jueves, junio 13, 2024
InicioPaísMujeresEl cambio es con las mujeres

El cambio es con las mujeres

El decálogo presentado contiene propuestas sobre paridad, derechos sexuales y reproductivos, renta básica, violencias basadas en género, mujer rural, protección de lideresas y defensoras de los derechos humanos, Ministerio de Igualdad y Sistema Nacional de Cuidado. VOZ habló con Magda Alberto, una de las coordinadoras del espacio

Anna María Margoliner

El pasado 3 de agosto se llevó a cabo la presentación del decálogo resultado del trabajo de la comisión ‘Equipo derechos de las mujeres en el empalme’. Durante la campaña una de las claves en la candidatura presidencial del Pacto Histórico fue colocar a las mujeres dentro de su programa desde una perspectiva de equidad de género.

En ese sentido, concretada la victoria de Gustavo Petro y Francia Márquez, se consolidó una comisión que por primera vez en la historia construyó un informe enfocado en las mujeres y su presencia como ciudadanas merecedoras de los beneficios que implica tal categoría, tales como la paridad política.

Al respecto, VOZ habló con Magda Alberto Cubillos, una de las coordinadoras de esta comisión, sobre el informe presentado y las recomendaciones que elaboraron para el gobierno posesionado el pasado 7 de agosto.

¿Cuáles son los principales retos que va a afrontar el gobierno para establecer una agenda de paridad con mujeres?
-Como se demostró en campaña y que fue ratificado en la posesión, para el presidente Petro los derechos de las mujeres estarán en el centro de la agenda. Sin embargo, esto no es tan fácil porque tiene que hacerlo con una institucionalidad saliente donde todo está desmantelado y con muy poca fuerza los derechos de las mujeres.

En ese marco hay que decir que el presupuesto es mínimo, que no hay un ejercicio de transversalización fuerte porque no todos los sectores entienden la importancia de los derechos de las mujeres. Existen unos lineamientos y decretos que valga mencionar, no salieron durante la ejecución del gobierno saliente sino en las últimas semanas. Es decir, se dedicaron a decretar lineamientos tratando de dejar amarrado el accionar para el gobierno entrante. Además, no contaron con la participación de las mujeres en sus diversidades. Otro elemento es que la política diseñada es limitada en sus enfoques territoriales, algo a lo que el actual gobierno si le apuesta.

Mil mujeres firmaron el decálogo

¿Todo lo que encontraron sobre este tema fue negativo?
-No. Hay que decir que en el gobierno saliente se logró la paridad en los niveles más altos del ejecutivo. No obstante, el gobierno de Petro y Francia tiene que ir más allá. De nada sirve lograr la paridad en los ministerios si no se logra hacia abajo, en los viceministerios, en los concejos, en las oficinas de dirección, etc. Además, no basta con que sean mujeres si no hay un enfoque desde las diversidades étnicas, juveniles, etc.

¿Cuál es su opinión frente a los nombramientos de mujeres en el gabinete ministerial?
-Han sido muy buenos porque indican que sí es posible. Mujeres como Gloria Inés Ramírez, Irene Vélez, Carolina Corcho, Susana Muhamad o María Isabel Urrutia demuestran que no solo son expertas en los sectores donde las han nombrado, sino que entienden y son aliadas en relación a los derechos de las mujeres. Incluso, muchas de ellas se declaran feministas como Patricia Ariza que va a ser la próxima Ministra de Cultura.

Consejo Nacional de Seguridad

¿Cuál es la importancia histórica de hacer un empalme de gobierno enfocado en las necesidades de las mujeres?
-Creo que el nuevo gobierno desde el primer momento está intentando avanzar en la agenda de mujeres, juventud y territorios. Entonces hacer un empalme donde nos preguntamos desde el primer momento por los derechos de las mujeres, va a dar elementos para implementar lo consignado en el programa.

En administración pública hay que empezar a mirar cómo se hace, por eso es tan importante este informe que transversalizó los derechos de las mujeres y que dio recomendaciones e identificó hallazgos en relación a estos. Producto de esto, salió un decálogo que han firmado más de mil mujeres donde proponemos cuáles son esas acciones prioritarias que se deben llevar a cabo para dar respuesta a las necesidades de la mitad de la población colombiana.

¿Qué acciones se necesitan para lograr un alcance mayor, en términos de prevención de las Violencias Basadas en Género, VBG, teniendo en cuenta la tasa de estas y el desconocimiento de las mismas por parte de muchas mujeres?
-En el decálogo de los 100 días proponemos una acción en su punto seis para prevenir VBG en contra de las mujeres. Para ello, se expone aprobar un plan integral para prevenir estas violencias, erradicar el feminicidio y transfeminicidio e instalar por primera vez un Consejo Nacional de Seguridad que trabaje sobre estos temas. El gobierno tiene un reto grandísimo y es que las mujeres cada vez denuncian más pero cuando llegamos a la justicia no pasa nada. Por eso las acciones de este plan y de este consejo será fundamental para avanzar.

El compromiso de cambio

¿En qué consiste la participación de las mujeres con un enfoque étnico, racial y regional para la implementación de las políticas de género en el gobierno?
-Recordar que las instituciones de este país han estado manejadas por las élites. Las políticas públicas han sido implementadas con enfoques asistencialistas o familistas que nos reducen exclusivamente como madres y cuidadoras. El gobierno del cambio necesita cambiar ese enfoque y esa forma de implementar las políticas.

Para ello posicionamos en nuestro informe el enfoque de derechos de las mujeres con una mirada interseccional, territorial y diferencial que permite reconocer la diversidad y las necesidades que tenemos: Mujeres con discapacidad, indígenas, afro, que ejercen trabajo sexual, migrantes, víctimas de violencia, desplazadas, jóvenes, las adultas mayores, etc.

El decálogo contiene propuestas alrededor de paridad, derechos sexuales y reproductivos, Acuerdo de Paz, transversalización, renta básica, violencias basadas en género, mujer rural, protección de lideresas y defensoras de los derechos humanos, Ministerio de Igualdad y Sistema Nacional de Cuidado.

¿Existe respaldo por parte de la bancada de gobierno?
-Por supuesto. A la presentación de este informe asistieron varias de las congresistas elegidas por el Pacto Histórico como Aída Avella, Jahel Quiroga, María José Pizarro, Aída Quilcué, Clara López, Imelda Daza, Sandra Ramírez, Martha Alfonso, Gloria Flórez, entre otras, quienes demostraron su compromiso por el cumplimiento con una de las banderas estratégicas de este gobierno.

El cambio que representa el movimiento de izquierda en Colombia demuestra que está interesado en asumir las deudas históricas que las élites han adquirido con la sociedad desde la exclusión y el patriarcalismo consolidándose culturalmente, haciendo que las violencias estructurales, la normalización de su rol maternalista y la inequidad se convirtieran en la vida cotidiana de muchas mujeres en el país. Nuestro compromiso es que esta realidad cambie.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

Rodrigo Carvajal en Elefantes blancos en Coyaima
Rodrigo Carvajal en No Más Olé
Rodrigo Carvajal en ¡A hundir el acelerador!
Rodrigo Carvajal en Semana contra el fascismo
Rodrigo Carvajal en Ucrania, ¿Otro Vietnam?
Rodrigo Carvajal en ¿Quién es Claudia Sheinbaum?
Rodrigo Carvajal en Odio y desinformación
Rodrigo Carvajal en La inflación y sus demonios
Rodrigo Carvajal en No cesa la brutalidad sionista
Rodrigo Carvajal en Putin gobernará hasta el 2030
Rodrigo Carvajal en De Bolsonaro a Lula