“El cambio social necesita de un pueblo movilizado”: Petro

0
391
Foto Presidencia de la República

La clase trabajadora salió a las calles a conmemorar su día. La manifestación fue en apoyo al Gobierno nacional. Desde el balcón de la Casa de Nariño, el presidente Gustavo Petro envió un mensaje para todo el pueblo trabajador

Redacción VOZ

No fue un Primero de Mayo cualquiera, por primera vez en la historia del país la clase trabajadora desfiló por las calles de las principales ciudades, no en oposición al Gobierno nacional, sino en respaldo a las reformas sociales que adelanta la administración de Gustavo Petro y Francia Márquez.

Como es costumbre en esta fecha, las principales centrales obreras, sindicatos de distintas características, múltiples organizaciones sociales y políticas, así como personas del común que se identifican con el cambio, salieron a las calles con el objetivo de conmemorar el Día Internacional de la Clase Trabajadora.

La puesta en escena de la Juventud Comunista fue una de las más vistosas en la movilización del Primero de Mayo. Foto Gabriel Pérez Castellar

Gobierno en la calle

La participación en la movilización de la ministra de Trabajo Gloria Inés Ramírez era un de las más esperadas, no solo por su pasado en el mundo sindical como dirigente de la Federación Colombiana de Educadores, Fecode, y de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, sino especialmente por ser la funcionaria que lidera políticamente las reformas laboral y pensional.

“Este es un día muy especial para la clase obrera colombiana, ya que es la primera vez en 200 años de historia que conmemoramos un Primero de Mayo en el marco de un gobierno alternativo y de izquierdas que esta justamente enarbolando en su plataforma programática los derechos de las trabajadoras y trabajadores”, dijo la ministra Gloria Inés, mientras caminaba junto al pueblo trabajador que salió en la jornada.

Para la ministra de Trabajo, las tres reformas sociales (laboral, pensional y a la salud) que se discuten en el Congreso de la República, son ejes para que se puedan transformar la vida de las grandes mayorías: “La reforma a la salud tiene el objetivo de recuperar a este como un derecho fundamental, por fuera de los mercaderes que captan los dineros públicos en beneficios privados. Una reforma laboral que desarrolla los puntos progresistas de la Constitución Política nacional y aplica la jurisprudencia de nuestras cortes, para mejorar los derechos de la clase trabajadora, con la estabilidad laboral como el centro de la contratación. Finalmente, una reforma pensional que desea materializar el derecho a una vejez digna para millones de personas que hoy no acceden a esa garantía”.

En definitiva, el mensaje de la ministra de Trabajo fue contundente: “Estamos en un diálogo amplio con sectores económicos, sociales y políticos para llegar a un acuerdo que permita que todos y todas tengamos un trabajo decente. ¡Somos la fuerza del cambio!”.

El Partido, siempre con el pueblo

Una de las concentraciones y movilizaciones más nutridas y alegres por las calles de Bogotá, fue la columna que organizó el Partido Comunista Colombiano y la Juventud Comunista.

Desde muy temprano se conoció un video de la secretaria general de la colectividad revolucionaria, Claudia Flórez Sepúlveda, donde saluda de manera especial la principal fecha de la clase trabajadora. “Este día tan especial coincide con un momento muy importante para el país. El Congreso de la República puede legislar para recuperar derechos perdidos en tres décadas de neoliberalismo. Sin embargo, es el pueblo trabajador quien debe impulsar las reformas, que son una oportunidad única para construir vida digna”.

El secretario político de la Juventud Comunista Colombiana, regional Hernando González Acosta de Bogotá, Cristian Reyes, también emitió un mensaje para conmemorar la fecha: “Este Primero de Mayo popular, la celebración ha sido masiva. Nos movilizamos para recordar no solo las luchas históricas de la clase trabajadora y para respaldar las reformas sociales que impulsa el Gobierno del cambio, sino en perspectiva de un futuro transformador para toda la sociedad colombiana”.

Desde redes sociales se conoció que, en Medellín, Cali, Cartagena, Barranquilla, Bucaramanga, Pereira y otras ciudades del país las movilizaciones fueron masivas y tuvieron al pueblo como principal protagonista.

El Partido Comunista salió a las calles a defender las reformas progresistas impulsadas por el Gobierno del cambio. Foto Gabriel Pérez Castellar

Balconazo de Petro

Como estaba previsto, sobre la una de la tarde salió al balcón de la Casa de Nariño el presidente Gustavo Petro. Luego de posesionar a los nuevos ministros tras del reciente remezón, el jefe de Estado salió a su encuentro con el pueblo trabajador, que se encontraba concentrado en la Plaza de Armas y en la Plaza de Bolívar.

“Una sociedad más igualitaria y justa es más pacífica, democrática y productiva, y, por tanto, arroja mayor aumento de ganancias como nos lo muestran países más desarrollados (…) Una persona es más libre entre más satisface sus necesidades fundamentales; hoy tenemos una sociedad donde la mayoría del pueblo a causa de la injusticia social y el desequilibrio entre la sociedad, no puede satisfacer sus necesidades básicas”, dijo el presidente, quien estaba acompañado de su esposa Verónica Alcocer.

El presidente Gustavo Petro les advirtió a las personas que se congregaron en la entrada del palacio presidencial, que no puede dormirse, que no basta con ganar en las urnas: “El cambio social implica una lucha permanente que se da con un pueblo movilizado. Al frente de este pueblo tiene que estar la juventud, el trabajador y la clase obrera”.

Sobre la reforma agraria, una de las más ambiciosas en la agenda del cambio, Petro reconoció que el movimiento campesino debe reaparecer, “para que sea un actor fundamental de las transformaciones de Colombia. La tierra es para el que la trabaja y tiene una función social”.

El estallido social y las reformas

La opinión pública se escandalizó porque en Cali, Valle del Cauca, la vicepresidenta Francia Márquez dijo en la tarima: “¡Que viva la Primera Línea!”. Al respecto, el presidente Gustavo Petro también habló del estallido social que el pasado 28 de abril cumplió dos años: “Gracias a esa lucha yo estoy aquí. Gracias a ese estallido de la juventud popular”.

El presidente Gustavo Petro reconoce que al interior del movimiento social persisten discusiones con respecto a los cambios políticos que plantea el Gobierno nacional: “Las reformas y la revolución van de la mano. El intento de coartar las reformas puede llevar a una revolución. Lo que se necesita es que el pueblo esté movilizado”, dijo el mandatario, en uno de los momentos más emotivos del acto.

También dedicó gran parte de su intervención para lanzar criticas a los partidos tradicionales, en especial al Partido Liberal que controla el expresidente César Gaviria, que según Petro fue presionado por los principales gremios económicos y políticos para no apoyar las reformas sociales en marcha.

En conclusión, la intervención de Petro estuvo dirigida no solo a las personas que se congregaban en la Plaza de Armas y en la Plaza de Bolívar, sino para la ciudadanía en general: “Necesitamos al pueblo colombiano, no nos dejen solos en estos palacios enormes y fríos. No nos dejen solos ante la jauría de los privilegiados. Este es el momento de los cambios”.