Más de 100 corteros despedidos

0
Las condiciones laborales de miles de corteros son indignas y muchos son tercerizados.

Ciento diez corteros de caña fueron despedidos en represalia por su afiliación al sindicato de industria Sintrainagro, en los ingenios La Cabaña y María Luisa; el primero ubicado en inmediaciones de Puerto Tejada (departamento del Cauca) y el segundo en Candelaria (Valle).

Los directivos de estos dos ingenios se negaron a reconocer las subdirectivas que Sintrainagro conformó en ambos a finales de noviembre, con el argumento de que no tienen contrato directo. En el caso de La Cabaña se afiliaron al sindicato más de 600 trabajadores, de los 1.200 que laboran allí; y en el ingenio María Luisa, donde laboran sólo 180 corteros, 24 se afiliaron.

Ambos ingenios se niegan a negociar el pliego de peticiones que Sintrainagro les presentó el 20 de diciembre. Pero la copa se rebosó cuando La Cabaña se negó a renovar el contrato de 86 de los trabajadores -todos afiliados al sindicato-, entre ellos toda su junta directiva. Al resto de los trabajadores lo obligaron a firmar un documento en el cual renuncian al sindicato como condición para renovarles el contrato.

Igual situación se dio en el ingenio María Luisa, donde despidieron 24 trabajadores, entre ellos toda la junta directiva del sindicato. Por tal motivo, la organización sindical entabló querellas contra las directivas de ambos ingenios por persecución sindical y por su negativa a negociar el pliego de peticiones presentado.

El miércoles 16 de enero, Sintrainagro realizó un plantón frente a las instalaciones de Asocaña en Cali, en la cual participaron más de 700 personas. Se hizo para exigirle a esa organización, que agrupa a los empresarios azucareros, definir su posición frente a los atropellos, presione para que reintegren a los despedidos, reconozcan la representación sindical y se sienten con los trabajadores a negociar los pliegos.

De no darse una solución en el corto plazo, los trabajadores promoverán un paro de corteros en ambos ingenios. Y no descartan la eventualidad de un paro general, que involucre a los demás ingenios donde Sintrainagro tiene corteros afiliados.

Las condiciones laborales de miles de corteros son indignas y muchos son tercerizados.
Las condiciones laborales de miles de corteros son indignas y muchos son tercerizados.