Ejército dispara a campesinos en Argelia, Cauca

0
547
Campesinos e indígenas del Cauca reclaman a la Fuerza Pública por abusos.

En medio de una operación de erradicación manual de cultivos de coca el Ejército asesinó a campesino

Redacción DD.HH.

Lo que se suponía una operación de erradicación manual de cultivos de coca se convirtió en una arremetida militar contra campesinos en Argelia, Cauca. Era la primera hora del jueves 19 de noviembre y 35 camiones arribaban a la cabecera municipal de Argelia, al occidente del departamento Cauca. Al interior de los camiones tipo estaca, 600 miembros de la fuerza pública con una misión especial: erradicar cultivos de hoja de coca en el corregimiento de El Mango en las veredas El Mango y La Mina; veredas El Desiderio Zapata, La Playa, El Cabuyo y El encanto del corregimiento La Belleza.

Uniformados del Batallón de Alta Montaña No. 3 “Rodrigo Lloreda Caicedo”, Batallón de Artillería No. 3 Batalla de Palacé, Fuerzas especiales y antiterroristas Nevada. Antes de erradicar, los militares ocuparon ilegalmente las viviendas de campesinos de la zona con la advertencia de que venían a cumplir una misión encomendada por la Presidencia de la República.

La incursión

Ya entrada la luz del día, el grupo de militares instaló retenes móviles en Puente de la quebrada, La Linterna, vereda El Encanto, y en el puente de la quebrada Los Cristales, vereda La Mina, en una especie de cerco para que los campesinos no pudieran movilizarse. La zozobra se tomó los caminos interveredales y los miembros del Batallón de Alta Montaña, advirtieron que cualquier persona que intentara pasar el retén sería objeto de sus disparos.

Una hora después, se conocía que un contingente de erradicadores de la fuerza pública se había apropiado de la vivienda de Carlos Medina presidente de la Junta de Acción Comunal y donde funciona un hogar de Bienestar Familiar en el que se encontraban 12 niños menores al cuidado de la señora Griseldina Hoyos. “Procedieron a maltratar verbal y psicológicamente a los presentes, les tomaron fotografías y golpearon al joven Jhon Medina, además los señalaron de pertenecer a las milicias de la guerrilla”, manifestaron voceros de la Red de Derechos Humanos del sur occidente Isaías Cifuentes.

El enfrentamiento

Ante los atropellos, los campesinos de las veredas de Argelia, El Encanto y La Mina, protestaron por las arbitrariedades que estaban padeciendo. Allí se presentó el primer enfrentamiento entre la fuerza pública y los campesinos. Gases lacrimógenos desde las filas oficiales y piedras como respuesta. Hasta que desde la trinchera del Ejército salieron disparos de manera indiscriminada contra los campesinos.

“Posteriormente un grupo de militares ocupó las viviendas de los campesinos Flora Rodríguez, Alex Rodríguez y Ruperto Botina reteniendo arbitrariamente a niños y ancianos que viven en estas viviendas. Al menos 80 familias de la vereda El Encanto se vieron obligadas a desplazarse forzadamente por la acción de los militares. Otros, ocuparon las instalaciones de la Institución Educativa Sinaí en el centro poblado El Sinaí. Algunas familias fueron retenidas por los militares en sus casas de habitación. En el transcurso de su retención, fueron amedrantadas con armas de fuego y señaladas de ser colaboradores de la guerrilla. Cerca de las 5:00 de la tarde 20 familias que habían sido retenidas en sus casas pudieron movilizarse”, explica la denuncia de la red Isaías Cifuentes.

Desenlace fatal

En la vereda La Mina, poco antes de las 10 de la mañana integrantes del Ejército dispararon de forma indiscriminada contra viviendas campesinas de la zona dejando herido a José Iván Mosquera Bambague, con una lesión en mano derecha y trauma en tórax. Además de Mosquera, Edward Harvey Jaramillo Sánchez y el menor Carlos Andrés Ordóñez Galindez, resultaron heridos por proyectil de arma larga. De acuerdo con las denuncias a los heridos no los pudieron evacuar de la zona por las restricciones del Ejército apostado en los alrededores del corregimiento.

Pero el hecho más grave sucedió en la vereda El Encanto como lo relatan los defensores de derechos humanos: “Cuando un grupo de campesinos se encontraba en el patio de una vivienda cerca a la escuela veredal, un helicóptero de la fuerza aérea disparó de manera indiscriminada contra los campesinos que se encontraban en el lugar. Ellos rápidamente se resguardaron en la vivienda y al mismo tiempo varios soldados que se encontraban en tierra dispararon sus armas de dotación, resultando gravemente heridos los campesinos Miller Bermeo Acosta, de 20 años de edad y oriundo de la vereda Los Pinos, quien recibió heridas de gravedad por proyectil de arma de fuego en el pecho, Johnny Males Gómez (de 27 años de edad y oriundo de la vereda Puerto Rico) quien recibió heridas por proyectil de arma de fuego en la pierna derecha y Jose Yonda (de 29 años de edad y oriundo de la vereda Puerto Rico) quien recibió heridas por proyectil de arma de fuego en las piernas”. Miller Bermeo Acosta falleció al ser trasladado al hospital nivel I de Argelia.

Las comunidades campesinas exigieron retirar la fuerza pública de la ruralidad del municipio y llamaron a los organismos nacionales defensores de derechos humanos a investigar y dar con los responsables de las muertes de inermes campesinos en la región. “La comunidad de Argelia ha rechazado la presencia militar que efectuó un operativo desproporcionado. Si hay diálogos de paz por qué el Ejército hace operaciones de copamiento contra los territorios campesinos”, explico Deibi Hurtado, defensor de derechos humanos en la región.