lunes, abril 15, 2024
InicioRetroVOZArtículos históricos171 años del natalicio de José Martí

171 años del natalicio de José Martí

En esta fecha es necesario destacar el significado de la lucha del humanista cubano y su pensamiento político filosófico

José del Río

José Julián Martí Pérez nació en La Habana en 1853, un 29 de enero. Tempranamente, a la edad de 12 años, sus profesores identificaron en Martí su inteligencia, disciplina y su afición a la lectura. Cuando a penas tenía 15 años, estalló la Guerra de los Diez Años, 1868-1878. Su lucha por la independencia de Cuba la inició creando el periódico El Diablo Cojuelo y la revista La Patria Libre, en donde publicó el poema Abdala.

A los 17 años, Martí fue condenado a seis años de cárcel por su actividad en las organizaciones independentistas. A la usanza de la época, tuvo que realizar trabajos forzados en la cárcel, los cuales le produjeron deterioro en su salud por lo cual tuvieron que liberarlo.

Su primera deportación

Fue deportado a España. Allí publicó su primera obra, de gran calidad literaria, la pieza de teatro La Adultera. En la Universidad de Zaragoza obtuvo su título en derecho, filosofía y literatura. Guiado por su espíritu revolucionario y su decisión de dedicar su vida a las lides por la independencia de Cuba, escribió La República Española ante la Revolución Cubana, texto en el cual exigía a España que aceptara como errónea las políticas restrictivas de libertad y ausencia de democracia en la forma de gobernar a la isla del Caribe.

En las múltiples biografías escritas sobre José Martí se abunda sobre algunas ideas señeras del pensador, héroe y humanista cubano. La búsqueda de la libertad, la justicia social, su humanismo, el patriotismo y el noble sentido de la amistad.

Con acierto, el ensayista cubano, Alejandro Sánchez, destaca: “Cuando leemos sus artículos y sus versos encontramos una sensibilidad y una vocación que si la asumimos plenamente se expresa en conductas, en actitudes de vida. El humanismo de José Martí no podía ser una abstracción por su condición de revolucionario, tenía que ser un humanismo práctico, realmente comprometido con el bienestar de los seres humanos, con la quiebra de todas las opresiones que pesan sobre ellos”1.

En realidad, hay un hilo ideológico y político que unen a Bolívar y a Martí. Pero la amplitud de mira de José Martí y su cualidad de justipreciar los aportes de otros héroes latinoamericanos, lo orientan a identificar a otros revolucionarios de América Latina que deberían ser destacado por todos los analistas de la historia latinoamericana; especialmente, todos aquellos episodios que afrontaron estos pueblos para inicialmente conquistar la independencia del colonialismo español y portugués.

Por esa razón, en su ensayo Los Tres Héroes, Martí hace una crítica severa, radical de todos aquellos gobernantes extranjerizantes, que creen que para gobernar bien estos países hay que acudir a la supuesta sapiencia política y económica del extranjero, en efecto afirma:

“Para gobernar bien; y el buen gobernante en América no es el que sabe cómo gobierna el alemán, o el francés, si no el que sabe con qué elementos está hecho su país y cómo puede ir guiándolos en juntos para llegar por métodos e instituciones nacidas del país mismo, aquel estado apetecible donde cada hombre se conoce y ejerce, y disfrutan todos la naturaleza puso para todo en el pueblo que fecundan con su trabajo y defienden con sus vidas. El gobierno ha de nacer del país. El espíritu del gobierno ha de ser el del país”.

Y concluye: “El gobierno ha de nacer del país. El espíritu del gobierno ha de ser el del país. La forma de gobierno ha de avenirse a la Constitución propia del país. El gobierno no es más que el equilibrio de los elementos naturales del país”. Como se ve una lección de pulcro nacionalismo y de rechazo a todos aquellos de talante extranjerizante.

Con gran sapiencia el autor de Nuestra América escribía: “Conocer el país, y gobernarlo conforme al conocimiento es el único modo de librarlo de tiranías…La historia de América, de los Incas acá, ha de enseñarse al dedillo aunque no se enseñe la de los arcontes de Grecia. Nuestra Grecia es preferible a la Grecia que no es nuestra. Nos es más necesaria. Los políticos nacionales han de reemplazar a los políticos exóticos. Injértese en nuestras repúblicas el mundo; pero el tronco ha de ser el de nuestras repúblicas y calle el pedante vencido; que no hay patria en que pueda tener el hombre más orgullo que nuestras dolorosas repúblicas americanas”.

“Te lo prometió Martí y te lo cumplió Fidel”

Todas estas reflexiones concluyentes de José Martí se concretaron en realidad con Fidel Castro y el Che Guevara cuando para arrojar del poder al dictador Batista utilizaron sabiamente la naturaleza, el campo, la montaña para convertirla en campo de batalla y erradicar la dictadura y la guerra de la Isla de la Libertad. Los anhelos de libertad, los sacrificios heroicos de Máximo Gómez y los guerrilleros hicieron realidad la promesa que con su lucha y muerte heroica le había hecho José Martí al pueblo cubano.

Esto lo convirtió en sabia frase y síntesis de la heroica lucha del pueblo caribeño expresado en “Te lo prometió Martí y te lo cumplió Fidel”. En este caso, Fidel simboliza todos los sacrificios de los héroes y el pueblo cubano, luchando por la libertad de su patria desde los años sesenta del siglo XIX.

Martí valora así a los principales héroes de América Latina: “En el mundo ha de haber cierta cantidad de decoro, como ha de haber cierta cantidad de luz. Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en si el decoro de muchos hombres. Esos son los que se rebelan con fuerza terrible contra los que les roban a los pueblos su libertad, que es robarle a los hombres su decoro. En esos hombres van miles de hombres, va un pueblo entero, va la dignidad humana. Esos hombres son sagrados, estos tres hombres son sagrados: Bolívar, de Venezuela; San Martín, del Río de la Plata; Hidalgo, de México”.

Martí hoy figura al lado de Bolívar, de San Martín e Hidalgo porque como aquellos no solo les dio sentido a nuestras luchas, sino que, además, con su sacrificio ejemplar, demostró la autenticidad de su pensamiento y de su quehacer revolucionario. Por eso, el día de su natalicio lo celebran todos los pueblos, la academia y los intelectuales progresistas del mundo.

1  José Martí el anticolonialismo y el orgullo de ser cubano. Alejandro Sánchez Fernández. Cuba Debate 25 de enero 2023

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments