Tolima y Caquetá se movilizan: El agua por encima de todo

0
287
En Ibagué se reunieron miles de marchantes por la vida, con diversas consignas. Laura Rios - Salmón Urbano.

Mesa Departamental por la Defensa del Agua y el Territorio en Caquetá, para objetar cada uno de los proyectos de explotación que allí tienen licencia. En Ibagué se realizó la Octava Caravana por la Vida en medio de la propuesta en debate sobre la consulta popular contra la minería.

Hernán Camacho

El país se moviliza contra la minería. En dos departamentos, multitudes se tomaron la calle el pasado 4 de junio con la consigna “el agua sí la minería no”. Caquetá fue el escenario para la primera movilización departamental contra la explotación petrolera, mientras en el Tolima se realizó la Octava Caravana por la Vida, a la que asistieron unas 120 mil personas reclamando que se detenga la explotación en la mina La Colosa y se respeten las decisiones autónomas de los territorios, rechazando la extracción minero energética.

En 15 municipios, estudiantes, comerciantes, organizaciones sociales, trabajadores, sindicatos y campesinos caqueteños atendieron una convocatoria de la Mesa Departamental por la Defensa del Agua y el Territorio, para objetar cada uno de los proyectos de explotación que allí tienen licencia.

En Puerto Rico, El Doncello, El Paujil y La Montañita exigieron la salida del proyecto Sísmica a cargo de Ecopetrol. Y en el sur, en los municipios de Valparaíso, Belén de los Andaquíes, Morelia y San José del Fragua pidieron que cerrara operaciones la empresa Emerald Energy. Esa misma empresa ya tiene una licencia para explotación en San Vicente del Caguán y se encuentra en las primeras fases para la extracción de crudo.

Lo grave es que se anuncia por parte del Ministerio de Minas y de la Autoridad Nacional del Licencias Ambientales, ANLA, que hay en el departamento 43 bloques petroleros para explotar que abarcan 16 municipios de Caquetá, poniendo en peligro la región Amazónica y en riesgo la riqueza hídrica del sur del país.

Por su parte, en el departamento del Tolima se realizó la Octava Caravana por la Vida en medio de la propuesta en debate sobre la consulta popular en la capital del departamento. En Ibagué, el alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo, espera con 250 mil votos a favor la ratificación de no entregar la capital tolimense a los proyectos de extracción.

“Esta marcha es el fiel reflejo de lo que quieren los ciudadanos, quienes impulsan la locomotora minera, tienen que ver que se equivocaron, porque aquí hay un pueblo que le dice a Colombia que a través de mecanismos como la consulta popular, podrán decidir sobre su territorio”, puntualizó el burgomaestre, quien argumentó: “esta marcha es la cuota inicial de la consulta”, en Ibagué.

A la capital tolimense llegaron delegaciones de habitantes de Anaime, Payandé, Murillo y Cajamarca quienes con pancartas, orquestas y manifestaciones culturales hicieron de la manifestación toda una muestra folclórica alentando la vida y exigiendo el agua. “Hoy todos ustedes inician la campaña para asegurar más de 250 mil votos que ratifiquen esta manifestación, aquí inicia la nueva Colombia y la paz, porque ésta se consigue sobre la base de que los pueblos puedan decidir”, añadió Guillermo Jaramillo, en el estadio de la ciudad, Manuel Murillo Toro a donde arribó la marcha.