Daniel Arzola: Ignorar el abuso nos hace violentos

0
262
Daniel Arzola. Foto Alejandro Hernández

Manuel Antonio Velandia Mora

Dice la RAE que chiste es un “dicho u ocurrencia agudo y gracioso”, como también una “chanza, burla, broma” con “intención humorística, caricaturesca o crítica, con texto o sin él, referido generalmente a temas de actualidad”. Evidentemente la LGTBIfobia es un tema de actualidad, pero los chistes contras las personas de los sectores LGTBI y de las diversidades de géneros y cuerpos jamás serán un chiste.

La violencia homofóbica ha sido un tema que ha tocado muy de cerca la vida del artista Daniel Arzola, quien a los 15 años fue atado, golpeado e intentado quemar con fuegos artificiales por un grupo de vecinos homófobos. La violencia lo condujo al exilio, pero su experiencia de vida y la vivencia de otro joven venezolano quien víctima de un ataque similar que terminó en asesinato, fueron el detonante epigenético para que en 2012 decidiera utilizar el arte digital como su medio para transmitir su mensaje.

No soy tu chiste

Nacida en 2013, es una estrategia ARTivista viral con la que su autor visibiliza los derechos humanos y sexuales de las minorías históricamente marginadas y perseguidas. De origen venezolano, la obra cruzó fronteras y ha sido traducida a más de 20 idiomas.

Nos dice Daniel Arzola (1989), nacido en Maracay: el “El arte es una necesidad. Sentimos la necesidad de crear algo que no existiría sin nosotros, y con suerte lo logramos (…) El arte es comunicación, el estilo forma parte de la identidad del artista y la cultura juega un papel fundamental en la formación de nuestra identidad».

Su necesidad existencial lo ha convertido en un «ARTivista» cuyo dolor de distancia lo ha llevado además de la Ilustración, a la fotografía, el Teatro y a la literatura en general, sin perder de vista esa Venezuela y ese Maracay que » duelen en la distancia».

En la exposición que aquí presentamos tendremos la oportunidad de conocer de primera mano ocho de sus creaciones, impresas por el creador y pertenecientes a un proyecto de 50 carteles ilustrados digitalmente que plantean temas afines pero diversos como homofobia, bullying, matrimonio entre personas del mismo sexo. Piezas terriblemente dinámicas que sobresalen por su emocional manejo del color y su capacidad para, en un corto texto, motivar emociones y reflexiones.

Las obras que veremos inicialmente en la sede de la Subdirección LGTBI de Bogotá de La Secretaría de Integración Social del Distrito Capital a partir de este 17 de mayo, Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia 2022, y hasta el 23 de este mismo mes, y posteriormente en los CAIDSG Centros de Atención Integral a la Diversidad Sexual y de Géneros que Bogotá tiene ubicados en diferentes zonas de la ciudad, han sido presentadas en más de 30 países incluyendo a Rusia donde es compartida virtualmente a pesar de que este tipo de estrategias comunicativas sean penadas por su ley. Artistas de reconocimiento internacional como la cantante estadounidense Madonna han expresado que aman este proyecto. La campaña ha sido difundida en un sinnúmero de páginas personales en Facebook, Tumblr, Twitter, así como también en diversos medios de comunicación en diferentes continentes.

Daniel Arzola es diseñador Gráfico egresado como Artista Plástico de la escuela de artes visuales Rafael Monasterios de Maracay, con una forma distinta y muy particular de percibir el mundo: una estrategia creativa en la que el artista se proyecta desde su propio ser como punto de contacto con la realidad de las vivencias excluyentes y aporofóbicas que, signadas por la xenofobia, ubican los derechos humanos y sexuales en el de una mirada crítica y reflexiva de la realidad internacional.

La campaña está basada en un método de acción no violenta incluido en las teorías del profesor Gene Sharp, para que los actos simbólicos de oposición pacífica o intentos de convencimiento devenir más allá de la simple expresión verbal sin llegar a hacer actos de no cooperación o intervención. Arzola hace suya la idea de que la comunica-acción política debe estar dirigida a influir en el adversario, la población en general y al mismo grupo de personas afectadas por las diversas formas de violencia y exclusión social y en este caso, exclusión sexual.

La exposición es producto del esfuerzo conjunto de la ONG venezolana Acción por la Libertad y la Fundación colombiana Sergio Urrego, con curaduría del reconocido ARTivista colombiano Manuel Antonio Velandia Mora. Cabe señalar aquí que una de las piezas que podrá conocerse fue creada por Arzola en memoria del joven colombiano Sergio Urrego