Clavos calientes

0
287

Retractación a la vista

Francisco Santos arrancó campaña por la alcaldía de Bogotá con el pie izquierdo en cada una de sus declaraciones. Primero arremetió contra el alcalde Gustavo Petro, señalándolo de corrupto y adjudicándole la autoría del despilfarro de recursos en innovaciones como la maquina tapahuecos. La respuesta del burgomaestre no fue en medios y con declaraciones altisonantes como esperaba Pacho Santos para graduarse de opositor y firme candidato a suceder a Petro en la alcaldía; la respuesta fue en la Fiscalía General de la Nación, donde Pachito tendrá que entregar todas las pruebas necesarias para afirmar que Petro se robó la ciudad.

Ya dicen muchos que será la segunda vez en que Santos pierde un proceso jurídico por calumnia, el primero fue contra los sindicalistas de Emcali a quienes acusó de ser guerrilleros de las FARC y le tocó retractarse.

francisco-santos

La nueva ficha

Carlos Escobar es la nueva ficha del escándalo de espionaje contra el proceso de paz. Escobar es un ex convicto de Estados Unidos que trabajó para el Centro Democrático en las campañas de Senado, Cámara y presidencial de Óscar Iván Zuluaga, como uno de los jefes de redes sociales y seguridad informática; además de ser uno de los pocos colombianos que recibía órdenes directas del senador Uribe por medio de su chat privado.

Pero Escobar tiene antecedentes criminales en Venezuela por infiltrar con teléfonos Blackberry, a la estatal venezolana Pdvsa en una estrategia de desestabilización orquestada desde Colombia, como lo afirma la Policía de ese país. “Existe una sociedad estrecha para hacer daño a Venezuela y eso fue detectado en el 2010”, dice el ministro de Interior de Venezuela Miguel Rodríguez Torres, de Álvaro Uribe, Carlos Escobar y un narcotraficante colombiano capturado en ese país alias Tello. Ahora la guerra es de hackers.

Guarimba internacional

Poco a poco la investigación de la Fiscalía General de la Nación arroja detalles de las actividades no santas en Bogotá y en Cúcuta de los supuestos estudiantes venezolanos capturados y expulsados del territorio colombiano por razones de seguridad nacional. Con fusiles Galil posan Lorent Enrique Gómez Saleh y Gabriel Valles, como haciendo alarde de hacer parte de un grupo violento contra Venezuela, una guarimba internacional. El uribismo arropó las actividades de Saleh y Valles, y pidieron a la Cancillería explicaciones por haberlos entregado a las autoridades del vecino país a pesar que sobre ellos pesa una orden de captura. La derecha continental está alinderada contra Venezuela y a la cabeza de esa operación internacional el innombrable senador colombiano.

Barbas en remojo

Fue por lana y salió trasquilado el candidato a la alcaldía de Bogotá Pacho Santos, a quien lo sacaron a ronda de medios para promocionarse como el salvador esperado para Bogotá y arremetió contra Clara López, señalándola de ser cómplice de los hermanos Moreno cuando ejercía la Secretaria de Gobierno en el año 2010. López dijo que no tenía nada que esconder y que el cobro político ya lo había pagado el Polo pero, además, dijo que ella cumplió con la tarea en la alcaldía con un índice de aceptación que ningún alcalde en Bogotá ha logrado.

Pero eso sí, le dijo a Pacho que apelará a señalar a copartidarios corruptos, que él y el Centro Democrático no eran los más indicados y que por el contrario invitaba a que María del Pilar Hurtado y todos los fugitivos uribistas le dieran la cara a la Justicia colombiana.