viernes, abril 19, 2024
InicioEdición impresaAbrir el debate

Abrir el debate

Editorial del Semanario VOZ

Las FARC-EP propusieron el pasado martes 11 de junio, en el preámbulo ante los medios de comunicación del comienzo de la décima ronda de la Mesa de Diálogos de La Habana, que tratará sobre el segundo punto de la agenda contenida en el “Acuerdo General por la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera”, la suspensión por un año de las elecciones, en la idea de convocar una asamblea nacional constituyente que establezca el estado social de derecho y ratifique los acuerdos a que se llegue en el proceso de paz.

farc llamamiento paz

“Un acto constituyente permite aplazar las elecciones. Proponemos un año de aplazamiento sin reelección presidencial. Como temas adicionales de la Constituyente se incluiría, además de lo que se acuerde en La Habana, para ser debatidos a fondo y democráticamente en dicho escenario, aquellos que garanticen la seguridad jurídica para todos los que han sido combatientes, la segunda instancia para los congresistas; la eliminación de inhabilidades por única vez para senadores y representantes que aspiraren a ser candidatos a alcaldías, gobernaciones y Presidencia de la República; la reforma a la justicia, incluyendo la tesis de señor Fiscal de desvincular el Ministerio Público de la jurisdicción penal; el reordenamiento territorial de la Nación que, por ejemplo, permita la creación con claridad y eficacia de las regiones; la inclusión de los territorios de paz y otras entidades territoriales; el reordenamiento de la descentralización administrativa y fiscal; derechos de la oposición como el de réplica y otros; la inclusión del mandato que haga obligatorio el desarrollo de normas constitucionales; y normas transitorias que conviertan en realidad las diversas políticas de postconflicto, la creación de una auténtica Comisión de la Verdad de la Historia, y los mecanismos que den cabida a una plena identificación de las víctimas del conflicto y su consecuente reparación”, dice la propuesta de las FARC-EP, leída en detallado documento por el vocero de la delegación de paz, Iván Márquez.

De inmediato respondió el doctor Humberto de la Calle Lombana, haciendo gala de la práctica del “noísmo”, que no lo aceptan. Sin el menor debate. Sin ninguna reflexión, sin ningún argumento distinto al de siempre: “Eso no está en la agenda y no es tema de la mesa”, como si lo concerniente a la refrendación no hiciera parte del sexto punto de la agenda mencionada.

Es una propuesta que debe debatirse, como lo proponen las FARC, con la participación de todos los partidos y movimientos políticos, con personería o sin ella. Es un tema que tiene que ver con la participación política. No se puede aceptar o rechazar sin la reflexión de fondo, sin las consideraciones de la conveniencia o inconveniencia que pueda tener. Hay que ser conscientes de que es polémica y por ello implica debatirla, con la participación ciudadana. Tanto del país político como del país nacional.

Lo cierto es que el Gobierno Nacional y los partidos del Establecimiento, con la imposición de los tiempos fatales que amenazan el ritmo y la estabilidad de la mesa, alegan la realización de las elecciones en el 2014. De alguna manera convierten la paz en rehén de la reelección y de las elecciones del Congreso de la República. La paz es un bien supremo, un derecho constitucional y en función de ella vale la pena buscar caminos para lograrla, buscando atajos a los obstáculos que aparecen en su camino.

El proceso está en un momento difícil. Las FARC lo han caracterizado de un limbo, después de los desaciertos recientes del presidente Juan Manuel Santos que generan desconfianza y contradicciones con Venezuela, país comprometido en su calidad de acompañante en la paz de Colombia. De alguna manera hay que hacer un ejercicio para recobrar la confianza, de oxigenar la mesa de diálogo. En este sentido es útil la propuesta. No hay que rechazarla sin debate, sin enfrentar la polémica. Es una iniciativa audaz, perfectamente posible, si es útil al logro de la paz estable y duradera.

Artículo anterior
Artículo siguiente
RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments