Lo sublime

0

Lo sublime es lo inexplicable: ¿Maestría? ¿Un momento de inspiración? ¿ Suerte?… ¿Qué es?

Gol-de-James-Rodriguez

Armando Orozco Tovar

Si alguien quiere saber que es la poesía en fútbol, debe recordar el gol de ayer: De la cabeza de un jugador, al pecho de otro que la baja en cámara lenta y sin dejarla tocar tierra, a velocidad de un misil, chutea el bólido sin reticencias al arco enemigo.

Esto me recordó la vez de la respuesta, que el asesinado por el fascismo Presidente Allende, dio en rueda de prensa a la pregunta de entrevista Proust: “¿Qué es lo sublime? Y el médico investido en mandatario, respondió con la precisión, velocidad y agilidad mental, como lo hizo el joven de ayer en el partido: “¡El gol!” De eso se trata en el arte y en la vida.

En pintura, poema, escultura, cine, música, teatro, arquitectura, fotografía. En la plástica está la Gioconda, como un lugar común… ¡Y pare de contar! Y la foto del Che, el guerrillero heroico tomada por el fotógrafo Korda. En la historia del arte hay ejemplos pero pocos sublimes. Los cuales usted seguro enumerará. Lo mismo encontrará los poemas contenedores de ese hálito rayado en lo divino… Porque lo bello, se sabe que es. Lo mismo que lo trágico, cómico, humorístico, dramático… Pero esta “Parálisis del viento,” sólo se logra pocas veces.

¿Y cuál sería “el gol” de la novela colombiana de los últimos tiempos? “El coronel no tiene quien le escriba”. Escrita cuando su autor tenía hambre de goles literarios”. Luego vendrían otras obras del mismo pero no con la sublimidad del “tanto” de ayer en el Maracaná.

Chuteadas hay bastantes tanto en el arte como en el deporte… ¡Pero no sublimes! Haga usted su propia lista. También en la vida de los pueblos existen instantes en que se mete el gol supremo: En el 62 del siglo anterior para decirle al imperio del peligro atómico inminente sobre Cuba y el mundo, habló Fidel diciendo frente a las cámaras: “Primero se hundirá la isla en el mar antes que consintamos ser esclavos de alguien…”

En el cine hay también tipos. Uno por citar a vuelapluma, está: “Casablanca”, y “Memorias del subdesarrollo”… Y claro muchas, y que ni se diga las de Chaplin. ¿Pero para usted en cuáles cree contener la magia parecida a la del muchacho colombiano: amable, risueño y humilde, ayer frente a la gloria?

Lo sublime es lo inexplicable: ¿Maestría? ¿Un momento de inspiración? ¿ Suerte?… ¿Qué es? Aquello, que no narra con palabras como lo hacen los locutores en los estadios, expresando sólo con las emociones lo sublim … En la emoción irracional de las multitudes en las calles, igual está lo que todos quisieran explicar pero no pueden…

A veces lo sublime también trae “gotas amargas”… Ojalá los dioses, que esta vez con ese tremendo golazo, premiaron al héroe con tanto apolíneo erotismo, lo deje perenne en su gloria pasajera.

Alegría de Pío/ 29/VI/2014/1:20 A.M