Hechos & comentarios

0
Edificio de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia

Hecho: Entre 2008 y 2012, los fondos parafiscales agropecuarios manejaron 1,5 billones de pesos.

Comentario: Los recursos parafiscales para el fomento agropecuario son fondos sin personería jurídica administrados por los gremios agropecuarios que deben destinarse a actividades de investigación, comercialización, infraestructura y promoción del consumo. Se nutren de las contribuciones que hacen los productores de cada subsector agropecuario y no hacen parte del Presupuesto General de la Nación. Un estudio reciente de la Contraloría General de la República encontró múltiples deficiencias en su manejo, debido a la debilidad del Ministerio de Agricultura para ejercer el control correspondiente.

La existencia de tales fondos obedece al deseo de que fueran los propios gremios agropecuarios los que realizaran actividades de fomento que, antes, eran realizadas por entidades públicas. La desaparición del Instituto de Mercadeo Agropecuario (Idema) y del Instituto Nacional de Pesca y Acuicultura (INPA), el cambio de funciones y la división del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) y otras acciones privatizadoras se llevaron a cabo con el argumento de que eran los propios gremios de capitalistas agropecuarios los que conocían mejor sus necesidades.

El estudio de la Contraloría revela que esto no se dio pero sí se le hizo un gran daño a la institucionalidad pública agropecuaria. El Fondo Nacional del Café es el más antiguo y manejó en el período de estudio más de medio billón de pesos. Le sigue el Fondo Nacional del Ganado, manejado por la nefasta Fedegán, que administró unos 92 mil millones de pesos, muchas veces en actividades non sanctas como ha sido denunciado recientemente.

Fuente: Contraloría General de la República

Edificio de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia
Edificio de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia

§§§§§§§§§§§§§§§§§§§

Hecho internacional: Hacia 2050, la demanda de agua crecerá en 55% respecto al registro del año 2000.

Comentario: Las crisis capitalistas destruyen las fuerzas productivas, en particular la fuerza de trabajo, mediante el desempleo, y tienen un impacto negativo cada vez mayor sobre el medio ambiente. De acuerdo con la OCDE, este incremento en la demanda de agua tendrá que ver, principalmente, con el aumento de la demanda de la industria (400%), la generación de energía eléctrica (140%) y por el consumo doméstico (130%).

La disputa por el agua hará peligrar los ecosistemas y generará un riesgo adicional para el ecosistema. Como consecuencia de estos fenómenos proyectados, la OCDE calcula que, de no ejecutarse desde ya ninguna política que modifique los patrones de uso del agua, para el 2050, 1.400 millones de personas no tendrán acceso a servicios sanitarios básicos.

Fuente: OECD. «Envi­ron­men­tal Outlook to 2050. The Consequences of Inaction»