lunes, abril 15, 2024
InicioEdición impresaClavos calientes

Clavos calientes

Una anécdota de Serpa

El pasado miércoles se realizó un interesante y concurrido debate en la Universidad Pedagógica Nacional sobre el tema del “Proceso de paz a examen”, con participación de Horacio Serpa Uribe, Felipe Torres y Carlos A Lozano Guillén, la moderación fue de Alonso Ojeda Awad, director del Programa de Paz de la UPN. Serpa contó un anécdota que hizo reír a los participantes: “Mi papá me dijo que fuera puto, liberal y macho, pero apenas soy un liberal socialdemócrata”.

medium_9391109129

Grupo de matones

Los agentes del CTI de la Fiscalía General de la Nación que fueron a capturar en Riohacha al gobernador Francisco “Kiko” Gómez Cerchar, acusado de paramilitarismo, concierto para delinquir, homicidio y otros delitos, se encontraron con la resistencia de un grupo de matones al servicio del funcionario que se opusieron con agresividad a la diligencia. Los agentes de la policía que custodiaban a “Kiko” Gómez, siniestro personaje que gozaba de impunidad, en lugar de apoyar al CTI en la captura, se unieron a la guardia privada del mandatario para impedir que se cumpliera la orden de captura. Esta es la democracia colombiana, maestro.

Las cuentas del Moir

Una fuente de Clavos Calientes confirmó que las cuentas electorales del Moir son exageradas. El senador Jorge Robledo planteó un debate interno porque según la aritmética su votación se doblará y dará para elegir dos senadores de su grupo político sobre la base de zonificarla. En este sentido, propuso que Aurelio Suárez fuera también candidato en las lista del Senado del Polo Democrático Alternativo. La dirección del Moir, después de darle vueltas al asunto, desestimó la propuesta, no por arriesgada sino por poco unitaria. No tiene presentación que elijamos dos senadores cuando se trata es de darle oportunidad a los demás candidatos de otras tendencias a estar en el senado. ¡Sin comentarios!

Peñalosa al uribismo

Dicen que Uribe no quiere la consulta para escoger el candidato del partido Uribe Centro Democrático, porque busca que sus amigos y los precandidatos le den esa potestad para escoger, en su espíritu mesiánico y absolutista. Su carta bajo la manga es Enrique Peñalosa, quien se retirará de los “verdes progresistas” en pocas semanas. Uribe Vélez, en el fondo, no tiene confianza en la baraja presidencial de su movimiento, menos aun en la folclórica figura de “Pachito” Santos, primero en las encuestas. Su candidato, Luis Alfredo Ramos, está en la cárcel e inhabilitado, así que está seduciendo a Peñalosa a quien respaldó en la pasada campaña por la Alcaldía de Bogotá.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments