Gladys Siabatto Fernández

0
256
José Luis Díaz-Granados y su compañera Gladys, con Fidel
José Luis Díaz-Granados y su compañera Gladys, con Fidel
José Luis Díaz-Granados y su compañera Gladys, con Fidel

El sábado 25 de octubre, luego de una llamada telefónica de Consuelito Rodríguez dándome a conocer el fallecimiento de Gladys Siabatto Fernández, recibí un correo electrónico de mi querido amigo José Luis Díaz-Granados. Con desespero y dolor, de forma escueta me escribió: “Se me fue mi esposa y compañera entrañable, en la tarde de ayer”. Agregando un hermoso texto del poeta Álvaro Castillo Granada.

Pensé en José Luis y en su familia, siempre generosos con la amistad inquebrantable que nos une. Sentí tristeza, estaba fuera de la ciudad y no era posible acompañar a José Luis, ni darle el abrazo fraterno en un trance tan difícil. Lo consigné en un mensaje electrónico, fríos por lo regular porque van por el ciberespacio sin la ternura del afecto y del contacto físico, pero igual acortan las distancias en momentos como este.

El funeral de Gladys fue el domingo 26 de octubre, en la tarde, en medio del dolor de sus familiares y amigos y seguramente del llanto de José Luis, cuyos sentimientos son tan grandes como su poesía.

Va para el poeta, el amigo, el hermano, el camarada, nuestro mensaje solidario y el abrazo fraternal. Aquí en VOZ lo apreciamos mucho. Sus colaboraciones, impecables y profundas, enaltecen nuestro semanario.

Se fue Gladys pero queda su recuerdo afectuoso y alegre. Nuestro saludo para José Luis y familia.

Carlos A. Lozano Guillén