Triana, Jorge Enrique Robledo y Aurelio Suárez, el parche más sectario.

Obvio, mi perro Robledo llega al Senado y la rompe con meros debates retaquilleros. El Moir termina, como casi que toda la izquierda, en el Polo Democrático Alternativo y crecen como rata.

De ser una fuerza peye, comienzan a ganar y ganar people, especialmente en el parche joven. Famosos fueron los brincos al interior del movimiento estudiantil, donde el Moir siempre dio latazos a la unidad y vendió a la gente. Eso sí, severos conciertos.

Después, se pegaron al teacher Carlos Gaviria y terminaron de bonche con mi perro Petro, severas lámparas. Después, se midieron el aceite a la Alcaldía de Bogotá con Aurelio. ¿Quién p#$%& es Aurelio? Un visaje tan peye, que por la unidad hasta los comunistas le votamos, ¡muy aleta! Por ese tiempo, con el güiro de la paz y la mera Marcha Patriótica nos abrieron del parche del Polo. Doblemente lámparas.

Nítido fue que mi pez Petro se gana a las masas con su Alcaldía, borra al tal Aurelio en las urnas y se firma la paz con las Farc, mientras tanto, el Moir reajisoso acusando de santismo a todo lo que produjera sombra, una terapia. Luego de un tiempo, como las fuerzas makias del Polo frentearon, se abren y fundan Dignidad. Son de “izquierda”, pero todo mal son puñaladas con la izquierda. Eso sí, de picos con el centro de Fajardo. Triplemente lámparas.

Robledo ya cucho, aspira a la Presidencia, le va como a los perros en misa, aunque proyecta con desconfianza a Jennifer Pedraza como representante a la Cámara y la pelada gana. Si bien la parcera es formada en el sectarismo, la parcha con feministas y prueba finura. En seguida de un bote, en un fictysio Comité Central de cincuenta, donde solo hay una ñera, se armó severa puñalada bailable y las rukas dijeron al cucho Robledo, nos vemos gono#$%&/, ahí les dejó su chuzo pintado.

Mi perro Robledo se pega oficialmente al tibio y declara independencia a Petro. Al pato de Aurelio le pareció muy stacy malibu la posición y se abrió con sus lucas y su combo de gomelos a predicar el antipetrismo desde el Parkway en Bogotá y Cabecera en Bucaramanga. Se llaman Colombia Soberana y son «antiimperialistas». ¡Jajaja!, me los fumo por fictysios.

Finaliza la historia con la conclusión que el Moir es muy llamado de sectario.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

Rodrigo Carvajal en Elefantes blancos en Coyaima
Rodrigo Carvajal en No Más Olé
Rodrigo Carvajal en ¡A hundir el acelerador!
Rodrigo Carvajal en Semana contra el fascismo
Rodrigo Carvajal en Ucrania, ¿Otro Vietnam?
Rodrigo Carvajal en ¿Quién es Claudia Sheinbaum?
Rodrigo Carvajal en Odio y desinformación
Rodrigo Carvajal en La inflación y sus demonios
Rodrigo Carvajal en No cesa la brutalidad sionista
Rodrigo Carvajal en Putin gobernará hasta el 2030
Rodrigo Carvajal en De Bolsonaro a Lula