Balance positivo de las mesas por la paz realizadas en Europa

0
428

“Creemos que es una buena oportunidad, un momento coyuntural muy especial. 50 años de conflicto no dan espera, la vía para solucionarlos es el diálogo y la conversación…”

“Los acuerdos por sí solos no sirven, deben estar acompañados de un proceso que garantice la paz con justicia social y no ser meramente el acallamiento de armas, tiene que incluir posibilidades de acceso a la tierra para los campesinos, indígenas, afros, trabajadores del campo y comunidades rurales; debe garantizar también el derecho a la educación, la salud, la vivienda, y el derecho a alimentarse, y garantizar además una reparación integral a las víctimas del conflicto”, dijo el representante a la Cámara Hernando Hernández Tapasco en su alocución en la ciudad de Bruselas.

Después de una semana de gira por las ciudades de Londres, Bruselas, París y Barcelona, el congresista indígena hizo un balance de esta visita y recogió algunas de las iniciativas de los participantes, quienes resaltaron la importancia de sostener la mesa de diálogos por la solución al conflicto durante el tiempo que sea necesario para de dar fin a la guerra que ha padecido el pueblo colombiano durante mas de 50 años e ir por la senda de la reconciliación.

Habló sobre el papel fundamental que juegan la sociedad civil y los movimientos sociales, y la necesidad de participar y tener asiento en la mesa de diálogo; instó a su vez a los asistentes a vincularse activamente en este proceso, a respaldar y a abrir espacios de acompañamiento para las negociaciones. Indicó también que “la Unión Europea puede apoyar el proceso de diálogo a favor de la paz y la justicia social en Colombia al facilitar las reuniones de ciudadanos colombianos”.

Por su parte, los asistentes, entre los que se cuentan exiliados políticos, asilados, estudiantes, empresarios, comunicadores y cultores, entre otros, hablaron acerca los cinco temas planteados en la agenda que actualmente se discute en La Habana, debatieron sobre la distribución democrática de la tierra y la necesidad de invertir en infraestructura para avanzar en el desarrollo social que debe darse en el campo.

Otra de las propuestas tiene que ver con la necesidad de hacer un proceso de reparación integral para las víctimas y de ofrecer garantías para su retorno al país, propusieron además la creación de un impuesto para la paz que sería cobrado a las grandes empresas nacionales e internacionales que trabajan en Colombia y hacer una reducción del porcentaje asignado al gasto militar que para ambos casos sería usado en función de la paz de Colombia. Hicieron propuestas pedagógicas, educativas y comunicativas para la paz que permitan generar espacios para no olvidar lo ocurrido a causa del conflicto por medio de la creación de museos y casas de la memoria.

Esta actividad fue convocada y financiada por asociaciones de colombianos, ONG entre las que se cuentan Conciliation Resources, Oidhaco, ABColombia, Justice for Colombia, ReD, la Taula Catalana por la Paz y los Derechos Humanos en Colombia, la Escuela de Cultura de Paz, el Instituto Catalán Internacional para la Paz, la Fundación Berghof y Kolko, entre otras, y contó con el respaldo de embajadas y entidades que vienen cooperando con Colombia y haciendo trabajo solidario para la búsqueda de una salida al conflicto que además han propiciado espacios a nivel internacional para que las voces de emigrantes y exiliados colombianos tengan asidero en las mesas de negociación.

Oficina de Prensa
Hernando Hernández Tapasco
Representante a la Cámara