Clavos calientes

0
377

El “Gran Colombiano”

Como todo lo de Álvaro Uribe Vélez, la historia de su designación como el “Gran Colombiano”, en la encuesta del canal History Channel, tiene tufo a trampa y a fraude. El “Gran Colombiano” pertenece a la junta directiva del segundo grupo de medios más grande del mundo, News Corporation, con vínculos con History Channel. Un grupo de personas, molestas con el abuso, está adelantando una campaña para que se revoque este premio tan absurdo.

El argumento es muy sencillo: “Álvaro Uribe es un personaje sub-judice sobre el cual pesan fundadas sospechas de su compromiso por acción y por omisiones en el fenómeno paramilitar y la parapolítica en el país colombiano. Para muchos colombianos Álvaro Uribe es la personificación de serias vulneraciones a los derechos humanos”.

uribe gran colombiano

El crimen del grafitero

Con las recientes detenciones de dos coroneles y otros oficiales de la Policía Nacional, en el caso de la investigación por la muerte del grafitero Diego Felipe Becerra, está saliendo a flote que varios uniformados están comprometidos en los hechos para modificar la escena del crimen con la intención de beneficiar al agente que lo asesinó a quemarropa.

Pero, además, después del cuadro que desdice de la institución policial, el señor Gustavo Trejos, padrastro del joven asesinado, ha sido sometido a seguimiento e intimidación para que no persista en las denuncias y en que se aplique correcta justicia. Según ONG de derechos humanos este tipo de procedimientos son acostumbrados cuando miembros de la Policía Nacional son investigados por algún delito.

La historia es tozuda

La historia del movimiento revolucionario está colmada de ejemplos de infiltrados del enemigo, que se destacan por actos audaces y radicales, mientras que califican a los verdaderos revolucionarios de pasivos, burócratas y otros epítetos más fuertes. Luego terminan como testigos del régimen para enjuiciar y condenar a los verdaderos revolucionarios.

Esta historia viene a colación, porque algunos que posan de súper revolucionarios y viven exigiendo explicaciones de sus actos a los dirigentes comunistas, le han dirigido una carta a las directivas de la Universidad Distrital, denunciando al profesor Ómer Calderón de participar en política por desempeñarse como presidente de la Unión Patriótica. ¡Qué tristeza!

La salud de De la Calle

La semana pasada, el doctor Humberto de la Calle Lombana, jefe de la delegación del Gobierno en la Mesa de La Habana, fue internado con algo de urgencia en una clínica de Bogotá, para hacerle unos chequeos médicos debido a los fuertes cólicos que presentó. Según se conoció no hubo ninguna preocupación de los médicos, porque los resultados no reflejaron nada grave. Sin embargo, De la Calle tuvo que suspender la agenda en Bogotá, entre ellas una reunión que tenía convenida con el Director de VOZ, Carlos Lozano.