Hechos & comentarios

0
107

¿Qué es la derecha neoliberal?

1. Los uribistas, congregados en la Unión de Centro Democrático (UCD) y tiene su sustento de clase en el poder latifundista, el sector ganadero, los poderes regionales mafiosos y los sectores reaccionarios de los agro negocios. 2. Los santistas, agrupan al Partido de la U, a Cambio Radical, al Partido Liberal Colombiano, a algunos conservadores y a otros que compiten por las prebendas burocráticas y presupuestales. Ellos pretenden representar las aspiraciones actuales de las clases dominantes y ratificarse como los mejores representantes del interés capitalista general, tanto a nivel interno como de los intereses transnacionales. 3. Los conservadores, son voceros del latifundismo tradicional y del vínculo entre iglesia y Estado, defienden la existencia de un orden natural inviolable, y dentro de él, la propiedad privada como derecho natural que debe ser garantizado por una autoridad fuerte.

medium_3984595995

&&&&&&

Comentario: El Manual no descuida el papel de la prensa y los medios de comunicación masivos en los esfuerzos contrainsurgentes, entre ellos, por supuesto, el Servicio de Información de Estados Unidos (USIA), al cual se le asigna la tarea de influir en la opinión pública de otras naciones a favor de los objetivos señalados de la política exterior de su gobierno, publicitando sus acciones, haciendo contra propaganda a las opiniones hostiles a Estados Unidos, coordinando las operaciones sicológicas abiertas bajo la guía del Departamento de Estado. Estudiando la contrainsurgencia de Estados Unidos: Manuales, mentalidades y uso de la antropología, Ocean Sur, Venezuela 2013, página 37.

Hecho: Para poder desplegar semejante poder, el presupuesto general de esta nación está comprometido en esas aventuras: lo que genera un fuerte déficit fiscal, tal como sucedió con el reciente déficit, que el gobierno tuvo que solicitar a los órganos de control, mayor capacidad de endeudamiento y mayores emisiones.

&&&&&&

“Las reglas de la política establecen que, cualquiera que sea el conflicto, las partes al menos se escuchan y algún nivel de intercambio se establece. En lo personal, nunca había visto un gobierno tan autista ante un movimiento que alcanzó dimensión mundial”. Vallejo, Camila: Podemos cambiar el mundo, Ocean Sur, México 2012, página 7.