Desindustrialización creciente, necesidad de los TLC

0
459

Erick Franco

Si trabajamos un breve análisis de los efectos de los Tratados de Libre Comercio (TLC), de carácter bilateral, como producto de la derrota del ALCA en Punta del Este, Argentina en 2005; son instrumentos que viene utilizando del capital mundial transnacional, para ampliar el dominio de sus mercados y absorber las economías menos desarrolladas.

Son estrategias, proyectos, programas e instrumentos diseñados en las instituciones del Estado y del capital mundial donde se vende la falsa idea del “mercado libre”, pero que realmente aprovecha sus ventajas comparativas y competitivas, para subordinar las economías que no poseen dichas ventajas o si las tienen, pero en condiciones de inferioridad. Una política clara, en este sentido, es desindustrializar y vaciar del aparato productivo a las economías inferiores para colocar áreas, secciones y departamentos productivos, aprovechando los bajos salarios; esto se complementa con la apertura total a las mercancías de las transnacionales, convirtiendo esas economías en simples mercados persas. Según el Boletín de Prensa del Dane de julio 19 de 2013, tenemos los siguientes resultados, después de la firma del TLC con Estados Unidos de América:

Tabla 1
Fuente: Dane y MMM

Se trata de la producción, las ventas y el personal ocupado, como indicadores que se comparan entre 2012 y 2013. Al observar, tenemos que la producción tiene un alto resultado negativo en 2013 y supremamente bajo en el 2012; cuestión que señala una situación de crisis que viene de atrás, como ejercicio de desindustrialización, que viene desde 1991. Por su parte, las ventas tuvieron su mejor momento en 2012, con una variación porcentual del 3.7 por ciento, el resto de porcentajes son negativos o muy bajos. En cuanto al personal ocupado, tiene tres variaciones negativas y tres positivas, lo que refleja la inestabilidad de la industria y su carácter recesivo con perspectiva de crisis total. Al ver el resumen de la evolución de la producción sin trilla de café, tenemos el siguiente cuadro:

Fuente: Dane y MMM Convenciones: Pr=Producción real, Vr= Ventas reales, Po= Personal ocupado, Hpt=Horas promedio de trabajo.
Fuente: Dane y MMM
Convenciones: Pr=Producción real, Vr= Ventas reales, Po= Personal ocupado, Hpt=Horas promedio de trabajo.

Al abordar las diversas variaciones, anuales/año corrido y doce meses, no queda la menor duda de la profunda crisis en la producción industrial por pérdida de productividad; las ventas reales en el comparativo, si bien tuvieron tres meses muy buenos, los otros seis son desoladores. Por su parte, el Personal ocupado tiene cuatro porcentajes positivos en 2012, pero bajos; dichos porcentajes en 2013 son absolutamente negativos; mientras que las horas promedio de trabajo (Hpt) son casi todas negativas. Ahí están las consecuencias del aperturismo neoliberal extremo y la entrega absoluta de la soberanía nacional.