Bogotá para todos

0
313
Nuevo colegio en Bogotá.

Desde el punto de vista presupuestal se hizo el ejercicio de priorizar lo social: educación, salud e integración social. Como resultado de lo anterior se logró disminuir la pobreza en Bogotá y sectores vulnerables han mejorado su calidad de vida.

Nuevo colegio en Bogotá.
Nuevo colegio en Bogotá.

Iván Posada P.

La capital colombiana y sus veinte localidades cuentan este año con un presupuesto de 17,2 billones de pesos de los cuales 7,8 billones se recaudan vía impuestos, tasas, contribuciones, y los 9,4 restantes se financian con las trasferencias de la Nación y recursos de capital. De estos 17,2 billones, 11,4 se destinan a la administración central del Distrito Capital y 5,8 billones a establecimientos públicos. Teniendo en cuenta que el presupuesto nacional aprobado es de 216,2 billones de pesos, el de la capital representa cerca del 8 por ciento.

Por grandes rubros, para funcionamiento (salarios, gastos administrativos, etc.) se destinan 2,2 billones (13 por ciento); endeudamiento, capital e intereses 795.620 millones (4 por ciento) y en inversión, o sea, lo destinado a cada secretaria, 14 billones 230.000 millones (el 83 por ciento).

Fuente: Secretaria de Hacienda.
Fuente: Secretaria de Hacienda.

Sectores

La educación con 3,5 billones es el sector con mayor inversión y la partida principal está destinada a infraestructura, la terminación de 52 colegios, fortalecer el preescolar de tres grados (prejardín, jardín y transición); cobertura escolar y jornada educativa de 40 horas. Están pendientes las plantas físicas para implementar esta jornada. En cuanto a los maestros del Distrito, se tiene calculado que cerca de cinco mil estén graduados o matriculados en maestrías en universidades acreditadas.

Le sigue el sector salud con 2,1 billones del presupuesto del cual cabe destacar el proyecto de restauración del complejo hospitalario San Juan de Dios que cuesta $300 mil millones. Este complejo le brindó atención médica a amplios sectores populares y de escasos recursos y por el otro, fue un importante centro de investigación científica. De ahí la importancia de plasmar este proyecto. Le siguen en su orden las secretarías de Movilidad e Integración Social.

Fuente: Secretaria de Hacienda.
Fuente: Secretaria de Hacienda.

En movilidad aún está pendiente la licitación para el primer tramo del metro, proyecto largamente aplazado y una prioridad para el caótico tránsito de la ciudad; se tiene previsto la construcción del metro cable en los cerros sur y nororientales; varias obras como la troncal de Trasmilenio por la Avenida Boyacá, la avenida Alsacia (Kennedy) y Tintal (Ciudad Bolivar) quedaron aplazadas para el 2016.

Del anterior cuadro queda claro que desde el punto de vista presupuestal se hizo el ejercicio de priorizar lo social: educación, salud e integración social. Como resultado de lo anterior se logró disminuir la pobreza en Bogotá y sectores vulnerables como mujeres cabeza de hogar, recicladores, adultos mayores entre otros, han mejorado su calidad de vida. Igualmente Bogotá está atendiendo cerca de 600.000 personas en condición de desplazamiento distribuidas en varias localidades, proceso que demanda importantes recursos del presupuesto capitalino.

En el anterior contexto se mueve la campaña por la alcaldía de la capital. Enrique Peñalosa, Rafael Pardo y Pacho Santos publicitan sus candidaturas sobre las críticas al actual alcalde por las fallas que por supuesto las hay y le apuestan a una alcaldía que privilegia los intereses privados, el uso especulativo del suelo, proyectos de vivienda costosos, etc. Por otro lado, El Polo Democrático y la Unión Patriótica proponen una ciudad democrática e incluyente, cuyo eje central es lo social, una ciudad para los hombres y mujeres, los adultos y la niñez, una ciudad para todos y todas.