Clavos calientes

0
298

Pruebas irrefutables

Telesur presentó un especial el pasado sábado 1 de junio sobre el apoyo del gobierno de Uribe Vélez a los paramilitares infiltrados en Venezuela en 2004 para atentar contra el presidente Hugo Rafael Chávez Frías. Los paramilitares fueron enviados con ayuda del DAS, según lo reconocieron en declaraciones judiciales el ex directivo del DAS Rafael García y Salvatore Mancuso, ex dirigente de las “AUC”.

Salió a flote que los paramilitares, detenidos en la hacienda de un hermano de la actriz de cine Conchita Alonso, estaban ubicados en jurisdicción del entonces alcalde Henrique Capriles. Demuestra no solo la responsabilidad de Uribe Vélez en los hechos, sino también de Capriles, el siniestro personaje recibido por el presidente Santos hace algunos días, hecho que desató la crisis de las relaciones con el vecino país.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=sdlGDqyFOFI[/youtube]

Mal camino el de Santos

Santos continúa caminando a un abismo en la política internacional. Eje del Pacífico contra Unasur y los procesos de integración latinoamericana; crisis de relaciones con Venezuela por apoyar abiertamente a Capriles, quien encabeza el proyecto golpista contra Maduro; incorporación a la OCDE neoliberal, que la presentan como un hecho pero puede durar varios años; y lo más reciente la solicitud de ingreso al bloque militar de la OTAN, agresivo e imperialista.

Eso lo dejaría por fuera de los postulados democráticos de los No Alineados, de la Celac, Unasur y otras instancias de integración latinoamericana. Como quien dice: se destapó Santos, no tiene muchas diferencias con Uribe, son más las similitudes.

Veto a Serpa

Los 17 senadores liberales se reunieron con el director del partido, Simón Gaviria, para discutir la posible cabeza del senado para el próximo período que sería para el ex candidato presidencial Horacio Serpa Uribe. Se dividieron en tres bloques. Uno a favor, otro en duda y otro de solo dos en contra, los senadores Lidio García, quien remplazó a Piedad Córdoba, y Álvaro Ashton.

Este último había acudido al ex candidato presidencial para que le ayudara con su respaldo a continuar en el senado. Serpa sigue siendo factor de polémica entre los liberales. Este partido, cada vez más a la derecha, ve incómodo al dirigente santandereano por sus posiciones progresistas. Serpa ya está en campaña y como siempre dará la pelea frente a los sectores reaccionarios de su partido.

Gringos intervencionistas

Los gringos son el colmo del descaro. Ahora están promoviendo la grabación en su país de una serie de televisión contra las guerrillas colombianas, realizada con actores colombianos. La pasarán, seguramente, por las cadenas privadas de la televisión colombiana. Por supuesto que estas abrirán el espacio y no faltarán los “gusanos” y escuálidos que aceptarán participar en ella. Se alquilan por unos dólares más. Es el “aporte” de los yanquis a la búsqueda de la paz de Colombia. Su afán es la guerra y eso que Obama es flamante Premio Nobel de la Paz. ¡Qué paradoja!