Cartas

0
553
Jim Yong Kim, presidente del Banco Mundial, junto al gobernante colombiano Juan manuel Santos.

Acciones violentas

Con su doble moral el régimen colombiano, que convirtió en forma mediática a uno de sus miembros en una supuesta “oposición”, el denominado popularmente “Centro paraco-crático”, continúa sus acciones de guerra contra la población. Mientras utiliza su aparato de violencia mental, los llamados “medios de comunicación”, sigue hablando de paz con sus opositores políticos y de clase, las FARC-EP en La Habana, Cuba. No se trata solamente de los intentos de imponer mayores tributos al pueblo, sino de su tendencia a dar continuidad a las acciones antisociales del Estado en favor de las transnacionales extranjeras, particularmente norteamericanas, de destrucción del medio ambiente, del despilfarro de agua mientras a los colombianos se les exige ahorro, de consolidar el modelo económico, político y social de carácter típicamente terrorista, modelo conocido como ‘neoliberal’, y lo más grave su pretensión de mantener la doctrina criminal de “seguridad nacional” impuesta a sangre y fuego por el régimen de los Estados Unidos contra nuestros países y pueblos. Claudio Rico (vía Internet).

Jim Yong Kim, presidente del Banco Mundial, junto al gobernante colombiano Juan manuel Santos.
Jim Yong Kim, presidente del Banco Mundial, junto al gobernante colombiano Juan Manuel Santos. Foto: BM via photopin (license)

Regalos navideños

El regalo de navidad y año 2016 del gobierno nacional y empresarios a la clase obrera, campesina y popular: Aumento salarial que no pasa de $ 1.000 pesos, día, aumentando el hambre, el desempleo y la miseria y como siempre los ricos, más ricos y los pobres más pobres y eso hablando de paz, pura retórica, se aprovechan de la plusvalía ante la demanda de mano de obra barata y sin garantías laborales. Reforma tributaria, impuestos, servicios públicos, luz, agua, gas, peajes. Alza en el IVA del 16% al 19% y hacen la alharaca de congelar los precios de la canasta o de artículos de primera necesidad, por un determinado tiempo para que el pueblo no proteste y las centrales obreras pasen de agache, ese pírrico aumento salarial. Lástima el aporte que hizo el sector clasista a la constitución de la CUT, que la gran mayoría de los dirigentes guarden silencio ante el atropello de gobierno y empresarios atropellen como se les dé la gana, a todos los trabajadores, con la complacencia de esos dirigentes sindicales acomodados, o si se cansaron. Bonifacio Medina (vía Internet).

Personajes del año

El primero, de manera indiscutible, fueron los diálogos de La Habana. Este eslabón de la cadena va acompañado de otro protagonista: La corrupción. Siempre la ha habido, pero nunca se había manifestado de manera tan ostensible y cínica. Sería interminable la numeración de los casos donde los politiqueros de turno aprovecharon las palancas del Estado para el enriquecimiento personal. Las denuncias contra el presidente de la Corte Constitucional, Jorge Pretel; contra el Gral Palomino; el robo de 1.4 billones de pesos en Saludcoop y su correspondiente liquidación en compañía de Caprecom, que constituyen el más grande negociado de la salud en Colombia. Y el tercer personaje, podría decirse que el Bufón de la Corte, es el salario mínimo por decreto. Por todo lo anterior, al pueblo no le queda sino una perspectiva en el 2016: lucha de masas organizada, unitaria y combativa. Tiberio Gutiérrez (vía Internet).